(Prensa Cambiemos)
(Prensa Cambiemos)

(Enviada Especial a Mar del Plata). Marcos Peña bajó de una combi con su hijo de la mano. Detrás aparecieron el jefe de gabinete bonaerense Federico Salvai y el diputado Eduardo Amadeo. Llegaron al Club River Plate, como otros funcionarios bonaerenses, desde el Coloquio de IDEA donde a sala repleta acababa de hablar el jefe del gabinete nacional. En el patio, junto a una red gigante repleta de globos de colores los aguardaba el ex director de Radio Provincia, Franco Bagnato, candidato a primer senador en la sección y con un 70% de imagen positiva entre los marplatenses. Dentro del club los esperaban con un almuerzo, que algunos ni alcanzaron a probar, otros ministros (Hernán Lacunza, Joaquín De la Torre y el secretario general Fabián Perechodnik ) además de los principales candidatos: Esteban Bullrich, Gladys González, Guillermo Montenegro y 'Toty' Flores. La única ausente fue Graciela Ocaña, en sesión en la Legislatura de la Ciudad, donde es diputada local aunque ahora se presente por Buenos Aires.

María Eugenia Vidal llegó apenas unos minutos después que su equipo, vestida de rojo, contenta y con un mensaje pensado para los candidatos de la oposición que en este caso bien podrían ser Cristina Kirchner (que estará mañana en un acto en el barrio Malvinas) o Sergio Massa que vendrá el domingo Día de la Madre y pide debatir en la Universidad de Mar del Plata. "Les digo a los dirigentes de otras fuerzas: no subestimen a los bonaerenses, no piensen que viniendo una semana antes a recorrer un barrio eso significa que les importa". En principio pareció un mensaje directo a la candidata a senadora por Unidad Ciudadana, porque además la gobernadora de Buenos Aires apuntó a "votar si queremos consolidar el cambio o queremos volver al pasado". En ese sentido hablaron ella, Bullrich, Bagnato y la radical Vilma Varagiola, ex diputada y primera candidata a concejal que abrió el acto sobre el clásico escenario redondo con un pedido a fiscalizar el domingo 22.

La localidad de General Pueyrredón es la segunda ciudad electoral de la Provincia y hoy atraviesa serios problemas administrativos. Hacienda de la Provincia prácticamente intervino el área económica con un hombre de confianza de Hernán Lacunza. Que la gestión no es buena lo admitieron varios funcionarios en charlas informales en el Sheraton. "Pero en las PASO no se votó gestión, evidentemente", admitía un ministro a Infobae. De hecho Vidal habló de las obras que impulsa y del servicio local del SAME y los hospitales, mientras los centros de salud cerraron sus puertas porque el municipio a cargo del intendente Carlos Arroyo no pagó el servicio de limpieza.

Por su parte, Cristina Kirchner estará mañana viernes a las 15 en un barrio de trabajadores, en el límite entre los barrios Malvinas y Libertad, en la calle Libertad al 8000. Es un gesto para los marplatenses en paralelo a la realización del coloquio de IDEA, evento al que la ex presidenta y su marido evitaron durante sus años de gobierno y prohibieron pisarlo a sus equipos.

"Piensen quién vino a Mar del Plata una, dos o tres veces, y no decenas de veces", remarcó Vidal en su discurso. En el equipo K defendieron a su candidata: "Lo dirán por otro, porque Cristina inauguró acá una estación de tren, el Festival del Cine, le dijo 'Chau al ALCA', recibió a la Fragata Libertad después de recuperada, y otras muchas inauguraciones", recordaban los adelantados de Unidad Ciudadana a la espera de su candidata.

En Mar del Plata el resultado de las PASO fue altamente favorable a Cambiemos que se impuso por 42% de los votos contra 27% de Unidad Ciudadana. Sin embargo, a diez días de la elección, las encuestas previas no terminan de relajar al Gobierno y preocupan al kirchnerismo. Los indecisos (calculados en un 20% por el gobierno provincial), el aumento de participación entre la PASO y la elección general y el peso de las grandes ciudades, como Mar del Plata, pueden inclinar la balanza. Por eso, en la etapa final, hasta acá llegó la batalla.