Javier Milei: “Los trenes deberían ser privados, cuando teníamos el mejor sistema ferroviario del mundo eran ingleses”

El candidato a libertario habló de su proyecto presidencial y aseguró que “la dolarización es la única forma de evitar una hiperinflación”. Además se refirió a su relación con los sindicatos: “No creo que vayan a ser un problema, el único es Pablo Moyano, pero se va a alinear”

Guardar

Nuevo

Javier Milei: "Cuando teniamos el mejor sistema ferroviario del mundo, era ingles".

La campaña electoral llega a su fin y los candidatos a la presidencia aprovechan las últimas horas antes de la veda para volver a difundir sus propuestas de gobierno.

En el caso de Javier Milei, el cierre de campaña será esta tarde en el estadio Movistar Arena, pero antes el candidato libertario pasó por los estudios del canal América y dejó varios títulos vinculados a su idea de país.

En las últimas horas, los subsidios al transporte se convirtieron en tema de debate y el líder de La Libertad Avanza fue concreto con su propuesta y puso un ejemplo que causará revuelo: “No podemos seguir con estos niveles de déficit. El Estado debería correrse del medio porque el sector privado lo hace mucho mejor. Los trenes deberían ser privados, cuando teníamos el mejor sistema ferroviario del mundo eran ingleses”.

Instantes después Milei apuntó contra el oficialismo: “En el kirchnerismo nada es bueno porque son unos corruptos. Ningún modelo regulatorio soporta el populismo. ‘No hay tal cosa como un almuerzo gratis’, decía Milton Friedman. Creer que vos podés tener un servicio y no lo vas a pagar es bastante ingenuo... lo vas a pagar de alguna manera, ya sea con emisión e inflación, con otros impuestos o con el deterioro de la calidad del servicio. Lo que hay que buscar es la forma de que se minimice el impacto negativo sobre la gente”.

Miles de personas acompañaron al candidato presidencial en su última recorrida por la provincia de Buenos Aires antes de las elecciones

Luego fue el turno de analizar la inflación. Y allí el candidato a presidente más votado en las PASO también fue concluyente: “El único mecanismo para evitar la hiperinflación es la dolarización, el nombre vulgar de lo que nosotros llamamos competencia de monedas”.

En el mismo sentido, Milei consideró que “Argentina cada día está peor” y argumentó que el reflejo más claro se da en términos de inflación: “En los últimos 12 meses está en torno al 130%, pero si tomo los últimos dos datos y los anualizo, venimos arriba de 300%; si miro alimentos estamos por encima de 400%, y si miro mayorista es arriba de 600%”.

El impacto del “Rodrigazo” en la historia argentina suele ser un recuerdo recurrente en tiempos de crisis económica. Y para el candidato libertario hay datos de la actualidad que son preocupantes: “En 1975 se multiplicó por 6 la tasa de inflación. Y hoy el problema más grave es el social porque en ese momento estabas en 4-5 puntos de pobres y saltaste a 25 puntos; cómo hago para multiplicar por 5 o 6 un 40% de pobres que hay ahora. Es profundamente complicado”.

Los sindicatos y los empresarios

En el tramo final de la entrevista, el actual diputado nacional lanzó una crítica a un sector de los hombres de negocios: “Los empresarios no son naturalmente liberales, al empresariado le gusta más la protección, le gusta mucho más el modelo fascista, que te controla los precios pero a cambio te pisa los salarios te prohíbe la importación…”.

Después se refirió a su vínculo con los gremios y la conflictividad social que se puede desatar si toma algunas de las medidas que promete para reducir el déficit; entre ellas, la reducción de la cantidad de empleados estatales.

Yo no creo que el sindicalismo vaya a ser un problema. El modelo de negocios del gremialismo está en jaque, así que si no cambian van a perder todo a manos de la izquierda y eso va a ser un problema para los sindicalistas, para los empresarios y para la gente”, auguró Milei. “Nosotros proponemos ir hacia un sistema de seguro de desempleo como el de la UOCRA , pero con mayor profundidad financiera”, indicó.

Para fundamentar su optimismo, apuntó: “Cuando todos tomen la reforma y pases de un mercado de 6 millones de trabajadores a otro de 14 millones, la ideología la van a empezar a dejar de lado. El único que se opone es Pablo Moyano, pero no le va a quedar otra que alinearse porque les va a ir mejor a su trabajadores y a él”.

A modo de cierre, anticipó qué hará si el Congreso no le permite avanzar con las reformas que propone: “Todo lo que no me aprueben lo voy a sobreexagerar en el ajuste fiscal, porque la madre de todos los males está en el déficit fiscal, está en el Estado”.

Guardar

Nuevo