La crisis del presupuesto universitario: una llamada

La Universidad Tecnológica Nacional enfrenta desafíos financieros que amenazan su excelencia académica y la generación de futuros graduados. Esto, a su vez, impactará de manera directa en la industria nacional

Compartir
Compartir articulo
Estudiantes de ingeniería de la UTN
Estudiantes de ingeniería de la UTN

¿Por qué es importante en un país como el nuestro que las Universidades puedan sostener sus estándares de calidad y excelencia?

La Educación Pública transita uno de los momentos más críticos. La UTN no queda ajena a esta crisis. En este escenario nos parece importante poder contar a la sociedad dos de los efectos de la Educación Pública que explican por sí solos su relevancia.

En primer lugar en términos de inclusión y equidad cumple un rol fundamental en lo que tiene que ver con el acceso irrestricto a las instituciones formadoras de conocimiento. Siendo igualadora de oportunidades en un país donde se profundizan las desigualdades, también es urgente resaltar que a esto se le suma el desarrollo científico que emerge de este sistema y que no solo nos ha posicionado en el mundo de manera ejemplificadora, sino que además nos permite tener grandes avances en materia de investigación, producción de conocimiento y desarrollo, aptitudes necesarias para un país que anhela un futuro.

El caso de la UTN

La UTN es un pilar fundamental en la formación de profesionales altamente capacitados en campos como la ingeniería, la tecnología y las ciencias aplicadas.

Sus graduadas y graduados no solo son altamente valorados en el mercado laboral argentino, sino que también contribuyen al desarrollo y la innovación en diversas industrias.

Sin embargo, a pesar de su destacado desempeño académico y su relevancia para el desarrollo del país, la UTN no está exenta de los efectos negativos de la crisis presupuestaria.

Desde la institución hemos señalado la preocupación por la situación financiera, necesitamos que los gastos de funcionamiento se actualicen por inflación a valores reales, mejoren los salarios docentes y se incrementen las cantidades de becas y sus valores.

Poner en riesgo el significado de la palabra Educación y cuestionar todo lo que signifique público, que no es ni más ni menos aquello que le pertenece al pueblo, es poner en crisis el tejido social. Y si a esa disputa de sentido sobre lo que realmente importa en Argentina, se le agregan decisiones políticas que no hacen más que sabotear el sistema educativo, tendremos en peligro la permanencia en las aulas del claustro estudiante en su conjunto.

En el caso específico de la UTN, esta realidad pone en riesgo no solo la continuidad de las actividades académicas, sino también el legado y la contribución al desarrollo tecnológico y productivo de Argentina.

En este sentido, es importante destacar que la UTN, al igual que otras universidades afectadas por la crisis presupuestaria, ha mantenido un compromiso constante con la transparencia y la eficiencia en la gestión de sus recursos. La institución ha demostrado una capacidad notable para optimizar sus recursos y maximizar el impacto de sus actividades educativas y de investigación, a pesar de las limitaciones financieras.

La situación actual de la UTN es un recordatorio urgente de la importancia de fortalecer el presupuesto universitario en Argentina. No se trata solo de garantizar la supervivencia de una institución académica destacada, sino de proteger un activo invaluable para el desarrollo y la competitividad del país en un mundo cada vez más tecnológico y globalizado.

¿Qué es urgente, entonces?

Es imperativo que las autoridades gubernamentales reconozcan el valor estratégico de instituciones como la UTN, como de todas las Universidad Públicas del país y asignen los recursos necesarios para asegurar su continuidad y su capacidad para seguir contribuyendo al progreso de Argentina.

La excelencia académica y la relevancia en el ámbito industrial y productivo hacen de la UTN una pieza clave en el entramado educativo y económico del país, cuya preservación merece la atención y el apoyo de toda la sociedad argentina.