Las ART deberán cubrir los casos de coronavirus de los trabajadores exceptuados de la cuarentena total

El Covid-19 será considerado “presuntivamente” una enfermedad profesional. El decreto busca proteger a las personas que continúan desempeñando sus tareas en el medio del aislamiento social

El Gobierno estableció a través de un DNU que las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART) deberán considerar “presuntivamente” al coronavirus como una “enfermedad de carácter profesional” y no podrán rechazar la cobertura a los trabajadores exceptuados que la hayan contraído en el marco de la cuarentena obligatoria.

Para el derecho laboral, se consideran enfermedades profesionales las que son producto del trabajo, y estas están enumeradas en un listado según la rama de la actividad y sus factores de riesgo. En ese sentido, una ART está obligada a cubrir únicamente las enfermedades que están listadas.

En el caso del coronavirus, al ser una enfermedad nueva, todavía no se encuentra en ninguno de los listados de enfermedades profesionales, y por esta razón podrían generarse controversias a la hora de definir si una ART debe o no cubrir el tratamiento. Por eso, el Gobierno decidió invertir la lógica y considerar presuntivamente que los trabajadores exceptuados la contrajeron al desempeñar sus tareas.

A partir de la implementación de este decreto, las ART tendrán que adoptar los recaudos necesarios para que, al tomar conocimiento de la denuncia del contagio –acompañada del correspondiente diagnóstico confirmado emitido por entidad debidamente autorizada–, “la trabajadora o el trabajador damnificado reciba, en forma inmediata, las prestaciones correspondientes”. En definitiva, no podrán rechazar la cobertura mientras se resuelve la cuestión.

Según aclara el texto, la determinación definitiva del carácter “profesional” de la enfermedad quedará, en cada caso particular, a cargo de la Comisión Médica Central que establecerá si efectivamente existió un relación de “causalidad directa”.

Aunque también aclara que la Comisión Médica Central podrá invertir la carga de la prueba de la relación de causalidad en favor del trabajador si se constata la existencia de un “número relevante” de infectados en una actividad o en un establecimiento determinado. Es decir, serán las ART las que deberán probar que el trabajador se infectó en otro contexto para no tener que cubrir un tratamiento.

En el caso del personal de salud, el decreto va un poco más allá y plantea que existe una “relación de causalidad directa e inmediata” salvo que se demuestre lo contrario. A su vez, aclara que esta presunción se extenderá hasta los 60 días posteriores a la finalización de la emergencia pública.

Por último, se establece que hasta 60 días después de finalizado el aislamiento social el financiamiento de la cobertura “será imputado un 100% al Fondo Fiduciario de Enfermedades Profesionales, que fue creado por decreto para que las ART cuenten con la cobertura necesaria para tratar enfermedades no listadas.

En su exposición ante el Congreso, el ministro de Trabajo Claudio Moroni confirmó este lunes por la tarde que “ampliará la cobertura de la Ley de Riesgos del Trabajo para la enfermedad del coronavirus”. “Todos los trabajadores van a estar alcanzados, pero va a haber una presunción más favorable para los trabajadores de la salud”, detalló.

En sus considerandos, el decreto aclara que en países como España, Uruguay y Colombia ya se ha establecido un criterio similar en base a los análisis realizados por la Organización Mundial de Trabajo (OIT).

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

Tokio 2020: el impresionante bateo de Japón que sentenció la segunda derrota de México en Beisbol

Con dos cuadrangulares, Japón consolidó su segunda victoria en el torneo y obligó a México a disputar el primer duelo de repechaje contra la selección de Israel

Ulrich Harlan, el semidiós gurú de los Hare Krishna que pese a su voto de celibato fue un abusador sexual serial

Más conocido como Paramadvaiti Swami, este líder religioso de origen alemán era adorado entre sus fieles, pero detrás de su poder y aparente santidad se escondía un agresor sistemático de mujeres. Varias de ellas se atrevieron finalmente a denunciarlo

Adam Wagner: “No se pueden tirar a la basura los derechos humanos para proteger la salud”

El abogado británico, especializado en abusos por parte del Estado, explica por qué es un gran error minimizar la perspectiva legal en el debate sobre las medidas tomadas durante la pandemia, señala que muchas decisiones se adoptaron de forma poco democrática y anticipa un riesgo enorme hacia adelante: que muchas de las peores prácticas de este tiempo se vuelvan permanentes

China ya negocia apoyo político a los talibanes para incrementar sus estratégicos negocios en Afganistán

Una delegación de los rebeldes islámicos fue recibida con honores en Tianjin. Beijing tiene grandes inversiones mineras en territorio afgano y quiere quedarse con otras ricas reservas de minerales.

Bianca Jagger: “Daniel Ortega busca perpetuarse en el poder a toda costa estableciendo una nueva dinastía tiránica”

En entrevista con Infobae, la defensora de derechos humanos nacida en Nicaragua reclamó que el presidente ni siquiera la deja visitar a los presos políticos en las cárceles, como sí lo pudo hacer durante la dictadura de Anastasio Somoza y aseguró que “los nicaragüenses son rehenes de un estado terrorista y criminal”
MAS NOTICIAS