"Tengo el mejor de los conceptos de los actuales jefes militares. Haremos un recambio no una purga", dijo Rossi

Distendido y con puntualidad castrense, el flamante Ministro de Defensa de la Nación arribó al estudio de Infobae con la intención de esbozar lo que serán los lineamientos de su “segundo tiempo” al frente de la “cartera militar”.

Sin dejar de abordar ninguno de los temas propuestos, la entrevista se da a pocas horas de producirse el recambio de la totalidad de los altos mandos militares. Y los oficiales salientes lo hacen gozando de un profundo reconocimiento por parte del actual ministro.

-Si en algo están de acuerdo la dirigencia política y la sociedad en su conjunto, es en lo que no se quiere que los militares vuelvan a hacer. Pero no parece haber tal acuerdo a la hora de definir qué es lo que se quiere que los militares hagan concretamente. ¿Podría explicarlo?

-Durante muchos años, y por las causas que todos sabemos, se ocupó mucho tiempo en la Argentina debatiendo la cuestión militar, siendo en mi opinión esta cuestión la que se relaciona con la situación de los militares respecto a la democracia y los derechos humanos. Esto arrinconó la posibilidad de poder debatir acerca del rol de las Fuerzas Armadas y qué política de defensa queremos. Ahora estamos frente a una oportunidad para hacerlo: mi idea es sentar las bases a partir de consensos necesarios para poder fijar el rumbo de la defensa.

Sin dudas, para el ministro Rossi hay una serie de factores básicos que no pueden ser soslayados: el cuidado del espacio aéreo y del litoral marítimo, el aprovechamiento de despliegue territorial del Ejército de una forma más integral, la actividad antártica, las misiones de paz y la ciberdefensa se encuentran entre los principales. En forma concurrente, el reequipamiento de las instituciones militares, según el funcionario, es imprescindible. En este aspecto la visión de Rossi se resume en el siguiente concepto:

“Si mañana tenemos la posibilidad de tener un escuadrón supersónico para la Fuerzas Armadas, ello no significa que ampliemos nuestro poderío bélico, pero sí significa que podremos tener pilotos entrenados en este tipo de tecnología y en forma concurrente esto nos permitirá tener un fuerte anclaje en lo que significa el fomento de la industria para la defensa, lo que a todas luces tiene un valor agregado muy importante ya que es una industria estratégica y genera puestos de trabajo fortaleciendo la cadena de proveedores".

La industria para la defensa

En este tema, al menos, se aprecia una interesante intención de continuar y mejorar la importancia que la anterior gestión le dio al área de producción para defensa, ya que Agustín Rossi puso particular énfasis en la actividad llevada adelante por Fabricaciones Militares, FAdeA y el astillero Tandanor. De la misma forma el ministro fue taxativo al expresar la necesidad de hacer acuerdos estratégicos con el INVAP. “La inversión y desarrollo en materia de tecnología es uno de los pilares en los que debemos apoyar la actividad de las Fuerzas Armadas”, sentenció.

Con realismo, Rossi destacó. “No vamos a tener Fuerzas Armadas reconocidas por su volumen, no no podemos comparar con Brasil ni con Colombia, pero sí tenemos que ser reconocidos por lo mejor que tenemos, que es el recurso humano con su nivel de preparación y de desarrollo científico y tecnológico, realmente muy alto”.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

Vuelta atrás con la orgánica militar

-Una de las primeras medidas que usted adoptó al asumir fue derogar las estructuras orgánicas que la gestión saliente había aprobado unos días antes de dejar el poder. ¿No considera que, a pesar de los constantes cambios, la ausencia de la figura de comandante en jefe de cada fuerza resulta perjudicial a la hora de asumir responsabilidades?

