La UCR busca cómo fortalecer su armado bonaerense, clave en la disputa con el PRO de cara a 2023

Los dirigentes reconocen sus falencias en la Primera, Segunda y Tercera Sección electoral, pero se sienten fuertes en el interior. “El problema es el conurbano”, resaltan. El dilema de la figura de Facundo Manes

Guardar

Nuevo

Maximiliano Abad, Facundo Manes y Diego Santilli
Maximiliano Abad, Facundo Manes y Diego Santilli

La posibilidad de un desdoblamiento de las elecciones bonaerenses de las nacionales instaló una incógnita dentro de la UCR: ¿es favorable o perjudicial para el partido? Las reflexiones son negativas y floreció una preocupación fuerte en los planes presidenciales para el 2023. Si bien la Convención de Gualeguaychú en 2015 -donde decidieron aliarse con el PRO- y el lanzamiento de Facundo Manes son valorados como dos hechos que ayudaron a fortalecer al espacio, reconocen la falta de figuras y candidatos en la provincia de Buenos Aires que los ayude pelearle al PRO y, eventualmente, al kirchnerismo.

Con la interna que vive el Frente de Todos y la derrota electoral que La Cámpora avizora, producto de la crisis económica, se reavivó la posibilidad de desdoblar las elecciones para utilizar el distrito que gobierno Axel Kicillof como un refugio K. Sin embargo, la propuesta concreta de llevarlo a la Legislatura llega de la mano del senador opositor Joaquín de la Torre, quien asegura que tendría listo su proyecto en los próximos días.

“No sé si como oposición nos conviene o no, pero tampoco importa. Hay que empezar a discutir qué es lo mejor para la gente y dejar de lado los intereses partidarios”, argumentó el ex intendente de San Miguel.

Tuit del senador bonaerense Joaquín de la Torre
Tuit del senador bonaerense Joaquín de la Torre

Aunque lo desestimó el propio impulsor del proyecto, en la UCR creció el temor de que la medida se concrete y, según analizaron con Infobae, creen que podría perjudicarlos. ¿Por qué? Si bien se encuentran posicionados en el interior bonaerense, en la Primera, Segunda y Tercera Sección electoral no logran hacer pie. “El conurbano es el problema”, reconocen.

En cualquier estrategia electoral, ganar la provincia de Buenos Aires es el objetivo primordial. Para eso, analizan los radicales, se requiere una figura conocida que logre posicionarse entre el abanico de postulantes, factor que originó la insistencia de sumar a Manes en las legislativas del 2021. Pero el neurocientífico está plantado en su proyecto nacional y sólo piensa en ganarle a Alfredo Cornejo y Gerardo Morales para luego enfrentar al PRO en una PASO. No está en sus planes bajarse a la gobernación, aunque haya desdoblamiento.

Como alternativa, suenan nombres de históricos dirigentes bonaerenses, pero que aún no logran un reconocimiento público. De hecho, ninguno llegó a ser medido en las encuestas. Por el contrario, observan que el PRO cuenta con candidatos como Diego Santilli, abocado al 100% al territorio bonaerense y ganador de la última elección. Incluso creen que hasta Patricia Bullrich podría ser una posibilidad ante cualquier contratiempo. En paralelo, María Eugenia Vidal no abandona su armado en el distrito que supo gobernar. Este vienes arribó junto con Cristian Ritondo a un plenario de dirigentes y militantes de PRO de la Tercera Sección Electoral.

Representantes de la UCR bonaerense
Representantes de la UCR bonaerense

“La UCR tiene cómo resolverlo”, responden los radicales más optimistas. Apuestan a generar una “respuesta” al conurbano frente a los problemas derivados de la pandemia, la inflación y la crisis económica y, también, frente a las ideas “conservadoras y de derecha” que representa Mauricio Macri, agregaron en diálogo con este medio. Es por eso que Gerardo Morales cruzó al ex presidente cuando elogió a Carlos Menem y propuso privatizar Aerolíneas Argentinas.

La estrategia es diferenciarse del PRO en todas las oportunidades que aparezcan para que, además, Juntos por el Cambio no quede pegada a una mirada “sesgada”, insisten.

También hablan de una “hoja de ruta” en la que se abocan por esto días. “Estamos trabajando en un partido moderno, movilizado y que vaya a disputar en los territorios”, describen. De hecho, destacan que con la incorporación de Manes el radicalismo cosechó 1.250.000 de votos, lo que representó el 40% dentro de la interna de Juntos.

“Estamos construyendo los candidatos a intendentes y a su debido momento vamos a proponer nuestro candidato a gobernador. Ahora es prematuro”, reflexionaron dentro del sector bonaerense del partido centenario. Ante un escenario político incierto, los radicales prefieren mantenerse cautelosos y se refugian en el fortalecimiento del partido y la posibilidad de mostrar una propuesta de “desarrollo productivo”.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo