Con acusaciones de “traición”, Julio de Vido lanzó un espacio crítico del Gobierno con Milagro Sala y Fernando Esteche

Los dirigentes convocaron a un congreso partidario al que bautizaron “Encuentro Patriótico” durante los festejos del 25 de mayo

El ex ministro Julio de Vido interviene en el club Banco Nación, de Vicente López
El ex ministro Julio de Vido interviene en el club Banco Nación, de Vicente López

“Con el DNI se pueden vacunar”, avisó uno de los organizadores al primer micro con militantes a las 9 de la mañana. Cerca de allí, una de las postas sanitarias del gobierno bonaerense estaba operativa para inmunizar contra el coronavirus a quienes lo desearan inmunizarse. Un servicio adicional para los grupos que bajaban y hacían fila para entrar al Club Banco Nación, ubicado en Vicente López. Las decenas de militantes que estaban allí llegaron por otro motivo: pasar una tarde de feriado para escuchar y debatir con los dirigentes de “Encuentro Patriótico”, el espacio político que unificó detrás de una misma estructura a Julio de Vido, Milagro Sala y el ex referente de Quebracho, Fernando Esteche.

Organizar la militancia para la liberación nacional”, dice la principal consigna de los miles de panfletos que se repartieron desde temprano. La logística de la actividad se pudo concretar, pese a los contratiempos climáticos que marcó la fría y lluviosa mañana del 25 de mayo. Alejandro “Coco” Garfagnini, de la Tupac Amaru, se encargó de agradecer a Rodrigo Graña, presidente de la institución deportiva, por habilitar la cancha de básquet interior.

“Nadie fume acá dentro, ni afuera en el pasto sintético. Se hizo un esfuerzo enorme para prestarnos el club. Va a haber un partido de la Liga de Basquet más tarde”, rogó Garfagnini, mano derecha de Milagro Sala y uno de los primeros dirigentes que arrancaron con el operativo logístico desde temprano.

Desde las 9, los más de 1200 militantes y simpatizantes se acomodaron disciplinadamente en las sillas. La mayoría proviene de las bases peronistas de localidades del conurbano bonaerense. De a poco, el folclore de la militancia copó el recinto. Las banderas de las agrupaciones Túpac Amaru, la Descamisados, la CTD Aníbal Verón, Surge, Corriente Patria Justa, Todos somos patria (TSP) y la Comisión por Palestina, entre otras, se apostaron sobre las barandas para decorar el congreso partidario.

Hacia las 11.40, Julio de Vido arrancó con su discurso de apertura. Es el principal orador. Detrás suyo, le cuida las espaldas un mapa del territorio argentino.

"Esos son los verdaderos padres de la patria. Ni Urquiza, ni Mitre, ni Sarmiento. Los padres de la patria son los caudillos federales”, sostuvo De Vido
"Esos son los verdaderos padres de la patria. Ni Urquiza, ni Mitre, ni Sarmiento. Los padres de la patria son los caudillos federales”, sostuvo De Vido

El ex ministro de Planificación arrancó su intervención con una denuncia sobre “la persecución de los presos políticos”, como Milagro Sala, y de todos aquellos que “son perseguidos por una Justicia, que es un brazo armado de las corporaciones económicas internacionales”. A lo largo de 30 minutos, trazó un paralelismo histórico sobre el curso que siguió el país tras la Revolución de Mayo de 1810, y la distinguió la política “rivadaviana”, que instituyó “el primer cepo económico en el país por el préstamo de la Baring Brothers, con aquella impulsada por los “caudillos populares” como Juan Manuel de Rosas, Gervasio Artigas, y Facundo Quiroga, entre otros.

