Ampliaron el peritaje sobre los celulares y la PC de Nisman

Lo dispuso el fiscal Eduardo Taiano en la causa en la que investiga la muerte del fiscal

Compartir
Compartir articulo

El fiscal federal Eduardo Taiano ordenó una ampliación de pericia sobre los teléfonos celulares y equipos tecnológicos del fallecido fiscal Alberto Nisman que estaban en su domicilio del edificio de Le Parc, en Puerto Madero, la noche del 18 de enero del 2015, cuando fue encontrado muerto en el baño de su departamento con un disparo en la cabeza.

El trabajo sobre los aparatos ya fue realizado dos veces pero ahora el fiscal quiere profundizar el peritaje. Lo hará Gendarmería Nacional, la misma fuerza que tiene a su cargo una junta interdisciplinaria para determinar si Nisman se suicidó o lo mataron.

El fiscal apareció muerto de un tiro en la cabeza el 18 de enero de 2015 en su departamento del Le Parc. (Martín Rosenzveig)
El fiscal apareció muerto de un tiro en la cabeza el 18 de enero de 2015 en su departamento del Le Parc. (Martín Rosenzveig)

Taiano -quien tiene a su cargo la causa por la muerte del fiscal-pidió que se analicen una ultrabook marca Samsung, un disco rígido marca Itachi, un reproductor de DVD, un Router marca Cisco, y un celular Motorola con tarjetas de memoria.

El fiscal quiere saber los contactos que había en el celular, si Nisman tenía agendadas reuniones o eventos, si hubo borrado de información y si había instalado malware, que es un software para dañar computadoras.

Sobre la ultrabook se dispuso que se determine si se requería clave para ingresar, si se borraron programas y si se podía acceder de manera remota.

Por último, Taiano pidió que se determinen las comunicaciones que Nisman recibió e hizo desde su celular y el teléfono fijo. Lo mismo solicitó respecto de Diego Lagomarsino, el empleado informático que trabaja con el fiscal y que le dio el arma de la que salió el disparo que terminó con su vida.