Juan José Sebreli
Juan José Sebreli

Mauricio Macri recibió hoy en Olivos al filósofo y sociólogo Juan José Sebreli, premio nacional de ensayo filosófico 2018 por su obra El malestar de la política, uno de los más de veinte libros del punzante  filósofo argentino, donde vuelve a escribir sobre totalitarismos y populismos desde un ángulo especial, el lenguaje de la política que se aleja de la política y de las ideas, para derrapar en la opacidad de la vulgaridad y el mero relato.

Los premios nacionales se entregarán el próximo martes 12 en el Teatro Cervantes y "el Presidente quería antes de ese evento reconocerlo a Juan José y encontrarse con él porque tienen un vínculo afectuoso y de mucho respeto recíproco", contó el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, que pasó personalmente por la casa del filósofo para acompañarlo a la Residencia Presidencial.

En efecto, Macri y Sebreli no son desconocidos. En rigor, el primero que intentó un contacto fue el por entonces presidente de Boca Juniors, que quería entender por qué el desprecio del filósofo al fútbol. Sebreli contó que "en ese tiempo yo era sectario y dogmático y me negué, no entendía qué interés podía tener en conversar conmigo.". En diálogo con Infobae, aseguró: "Hoy me arrepiento, porque hubiera tenido la oportunidad de conocer a un joven Macri, que podía comparar con el de hoy".

El Presidente recibió en Olivos al filósofo y sociólogo Juan José Sebreli.
El Presidente recibió en Olivos al filósofo y sociólogo Juan José Sebreli.

En cambio, durante la campaña presidencial 2015, Sebreli no se perdió la oportunidad de conocer al candidato de Cambiemos. Él había ido al programa "A dos voces", en TN, y allí definió a Sergio Massa como "un gatopardo", aludiendo al personaje de Il Gatopardo, la obra de Giuseppe de Lampedusa que habla de un príncipe que realiza cambios cosméticos, para que nada cambie.

"Patricia Bullrich me llamó al otro día y me dijo que Macri tenía ganas de conversar conmigo, así que nos encontramos en la Usina del Arte los tres, donde yo le dije que su gestión tenía que ser una síntesis de economía liberal, política muy democrática y cultura progresista", recordó.

Tiempo antes, Macri había asistido al estreno del documental El olimpo vacío, de Carolina Azzi y y Pablo Racioppi, que lo tiene a Sebreli como protagonista. "Él se sentó atrás mío, y al terminar la película me felicitó por mi trayectoria, y hasta diría que lo vi conmovido", contó. Después hubo cantidad de encuentros en reuniones, conferencias y ocasiones varias, incluido un evento internacional de literatura que hubo en París.

Sebreli, de 89 años, le llevó hoy al Presidente un ejemplar de El malestar de la política,  porque "siempre se interesó por mi pensamiento". Y le transmitió que "el momento no es difícil solo para la Argentina, sino para todo Occidente"."Lo único cierto es la incertidumbre y nuestro país, después de 70 años de peronismo, de los cuales los 10 de kirchnerismo fueron su culminación, no se pueden resolver los problemas en tres años", le explicó.

En su visión, "con los problemas que están viviendo Macron  y los franceses, los ingleses con el Brexit, los italianos y los españoles que no saben a dónde van, sin el liderazgo de Angela Merkel que en poco tiempo dejará el gobierno, con el populismo de Donald Trump, la democracia está teniendo problemas a escala global y nosotros también".

Agregó que "a la Argentina no le va a ir bien si al mundo al que pertenece le va mal, los gobiernos están fracasando en todas partes porque se imponen neofascismos o populismos trasnochados. Es una época de transición donde los partidos políticos fracasan porque representan a naciones que no pueden luchar contra un mercado global y contra problemas globales como el narcotráfico y el cambio climático".

También le comentó a Macri  que de "todos los intentos neopopulistas que están predominando, de derecha o izquierda, están destinados a fracasar, porque el punto clave son los problemas globales, que no los pueden afrontar, porque más allá de los errores de la gestión, el momento del mundo es difícil y la política tiene que prepararse para esta transición".