Esos son los verdaderos padres de la patria. Ni Urquiza, ni Mitre, ni Sarmiento. Los padres de la patria son los caudillos federales”, reflexionó De Vido. “Tenemos que ponernos en movimiento para continuar la línea de los verdaderos padres de la Patria, de los que estuvieron contra las invasiones inglesas y en cada una de las provincias liberadas por los caudillos que fueron permanentemente perseguidos, de la misma manera fuimos perseguidos nosotros o que fue perseguida Milagro en Jujuy”, comparó. “Tenemos que desandar esta historia de entrega y resignación en un proceso de liberación como el que encaró Perón en el 45′ o Néstor en el 2003″, remató, y conectó el Manual de Operaciones de la Primera Junto, atribuido a Mariano Moreno, “la primera planificación soberana” con la política en obras públicas de su gestión.

En un tono muy duro hacia el gobierno del Frente de Todos, el ex funcionario del kirchnerismo cuestionó a Alberto Fernández por el “sufrimiento del pueblo argentino” y el “incumplimiento” del contrato electoral, que detectó en agosto de 2019, cuando el entonces candidato avaló que el dólar estuviera a 60 pesos. También apuntó contra políticas específicas, como el esquema tarifario que se implementará o el régimen especial cambiario para la explotación de hidrocarburos, una de sus últimas decisiones. “Lo único que nos va a generar es más despojo. No solamente nos van a llevar el gas y el petróleo; además los dólares se van a quedar en el exterior”, expuso.

De Vido hizo una mención especial al general Roberto Bendini, el militar que bajó los cuadros de los represores de la última dictadura. Desde ese recuerdo surgió el comentario más revulsivo contra el oficialismo. “Este querido compañero fue olvidado y postergado por aquellos que dijeron que iban a volver mejores. Nos ocultaron a los amigos, a Milagro, y a los que dieron todo de sí para que esa década con Néstor a la cabeza fuera ganada”, dijo. Y remató: “Esos que trataron de ocultarnos lo que único que hacen todos los días es traicionar todos los objetivos del peronismo”″.

En sus palabras finales, el ex ministro de De Vido planteó: “Nuestros valores centrales están planteados en la Constitución del 49. Sin recuperar el manejo del comercio exterior en el Estado, que hoy está en manos de cinco vivos que se la llevan toda y despojan al pueblo argentino, y sin la recuperación del rol de YPF en la política energética, no hay liberación posible”.

“El neoliberalismo no es una ideología: es nuestro enemigo. Es un enemigo que lleva el despojo, a la colonia, y no a la patria. El neoliberalismo hoy ostenta todo su poder, y cuando el enemigo ostenta todo su poder, lo peor que podemos hacer es querer sentarnos a conciliar. Tenemos que dar el combate que corresponda. El combate es presencia, poner el pecho y la cara por las ideas”, cerró.

La dirigente Milagro Sala dio su discurso a través de una videollamada
La dirigente Milagro Sala dio su discurso a través de una videollamada

En el panel de apertura, moderado por Úrsula Asta de Radio Gráfica, le siguió Horacio Rovelli, ex asesor que echaron de la secretaría de Comercio Interior que comandó Roberto Feletti hasta esta semana. “Argentina es el tercer PBI de América Latina, y es el cuarto país de niveles de pobreza”, denunció el economista, y atribuyó los problemas actuales al empresariado que es una “minoría parásita, rentista, extranjerizada que obliga a tener los salarios paupérrimos que tenemos”, sostuvo.

“Este es el Gobierno nacional y popular que dijo que veníamos para ser mejores, y no se ha cansado de ceder permanentemente ante la presión de los grupos económicos y ante la presión del Fondo Monetario Internacional”, fustigó Rovelli, tras evaluar la dimensión económica del documento que se repartió en el Club Banco Nación y repasar cifras sobre el salario mínimo, el mercado de granos y de carne y la situación cambiaria.

Vía videollamada, la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue la tercera oradora del acto y reivindicó la participación de la organización durante los gobiernos del kirchnerismo, a pesar de las varias denuncias y condenas judiciales en Jujuy por defraudación de fondos públicos. “No me arrepiento de lo que hice y lo volvería hacer. Nunca quisimos competir con el Estado, demostramos que se podía construir y ahorrar dinero en la construcción de viviendas, piletas y polideportivos”, afirmó.

