El Presidente intervino el PJ de Jujuy: Aníbal Fernández y Gustavo Menéndez serán sus responsables

“Nos preocupa la violencia institucional”, dijo Alberto Fernández durante un acto en el CCK

Guardar

Nuevo

Alberto Fernández compartió el acto con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en el Centro Cultural Kirchner este viernes al mediodía
Alberto Fernández compartió el acto con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en el Centro Cultural Kirchner este viernes al mediodía

Acompañado por uno de los ministros más cercanos del Gabinete, el titular de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el presidente Alberto Fernández presentó en el Centro Cultural Kirchner, 100 obras de su gestión en las 23 provincias argentinas en forma simultánea enmarcadas en el Plan Argentina Hace. Llegó un rato más tarde de lo previsto por una audiencia privada en la Casa Rosada y cuando se retiraba habló de la situación en Jujuy. Minutos antes había dispuesto la intervención del Partido Justicialista provincial.

“Acabo de intervenir el PJ de Jujuy, estamos siguiendo muy de cerca la situación”, expresó el Presidente al salir de la Cúpula del centro cultural, en el noveno piso. ¿Le preocupa la represión en Jujuy?, le preguntaron. “Me preocupa la violencia institucional, nunca la hemos aceptado en nuestra gestión, y nos preocupa que en algunos lugares de la Patria que algunos gobiernos provinciales hagan este tipo de cosas”.

El jefe de Estado, presidente y titular del Consejo nacional del Partido Justicialista, había tomado esa determinación y designado al ministro de Seguridad Aníbal Fernández y a Gustavo Menéndez, intendente en uso de licencia de la localidad bonaerense de Merlo, como sus responsables. Lo hizo “para ponerlo en la misma línea del peronismo en todo el país de una clara oposición al gobierno y las políticas represivas de Gerardo Morales”, según lo que comunicó la portavoz presidencial Gabriela Cerruti.

El gobernador Gerardo Morales y el presidente Alberto Fernández tuvieron una relación cercana durante la pandemia de Covid 19 pero ahora están muy distanciados.
El gobernador Gerardo Morales y el presidente Alberto Fernández tuvieron una relación cercana durante la pandemia de Covid 19 pero ahora están muy distanciados.

En el texto que se difundió también se consigna que la intervención será por 360 días y entre los motivos especificó que lo hizo porque “un grupo de legisladores del Partido Justicialista del Distrito Jujuy, amparados por las autoridades del Partido Distrital, votaron favorablemente a la introducción de modificaciones en la Constitución Provincial avasallando y restringiendo derechos fundamentales consagrados por nuestra Carta Magna, como el derecho a huelga o protestar”.

Y agrega que “no quedan dudas que las autoridades del Partido Justicialista Distrito Jujuy comulgan con un pensamiento totalmente ajeno a los principios y doctrina que fundan el pensamiento justicialista y contradicen el espíritu y la letra de nuestra Constitución Nacional”.

El peronismo le aportó al gobernador Morales 11 votos cuando se votó la reforma de la Constitución provincial que después originó protestas y manifestaciones violentas en distintas ciudades de Jujuy. Actualmente Rubén Rivarola, que fue el último candidato a gobernador del PJ y que ahora se anotó como precandidato a senador nacional, estaba a cargo del partido. La Junta Electoral de Unión por la Patria, el nuevo sello con el que se presentará el Frente de Todos en las próximas elecciones para estas PASO solamente le otorgó la posibilidad de competir con una boleta corta.

En el CCK, Fernández, a quien se vio muy pensativo y serio, aunque un par de veces sonrió durante la actividad junto a Katopodis, solamente hizo una referencia a su discurso a la oposición. “Hay algunos sectores de la política que quieren profundizar las diferencias y lo hacen con el interés mezquino de ganar una elección. En política se representan intereses contradictorios que nos ponen en veredas diferentes pero a la hora de trabajar por la gente, nada de eso es excusa”, expresó rodeado de más de 20 intendentes, principalmente de localidades del interior y de provincias como Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, Misiones y Santa Cruz.

infobae

“Hemos podido hacer mucho. Yo duermo en paz, porque en estos 4 años hice todo lo que estuvo a mi alcance por lograr el objetivo. Los datos muestran que vamos por la buena senda”, destacó en otro tramo. Muy cerca suyo lo escuchaban el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, y Juan Ustarroz, de Mercedes, quien además es el hermano del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Allí se anunció que ya se finalizaron 1640 obras públicas de las 2.923 que se encararon en el Plan Argentina Hace.

“Me propuse hacer una Argentina más federal y sé que he cumplido. ¿Alcanza? No, hay que hacer más y no bajar los brazos, y seguir insistiendo para hacer aún más federal a la Argentina”, manifestó también Fernández, quien el lunes viajará a Bruselas, Bélgica, para participar de la Cumbre de jefes de Estado entre la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y la Unión Europea. Este sábado, además, está previsto que concurra a las 14 a la Catedral Metropolitana donde José Ignacio García Cuerva asumirá como nuevo Arzobispo de Buenos Aires, en reemplazo de Mario Poli.

Luego del 19 de julio, las actividades del Presidente se restringirán. Hasta los comicios de las PASO que se harán el 13 de agosto serán más bien protocolares ya que por la ley electoral no se podrán realizar inauguraciones.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo