Miguel Curiel: la crisis política que truncó su sueño en el exterior, el apoyo a Cecilio Waterman y las protestas por irregularidades en el fútbol peruano

El ahora delantero de Deportivo Llacuabamba se confesó con Infobae Perú: recordó su paso por Alianza Lima, su deseo por volver a Liga 1 y su crítica contra la Federación Peruana de Fútbol.

Compartir
Compartir articulo
Miguel Curiel defendió a Cecilio Waterman de críticas y el consejo sincero a Jean Deza | Infobae Perú: Grace Nole

Miguel Curiel no pasaba desapercibido en ninguno de los 17 equipos que defendió, y no solo por sus casi 2 metros de altura sino por las infinitas veces que infló las redes. La aventura futbolística del popular ‘Jirafa’ empezó en Sport Boys, pasó por Universitario de Deportes y llegó a Alianza Lima, donde saltó a la fama al convertirse en goleador del Torneo de Reserva en 2011.

Su pasión por el fútbol le hizo pasearse por clubes importantes de Liga 1 y Liga 2, incluso llegó a dar el gran salto al exterior: Brasil, El Salvador y Chile. Y en este último vivió algo que nunca imaginó pasar, estaba en Santiago Morning y logró convertirse en figura de ese club que participaba de la Primera B, en 2019. Una fuerte crisis económica y social en el país ‘mapocho’ le hizo renunciar a sus sueños y poner en buen recaudo a su familia.

Curiel se confesó con Infobae Perú. El goleador de los ‘blanquiazules’ y ‘rosados’ repasó su carrera futbolística, contó que rechazó dos propuestas de Primera División para quedarse en la Segunda, su presente en Deportivo Llacuabamba, su supuesta pelea con Miguel Rebosio y su indignación por irregularidades que se dieron en la Liga 2 2024.

Miguel Curiel indignado por las irregularidades en el arranque de la Liga 1 2024 | Infobae Perú: Grace Nole

- Revelaste el mal estado de la cancha de Jaen en el arranque de la Liga 2 2024...

Indigna que las ligas profesionales como es primera y segunda, tengamos que jugar en campos que están en pésimas condiciones. Nosotros llegamos a Bagua, donde nos recibieron súper muy bien, nuestra hinchada y del rival, porque es un evento deportivo, es una fiesta; pero al momento de calentar y reconocer el campo, estaba en deplorables condiciones. Había demasiada arena, parecía que era fútbol playa y era difícil plasmar el juego que tenemos en esas condiciones. Cómo es posible que la Federación habilite un campo en esas condiciones, es mi pregunta, no me explico.

- ¿Qué piensas de que hayan sacado a Unión Huaral y Juan Aurich de la Segunda División?

Considero que no era momento para hacer esto, por qué esperan que comience el campeonato para eliminarlos. Considero que no está bien porque hay tantas familias detrás cada club, hay compañeros que se quedan desempleados. Ahorita van dos clubes, tengo entendido que habrá un tercero, entonces serían cerca de 70 y 100 personas que se quedarán sin trabajar, sin jugar. Cómo la Federación que se encarga de hacer un torneo serio, supuestamente, hace esto, sobre la hora. Le tocó a Aurich que dos horas antes le notificaron eso, antes de que empiece su primer partido. Estaban concentrados, no tiene sentido, no sé quién lo hace, pero está mal.

- Te noto indignado...

Uno deja de lado que es un futbolista de un club y se solidariza con ellos. Considero que no es justo, cuando ya empezó el torneo, hay un fixture y pase esto, no tiene sentido alguno. Yo, a través de mis redes, he podido darles mi muestra de solidaridad hacia ellos porque esto va un poco más allá, me pudo tocar a mí. He podido recibir una oferta de los clubes que están siendo afectados, y me ha podido pasar. Va por el lado humano, considero que no es justo.

- Sin embargo, Agustín Lozano dijo que no tiene injerencia en ese tipo de decisiones...

Siento que no es un mensaje firme de la cabeza de la Federación, no debería dar un mensaje así. Deja más más dudas que certezas. Justo da la casualidad que esos dos clubes están en el mismo grupo el cuadro donde creo que él es dueño o su esposa, pero está ligado y no se ve bien. Si hubiese pasado antes del campeonato, posiblemente no estuviéramos hablando de esto, pero a esos clubes ya los programaron. Sacarlos de esa manera no lo considero profesional, ni da buena espina.

- ¿Cómo quedará el campeonato sin dos equipos?

El torneo consta de 18 equipos, y según las bases, se parte en dos grupos de 9 equipos: grupo A y grupo B. De los nueve, clasifican seis, y seis de cada grupo se enfrentan y se convierten en doce equipos que van a pelear el ascenso. Otra vez se divide en seis y los tres que quedan pelean el ascenso. Ahora han quitado dos clubes, quedan siete, entonces casi todos están clasificados para la siguiente fase. Hay muchos equipos que están compitiendo, nosotros llegamos a última instancia con el que subió que fue Comerciantes Unidos, Alianza Huánuco. Consideramos que somos uno de los equipos más sólidos, nos hemos venido preparando desde la quincena de enero y estamos trabajando de la mejor forma.

- Es tu segundo año en Deportivo Llacuabamba, ¿cómo te fue la temporada pasada?

El año pasado acabé con diez goles, considero que es una buena cuota, pero obviamente uno siempre quiere más. Esta temporada, muy aparte de los objetivos grupales que es pelear los primeros puestos y poder ascender. En lo personal, un delantero debe tener la meta de pelear en la tabla de goleadores, esa es mi meta. Estoy dentro de los cinco máximos goleadores de toda la historia de Segunda División y eso me pone muy contento, espero seguir escalando.

- ¿Cuál fue tu mejor temporada?

Muy aparte de mis temporadas en Sport Boys, en la que soy hincha de ese club; considero que en Chile tuve una buena temporada, pero lastimosamente ellos estaban en un conflicto social y no me permitió quedarme. Tuve que regresar a Perú y fiché por Cienciano. Esa fue una buena temporada afuera.

- Te viste obligado a dejar Chile por la fuerte crisis política y social que vivió en 2019...

Fue muy duro porque se paralizó el torneo y tú veías cómo quemaban todo en son de protesta: supermercados, trenes, centros comerciales. Era una cosa muy fuerte, suspendieron absolutamente todo, era muy difícil continuar. Me hubiese gustado quedarme, me lo propusieron, pero opté por volver. Uno no se podía concentrar en el fútbol y estaba más pendiente de los eventos externos. Eso se se superó allá y ahora está todo normalizado.

- ¿Qué recuerdos de tu paso en la Reserva de Alianza Lima?

Fue un momento muy bonito, lástima que no nos tocó campeonar, quedamos subcampeones. Fue un momento donde el campeón de la reserva le daba puntos al primer equipo, y fueron esos puntos que le permitió a Alianza disputar la final porque estaba muy peleado. Estaba Jack Durán, Hinostroza, Carlos Ascues, entre otros. Los hinchas me consideran y me demuestran su cariño.

- Eres hincha confeso de Sport Boys...

Soy rosado, yo salí de las canteras de Boys. Fui campeón en menores en el torneo de Asociación. Después de mi paso por la ‘U’ en 2008, volví a Boys que descendió y pudimos campeonar, ascender a Primera División. Considero que entre 2009 y 2010 fueron mis mejores momentos, tanto en Primera como en Segunda.

- ¿Qué te falta lograr como futbolista?

Yo quise ser campeón con Sport Boys, lo fui en Segunda, pero Boys es un club de Primera División no de Segunda. Me hubiese encantado ser campeón con Boys en Primera División.

- Siempre se especuló que tuviste una pelea con Miguel Rebosio en Sport Boys, ¿fue real?

Sucedió que me tocó ingresar y me sacaron una primera amarilla que no fue, pero hubo una segunda que saqué el codo y perjudiqué al equipo porque me expulsaron. Me costó bastante asimilar eso porque estábamos 1-1 y necesitábamos ganar. Ellos hicieron el 2-1, fue un momento muy fuerte para mí, pero fue algo involuntario, yo era hincha y me dolió el triple. Felizmente se pudo revertir el resultado, mis compañeros con 10 hombres voltearon el partido y fue lindo. No tuve un altercado con Miguel, me dijo que no debí sacar el codo y no podíamos quedarnos con uno menos.

- ¿Cómo ves a Sport Boys esta temporada?