“El compañero De Vido no nos miró con asco a los movimientos sociales. Nos dio 10 mil manos. Estábamos desesperados, queríamos tener todo en menos tiempo por el neoliberalismo de Menem y De la Rua. No queríamos un estado paralelo”, insistió Sala. Acerca de la política social del Gobierno, la dirigente social reconoció que “con el plan no se puede vivir” y que por eso “piden la redistribución de la riqueza”. “Cuando moviliza la derecha, nadie dice nada y se mueven con las 4x4. No vamos a recular. Queremos presos a los que nos robaron. La pobreza está avanzando muchísimo en este país”, advirtió, y pidió a la militancia: “No somos violentos, no nos dejemos llenar la cabeza, lo que son violentos son la derecha”.

Nosotros construimos un mundo mejor. Quiero felicitar este Encuentro Patriótico ustedes cuando podrían estar en las familias”, cerró, con una ovación de la militancia, que la aclamó con cantos dirigidos al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. “Para Milagro, la libertad, para Morales el repudio popular”, entonó como consigna la multitud.

Tras la apertura, el congreso partidario continuó con una lista de oradores y debate hasta el cierre, que finalizó a las cuatro de la tarde. La jornada tuvo su cuota de color: una cantante recitó el himno nacional y “voló”, con la ayuda de una máquina grúa, sobre las cabezas de los asistentes en la cancha de básquet, mientras otros colaboraban con el despliegue del pabellón nacional. Con ese marco, el objetivo político se enfocó en apuntalar la confluencia de las distintas organizaciones políticas participantes, que si bien son críticas del Gobierno nacional, mantienen puentes con funcionarios y dirigentes de segunda y tercera línea tanto del kirchnerismo y del albertismo.

Fernando Esteche, dirigente del CTD Aníbal Verón
Fernando Esteche, dirigente del CTD Aníbal Verón

Vemos un gobierno absolutamente colonizado que violó el contrato electoral. Se ha creado un nuevo estatuto legal del coloniaje. La militancia del nacionalismo popular y revolucionario debe concentrarse en organizarse, sin esperar gestos mágicos, tomando en nuestras manos la pelea para recuperar un obierno con orientación nacional. No tenemos expectativa en un gobierno colonizado como este. Este equipo económico está puesto por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, no de la Argentina. Planteamos una política clara, sin grises”, sostuvo a este medio Fernando Esteche, dirigente del CTD Aníbal Verón y organizador del encuentro.

Fernando Gómez, vicepresidente de la Federación de Diarios y Comunicadores Cooperativos (Fadiccra) y dirigente de Descamisados, se encargó de cerrar la actividad. “Los peronistas construimos poder político. Lo que estamos tratando de hacer es construir organización popular para poder levantar la bandera de la liberación nacional”, indicó en diálogo a Infobae.

“Había una fuertísima expectativa de que el Gobierno fuera capaz de reconstruir salarios y jubilaciones, y que las íbamos a mejorar con la plata de las Leliq. Hoy un jubilado de la mínima cobra ‘37 lucas’ y las Leliq se triplicaron en Argentina. Escucho ministros que venden nuestras riquezas al extranjero, no hay independencia económica. A poco de andar, el Gobierno traicionó esa expectativa. No sentimos que la representación de los intereses populares esté en la agenda del Gobierno”, completó.

La convocatoria al congreso partidario apuntó sobre la “desertificación ideológica” en el peronismo, y la irrupción de un “posibilismo” y una “cobardía” en las contradicciones que obstruyen el funcionamiento del Frente de Todos. Desde “Encuentro Patriótico”, indican sus promotores, vienen acumulando desde un año y medio, y se ven así mismos como un ámbito de “cuadros militantes” por fuera del oficialismo.

En ese recorrido, lo que está decidido detrás de esta nueva plataforma es que la figura central sea Julio de Vido. Y no tienen en agenda candidaturas ni alianzas electorales. “Lo que tenemos en la cabeza es la fundación de un nuevo espacio político”, concluyó Esteche.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR