Qué causa los hongos en las uñas y cómo se pueden eliminar

Ya sea en los pies o en las manos, las uñas suelen ser blanco de diferentes tipos de hongo; por suerte, en la mayoría de los casos, tienen solución

Compartir
Compartir articulo
Una de las recomendaciones para evitar las infecciones en las uñas es desinfectar los instrumentos que usamos para cortarlas. (Freepik)
Una de las recomendaciones para evitar las infecciones en las uñas es desinfectar los instrumentos que usamos para cortarlas. (Freepik)

Los hongos en las uñas son una infección común que regularmente inicia como una mancha blanca o amarilla amarronada debajo de la punta de un dedo, ya sea de la mano o del pie, y que poco a poco va creciendo hasta presentar signos como decoloración, engrosamiento y deterioro, e incluso expandirse a muchas uñas.

Este padecimiento tiene diferentes niveles de gravedad, desde una leve, que no genera molestias y tampoco necesita tratamiento; hasta el doloroso, que requiere medidas de cuidados personal y una cura especializada, de acuerdo con las recomendaciones de Mayo Clinic.

Síntomas y factores de riesgo

Los síntomas de hongos en las uñas incluyen la presencia de una o varias uñas con engrosamiento, decoloración, fragilidad, descamación o irregularidad, deformidad separación del lecho ungueal y mal olor.

Mientras que los factores que pueden aumentar el riesgo de contraer hongos en las uñas son la edad avanzada, tener una pequeña lesión en la piel o las uñas, así como una afección en la piel que afecte a las uñas, como psoriasis, y padecer diabetes, problemas con el flujo sanguíneo o un sistema inmunitario debilitado.

También el usar calzado que provoque un exceso de sudoración en los pies, haber padecido pie de atleta en el pasado y caminar descalzo en lugares públicos húmedos, como piscinas, gimnasios o vestuarios.

Los hongos presentes en una uña pueden extenderse a las de otros dedos. (Getty Images)
Los hongos presentes en una uña pueden extenderse a las de otros dedos. (Getty Images)

Qué causa los hongos en las uñas

Los hongos en las uñas son causados por varios organismos fúngicos, es decir, hongos. El más común es un tipo llamado “dermatofito”.

Las levaduras, las bacterias y los mohos también pueden causar infecciones en las uñas. La decoloración que provoca una infección bacteriana suele ser verde o negra.

La infección por hongos en los pies se puede propagar a las uñas y una infección por hongos en las uñas se puede propagar a los pies. También puedes contraer la infección por el contacto con espacios en los que pueden proliferar los hongos.

Prevención

Varios hábitos son los que pueden ayudar a prevenir hongos en las uñas, reinfecciones y hasta pie de atleta -que a la larga pueden producir hongos en las uñas-, tales como las siguientes.

Lávate las manos y los pies regularmente. Lávate las manos después de tocar una uña infectada. Sécate bien las uñas e hidrátalas, aplícate un talco antimicótico para pies. Considera la aplicación de un endurecedor de uñas, que puede ayudar a fortalecer las uñas y las cutículas.

La limpieza de los pies y las manos es fundamental para evitar una infección por hongos. (Shutterstock)
La limpieza de los pies y las manos es fundamental para evitar una infección por hongos. (Shutterstock)

Córtate las uñas en forma recta, suaviza los bordes con una lima y afina las áreas gruesas. Desinfecta el cortaúñas después de cada uso. Si te dejas crecer mucho las uñas, habrá más espacio para que los hongos se desarrollen.

Usa medias absorbentes o cámbiate las medias a lo largo del día, elige calzado de materiales que permitan la circulación de aire, desecha el calzado viejo o trátalo con desinfectantes o talcos antimicóticos, usa calzado en las áreas de piscina y en los vestidores.

Elige un salón de uñas en el que usen instrumentos de manicura esterilizados para cada cliente, o bien, desinfecta los instrumentos que usas para hacerte la pedicura en casa. No uses esmalte de uñas, ni uñas postizas, y si tienes pie de atleta, trátalo con un producto antimicótico.

Tratamiento

No siempre es necesario recibir tratamiento para los hongos en las uñas de los pies. A veces, la infección desaparece con el cuidado personal y productos de venta libre.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección y el tipo de hongo que la cause. Los resultados pueden tardar meses en verse y, aunque la infección de la uña mejore, es común que reaparezca.

La principal opción para combatir los hongos en los pies son los medicamentos antimicóticos, ya sea vía oral, mediante una crema o esmalte.

Desde medicamentos vía oral y hasta las clásicas cremas son algunos de los tratamientos que sirven contra los hongos. (Archivo)
Desde medicamentos vía oral y hasta las clásicas cremas son algunos de los tratamientos que sirven contra los hongos. (Archivo)

Los medicamentos antimicóticos por vía oral con frecuencia son la primera opción, ya que contribuyen a que crezca una nueva uña sin infección, que reemplaza lentamente la parte infectada. Este medicamento puede provocar efectos secundarios como sarpullido y daño hepático o bien pueden interferir con otros medicamentos de venta con receta médica.

El esmalte de uñas antimicótico se usa para pintar las uñas infectadas y la piel que las rodea una vez por día. Tras siete días, retiras las capas superpuestas con alcohol y vuelves a aplicar de nuevo. Es posible que se deba usar este tipo de esmalte de uñas todos los días durante casi un año.

Uno de los tratamientos más comunes es la crema antimicótica que se debe frotar las uñas infectadas después de remojarlas. Estas cremas pueden funcionar mejor si primero te limas las uñas para reducir su grosor. Este tratamiento pueden causar efectos secundarios como sarpullido.

Si lo anterior no funcionan, existe la posibilidad de sugerir la extracción temporal de la uña para que el medicamento antimicótico se pueda aplicar directamente en la infección debajo de la uña.

Mientras que en casos menos comunes, el paciente se somete a una cirugía para extirpar permanentemente la uña infectada y su raíz.