-Yo no me ato a una única estructura, pero me siento más cómodo con la estructura que volví a poner en funciones, me gusta la idea de tener un subjefe de fuerza que maneje todo lo técnico y un comandante de alistamiento que tenga “los fierros” a su cargo. La estructura que aprobó el anterior gobierno terminaba dándole más poder al los subjefes que a los propios jefes de Estado Mayor. No creo que la figura del jefe de Estado Mayor sea inadecuada, por el contrario tiene la posibilidad de conducir con muchísima mayor transparencia ambas partes de la estructura sin tener que recorrer caminos sinuosos. Me pareció muy poco gentil que me cambien la estructura de las Fuerzas Armadas a cuatro días del momento en que yo debía asumir.

La reglamentaciòn de la Ley de Defensa

-A diferencia de la crítica que puede merecer el cambio de organigramas sobre el fin de la gestión, hace ya varios meses se modificó el decreto reglamentario de la Ley de Defensa, ampliado las eventuales hipótesis que ameritan el empleo del instrumento militar. Narcotráfico, terrorismo internacional, ataque a objetivos vitales del país y otros ampliaron el -hasta ese momento- único motivo para el que ley habilitaba la movilización militar y que no era otro que el supuesto ataque al territorio nacional por parte de un ejército extranjero. ¿Pondrá en revisión el decreto 683/18?

-Definitivamente, el decreto será revisado. Ahora si como me han dicho, el actual operativo “Integración” se limita al desarrollo de ejercitaciones militares en las zonas calientes de la frontera con el objetivo de marcar presencia en el terreno y evitar de esta manera que el narco ingrese al país por zonas poco vigiladas, no veo por qué no continuar con su desarrollo, pero realmente para hacer esto no hacía falta cambiar ningún decreto. Así que podemos revisarlo sin que ello implique suspender una actividad militar si la misma resulta útil.

Recuerdo cuando de visita en México hace unos pocos años, me explicaron que estaban conformando una suerte de Gendarmería para combatir al narcotráfico. Nosotros eso ya lo tenemos desde hace muchísimos años. Nuestra Gendarmería y Prefectura son fuerzas aptas para el combate del narcotráfico.

Accionar conjunto entre Armada y Prefectura Naval

-La Argentina es uno de los países de la región que tienen una Armada y una Prefectura operando como fuerza independiente y se dan una serie de situaciones en donde las misiones de ambas fuerzas parecen superponerse. ¿Considera que se podría armonizar la labor de ambas fuerzas al menos para racionalizar el gasto?

-Habría que analizarlo y estoy dispuesto a hacerlo, no tengo ningún tipo de inconveniente, máxime considerando que en los últimos tiempos la presencia de Prefectura en el mar es mucho más intensa que la de la Armada. Hay que intentar llevar adelante la tarea con el mejor aprovechamiento de los recursos posibles. Ya en mi anterior gestión habíamos iniciado el estudio para crear una estructura similar a la que ideamos con la Fuerza Aérea para el control del espacio aéreo.

Rossi asumió por segunda vez el cargo de ministro de Defensa el pasado 10 de diciembre (Gustavo Gavotti)
Rossi asumió por segunda vez el cargo de ministro de Defensa el pasado 10 de diciembre (Gustavo Gavotti)

Fuerza de submarinos

Lo que pasó con el ARA San Juan es una tragedia para la fuerza, Hay que trabajar mucho en recuperar la autoestima de la Armada, necesitamos darle un horizonte”.

-La desaparición del San Juan fue dejó al país sin fuerza submarina. ¿Dentro de los propósitos del fondo para la defensa que usted impulsó se considera la recuperación de esta capacidad estratégica?

-Hoy la situación es la siguiente: sólo tenemos al submarino ARA Salta que no está en condiciones de inmersión. Nuestros submarinistas realizan en el algunas prácticas propias de su formación y luego se van a terminar sus estudios en Perú o Brasil y es evidente que si no recuperamos la capacidad submarina estos conocimientos se van a perder. Las armadas en el mundo tienen portaaviones y submarinos, ahora la negociación que había con Brasil por dos submarinos fracasó y respecto a la reparación del Santa Cruz tengo información cruzada con criterios dispares. El pasado viernes el Almirante Villán me informó que hay una tratativa de compra de unidades más pequeñas provenientes de la Armada noruega. Todas las posibilidades van a ser analizadas, pero tenemos que contar con fuerza submarina.

Inquietud de la industria naval nacional

-En este momento hay una partida de aproximadamente U$S 200.000.000 para construir en el exterior un buque polar que ha generado bastante malestar en referentes de la industria naval local, que elevan su voz ante la falta de consultas en el mercado local. ¿Es viable fomentar construcciones navales de este tipo en el mercado interno?

-Sin duda, no tendríamos que hacer ninguna construcción en el exterior que no venga de la mano de transferencia de tecnología. Si hacemos patrulleros oceánicos, debemos tener la posibilidad de contar con la patente de construcción para luego hacerlo aquí y nuestra gente de esta manera participa de esas construcciones. Por lo que conozco, tanto en Tandanor como en Río Santiago estamos en perfectas condiciones de construir un buque polar como el que necesitamos. Siempre tendré preferencia por construir en el país.

Rossi:
Rossi: "Hay que trabajar mucho en recuperar la autoestima de la Armada" (Gustavo Gavotti)

-Usted encuentra hoy al mando de las fuerzas a oficiales superiores ascendidos a esa condición durante la gestión de Cristina Kirchner y se apresta a colocar a las Fuerzas Armadas en manos de otros oficiales superiores llegados al alto mando durante la gestión de Mauricio Macri. ¿Hay algún militar que pueda albergar un pensamiento golpista?

-¡No, para nada. Hoy encontramos, por ejemplo, que el general Bari Sosa, que era director general de Educación durante mi gestión anterior, hoy es el Jefe del Estado Mayor Conjunto, y lo mismo ocurre con los otros jefes de las fuerzas. Seguramente serán relevados en los próximos días, pero quiero desterrar el concepto de “purga”: los jefes salientes se irán con todo mi reconocimiento porque entiendo que desde sus respectivos lugares hicieron lo que creyeron mejor para sus fuerzas. El recambio es necesario, entre otras cosas, para posibilitar el ascenso de los escalones inferiores. Si la cúpula se estanca, no hay posibilidad de promover a los cuadros más jóvenes. El proceso de retiro militar es parte integral de la profesión. Tenemos fuerzas armadas comprometidas con la democracia, comprometidas con la Nación.

Tampoco podemos sostener así como así que las cúpulas castrenses se encuentren sobredimensionadas. Si reducimos el número de generales pero aumentamos la cantidad de coroneles mayores para que hagan el trabajo de los generales que faltan, estamos en la misma. No hay que olvidar que alcanzar el generalato o las jerarquías equivalentes en las otras fuerzas es una legítima aspiración de todo ciudadano que abraza la carrera militar.

Redespliegue y salarios

-¿Tiene en mente algùn plan de redespliegue, cierre o fusión de unidades o alguna otra medida que implique una modificación de este estilo?

-Estoy abierto a analizar toda cuestión que se nos plantee en este sentido, siempre en función de determinar la mejor política de defensa, pero dentro de lo que pueda voy a tratar que la política fiscal no marque la política de defensa. Todo lo que tengamos que hacer lo haremos pero a partir de la convicción de que estamos haciendo lo mejor desde el punto de vista de una política de defensa. Es importante destacar en este sentido que el Fondef tiene como prioridad dar un panorama de certeza. Con un año de Fondef no solucionaremos los problemas, pero con el correr del tiempo tendremos previsibilidad en materia de inversión para equipamiento militar.

-¿Cuál es el mensaje para los cuadros militares en relación con la situación salarial?

-Hay que acortar dos brechas muy importantes, la primera es que hay eliminar la mayor cantidad de suplementos no remunerativos en el salario militar y, por otra parte, hay que reducir la enorme diferencia entre los sueldos de los uniformados militares con sus pares de las fuerzas de seguridad. Si no lo hacemos estamos siendo muy injustos con el personal militar y además lo estamos tentando a que, luego de formados, opten por pasarse a una fuerza policial. No podemos dejar de tener en cuenta además que el militar es el único ciudadano que en su juramento profesional se compromete a defender a la patria hasta perder la vida.

La entrevista completa:

La entrevista completa a Rossi