Tienen un gran plantel, pero lamentablemente los resultados de visita no se les está dando. Están ganando, sacando puntos de locales, sin embargo, para pelear arriba también tienes que sacar resultados afuera.

Miguel Curiel jugó en Alianza Lima en las temporadas 2010-2012.
Miguel Curiel jugó en Alianza Lima en las temporadas 2010-2012.

- ¿Qué equipo crees que se llevará el Torneo Apertura 2024?

Considero que la pelea está entre Cristal, Universitario y Alianza. Yo creo que entre ellos tres está el campeón del Apertura, obviamente el que más sólido sea se lo va a ganar. Espero que sea Alianza, que tenga ese repunte y pueda quedarse con el título del Apertura.

- ¿Qué opinas de las intensas críticas a Cecilio Waterman?

Me pasó en un principio, es complicado si no lo sabes manejar. El delantero tiene buenos momentos, regulares y malos; tienes que estar fuerte mentalmente. Aparte de entrenar, tiene que saber que eso se va a revertir. Considero que él en algunos momentos se desespera y con tranquilidad, haría esos goles. No dudo de su capacidad. Cuando yo estaba en Chile, él también jugaba allá y era goleador, una pieza importante en su equipo. Lo está haciendo en Alianza, pero puede mejorar esa capacidad goleadora.

- ¿Tuviste propuestas para volver a la Liga 1 2024?

He tenido dos clubes de provincia, pero uno ve dónde se puede sentir más cómodo y dónde podrías desarrollarte más. Acá hay un proyecto que se inició el año pasado, el técnico me llamó porque quería seguir contando conmigo y valoré más eso. Deportivo Llacuabamba es un club serio, el más serio de la Liga 2. Estamos al día en todo, tenemos un buen campo, nos tratan súper bien. Lo único que debo hacer para retribuir es poner este club en Primera División que es la misión de todos mis compañeros. Si me llamaba Boys sí la pensaba, considero que va más allá del dinero, es un sentimiento. Un deseo que siempre he tenido.

- ¿El retiro ya pasó por tu mente?

Yo sigo sintiendo las mismas ganas de jugar, consulto a jugadores que se retiran y me dicen que hay un desgaste físico y emocional, pero no siento eso todavía. Juego y paralelo terminé mi carrera de técnico. Uno no solo debe vivir del fútbol, tiene que ver otras cosas, estudio en la universidad también, veo algunos negocios y trato de hacerlos crecer. Anteriormente un deportista acaba su carrera y se pone a pensar qué hacer, el fútbol te permite ver que entre otras cosas puedes invertir tu dinero.

- ¿Qué jugador está destacando ahora?

Siempre ponía en mis redes que me gusta Piero Quispe, a pesar que siempre hablo de Alianza. Es un buen jugador y uno tiene que resaltarlo, sea del equipo que sea. Me gusta mucho cómo juega y se está consolidando. Joao Grimaldo también, siento que son jugadores que no se esconden.

- Y el regreso de Paolo Guerrero a la Liga 1...

Es un gran aporte para el fútbol peruano, será más visto obviamente. No hace falta decir cosas productivas de él porque todo el mundo lo sabe, ahorita no le está yendo muy bien, pero quizás más adelante va estar súper bien, tanto en la Sudamericana como en el torneo local.

- Fuiste muy crítico con Jean Deza por sus indisciplinas cuando estaba en Alianza Lima...

Tuve la posibilidad de conversar con él de manera personal, lo considero un gran jugador. Muy aparte de esas críticas, sentía que estaba desperdiciando esos momentos que pudo aprovecharlos de otra manera. Me lo explicó e incluso hizo un mea culpa. Hay personas que te ayudan a crecer y hay otras que no, no son muchas las personas que se te acercan a decir ‘qué estás haciendo, haz las cosas bien’. También he tenido este tipo de errores en mi juventud, pero hubo personas que me ayudaron a cambiar. Me siento tranquilo porque le dije algo que tenía que hacer.

- ¿Te arrepientes de algo?

Cuando salgo de Alianza, me llama un club de Primera División y también tenía una oferta de Nacional de Uruguay, por quedarme a esperar lo de Nacional, le dije no al otro club de Perú. Se cerró el libro de pases en Perú y se cayó lo de Nacional, es una de las cosas que me costó bastante asimilar. Uno toma decisiones creyendo que está bien, pero a veces no resulta ser así.