Gobierno argentino simplifica regulaciones para promover el comercio exterior en sectores clave

El Ministerio de Economía publicó resoluciones que apuntan a fomentar el comercio en los sectores agroalimentario, cárnico y automotriz

Guardar

Nuevo

El Gobierno busca promover el comercio exterior en sectores clave para la economía argentina.
El Gobierno busca promover el comercio exterior en sectores clave para la economía argentina.

El Ministerio de Economía de Argentina implementó una serie de medidas destinadas a simplificar y agilizar trámites para los productos agroalimentarios, la industria cárnica y el sector automotriz. Estas iniciativas buscan reducir la carga administrativa, eliminar regulaciones y fomentar un entorno comercial más ágil.

Las medidas promulgadas en el Boletín Oficial van en línea con un objetivo ya expresado en numerosas resoluciones gubernamentales respecto a una búsqueda de adaptación a exigencias del comercio internacional.

Medida para agroalimentos: simplificación de un registro clave

La Secretaría de Bioeconomía del Ministerio de Economía determinó la derogación de algunos puntos y capítulos de la resolución de 2017 que estableció la creación del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA).

Dicho registro regula los requisitos y formalidades que deben cumplir las personas humanas y jurídicas para ser habilitadas a actuar en las actividades de comercialización e industrialización de productos agroalimentarios.

En ese marco, la Resolución 32/2024 tiene como objetivo reordenar y aligerar la carga administrativa de los operadores en la cadena de agroalimentos. En ese sentido, se determina la eliminación de registros redundantes y la alineación de las políticas de regulación para fomentar la transparencia en las operaciones comerciales. Así, la nueva resolución busca mantener el RUCA, pero con una estructura simplificada y que facilite el comercio interno y externo.

Modernización de la industria cárnica: flexibilidad para el faenado

En un esfuerzo por adaptar la industria cárnica a las demandas actuales del mercado internacional, mediante la publicación de la Resolución 33/2024, la Secretaría de Bioeconomía decidió derogar la Resolución Nº 73 de 1991 de la ex Junta Nacional de Carnes. Esa resolución establecía horarios rígidos para las plantas faenadoras, limitando las operaciones a un horario específico de lunes a viernes, de 4:00 a 14:00 horas. La normativa fue implementada para controlar y estandarizar los horarios de faena en todo el país, con el objetivo de organizar mejor la industria cárnica y asegurar una mejor supervisión y control de las actividades de faenado.

El objetivo del actual Gobierno mediante esta derogación es generar mayor flexibilidad en los procesos de faena, facilitando la modernización de la industria y eliminando regulaciones que ya no se ajustan a las necesidades actuales.

La flexibilidad en los horarios de faena permitirá a las plantas faenadoras operar de manera más eficiente, adaptándose a las fluctuaciones de la demanda y optimizando sus procesos productivos.

El objetivo de la nueva medida relacionada a la industria cárnica es generar mayor flexibilidad en los procesos de faena.
. REUTERS/Agustin Marcarian
El objetivo de la nueva medida relacionada a la industria cárnica es generar mayor flexibilidad en los procesos de faena. . REUTERS/Agustin Marcarian

Industria automotriz: reconocimiento mutuo de homologaciones entre Argentina y Brasil

En el sector automotriz, la Secretaría de Industria y Comercio incorporó al ordenamiento jurídico nacional el “Acuerdo de Reconocimiento Mutuo de Homologaciones Vehiculares” entre Argentina y Brasil. De esa manera, quedó establecido que las homologaciones vehiculares emitidas en uno de los países serán reconocidas en el otro.

La resolución también detalla los procedimientos y requisitos para la emisión de las Licencias de Configuración de Modelo (LCM). Entre estos requisitos se incluye la validación de reglamentos de seguridad y una reducción del 25% en el arancel correspondiente a dichas licencias, lo que representa una significativa simplificación en el proceso administrativo. Esta iniciativa no solo facilita el comercio automotriz entre Argentina y Brasil, sino que también promueve una mayor integración económica y comercial entre ambos países.

Mediante la resolución publicada, quedó establecido que las homologaciones vehiculares emitidas en uno de los países serán reconocidas en el otro.
Mediante la resolución publicada, quedó establecido que las homologaciones vehiculares emitidas en uno de los países serán reconocidas en el otro.

La implementación de este acuerdo representa un paso importante hacia la creación de un mercado automotriz más integrado en el Mercosur. La armonización de los estándares de seguridad vehicular y la reducción de barreras administrativas permiten una mayor fluidez en el comercio de vehículos, beneficiando a fabricantes, importadores y consumidores por igual.

La armonización de los estándares de seguridad vehicular entre Argentina y Brasil facilitará la comercialización y circulación de vehículos entre ambos países, promoviendo una mayor integración económica en la región. La simplificación de los procedimientos administrativos y la reducción de los aranceles correspondientes a las LCM no solo reducirán la carga administrativa para los fabricantes e importadores, sino que también contribuirán a la competitividad del sector automotriz de estos países.

Guardar

Nuevo