Uruguay: cotización de cierre del dólar hoy 26 de febrero de USD a UYU

Se registró un alza en los valores del dólar con respecto a la jornada anterior

Compartir
Compartir articulo
Uruguay ha empezado a mostrar signos de recuperación después de los estragos que tuvo la pandemia de Covid-19 en la economía. (Infobae)
Uruguay ha empezado a mostrar signos de recuperación después de los estragos que tuvo la pandemia de Covid-19 en la economía. (Infobae)

En la última sesión el dólar estadounidense se negoció al cierre a 39,06 pesos uruguayos en promedio, lo cual implicó un cambio del 1,51% comparado con los 38,48 pesos de la jornada previa.

En relación a la última semana, el dólar estadounidense registra un incremento del 1,29% y desde hace un año aún mantiene una subida del 2,32%.

Si comparamos la cifra con jornadas previas, cambió el sentido del dato previo, cuando se anotó un descenso del 0,16%, mostrándose incapaz de consolidar una tendencia clara en los últimos días. La volatilidad de los últimos siete días presentó un rendimiento manifiestamente inferior a la volatilidad que reflejaron las cifras del último año, presentándose como un valor con menos alteraciones de lo normal últimamente.

Perspectiva económica de Uruguay

El Gobierno de Uruguay prevé retomar el crecimiento económico para este 2024 con la exportación de bienes y servicios como impulsor de estos efectos positivos después de que en los primeros dos semestres del año registró una caída en el Producto Interno Bruto (PIB).

En la primera semana del año el dólar subió en el mercado local y se mantuvo casi en la misma franja que en el cierre del 2023, de acuerdo con datos del Banco Central del Uruguay (BCU). Los economistas pronostican un 2024 marcado por la debilidad de la dólar ante los recortes de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

La moneda uruguaya

El peso es la moneda de circulación oficial en Uruguay desde 1993 y reemplazó a los viejos pesos luego de que el país sufriera un periodo de inflación alta.

Fue a partir del 29 de octubre de 1991 cuando el Banco Central del Uruguay fue autorizado para emitir nuevos billetes para remover los viejos pesos uruguayos que equivalían a 1.000 nuevos pesos. La moneda comenzó a circular hasta marzo de 1993.

En la década de 1990 se introdujo un nuevo mecanismo para poder prever con mayor acierto el valor del peso con respecto al dólar, estableciéndose un sistema de bandas de flotación.

Más tarde, en el año 2002 ya con Jorge Batlle como presidente, Uruguay vivió una crisis financiera debido a la fuga de capitales, por lo que fue difícil controlar el mercado de cambios hasta que meses más tarde se decidió optar por el sistema de flotación independiente, que es el que se ha mantenido actualmente.

Luego de la maxidevaluación de 2002 le siguió un periodo de apreciación de la moneda. Cabe apuntar que las monedas usan animales y figuras patrias al reverso como diseño.

En lo económico, Uruguay se distingue en América Latina por su alto ingreso per cápita, sus bajos niveles de desigualdad y pobreza, siendo el 60% de su población clase media.

Entre los retos que enfrenta Uruguay están el mejorar su competitividad y crecimiento a largo plazo, incorporar a las mujeres a las actividades económicas y transformar la educación.