Adiós a la gastritis: así es como puedes usar el limón y el aloe vera para combatirla

Estos ingredientes aportan nutrientes que ayudan a alcalinizar el estómago y a reducir los síntomas

Guardar

Nuevo

El aloe vera tiene muchas propiedades digestivas (Ilustraciones Infobae)
El aloe vera tiene muchas propiedades digestivas (Ilustraciones Infobae)

La gastritis es uno de los padecimientos estomacales más comunes que existen, y aunque muchas veces suele volverse crónica, existen muchos remedios naturales que pueden implementarse para aminorar los síntomas.

Y es que la gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago que puede presentarse de forma repentina y severa o crónica, desarrollándose gradualmente y persistiendo durante un período prolongado.

Existen diversas causas que pueden desencadenar la gastritis, entre las más comunes se incluyen:

  • Infección por Helicobacter pylori: Esta bacteria es una de las causas más frecuentes de gastritis crónica.
  • Uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs): Medicamentos como el ibuprofeno y la aspirina pueden irritar el revestimiento del estómago.
  • Consumo excesivo de alcohol: El alcohol puede erosionar y debilitar el revestimiento del estómago, provocando inflamación.
  • Estrés: Situaciones de alto estrés físico o emocional pueden afectar el revestimiento gástrico.
  • Enfermedades autoinmunes: En algunos casos, el sistema inmunológico ataca por error las células del estómago.
  • Reflujo biliar: El reflujo del contenido biliar hacia el estómago puede causar irritación.
La gastritis es un padecimiento común que causa dolor en la zona del estómago (DiarioSalud)
La gastritis es un padecimiento común que causa dolor en la zona del estómago (DiarioSalud)

Cómo usar el aloe vera para combatir la gastritis

A pesar de que para el tratamiento de la gastritis suelen usarse diversos medicamentos, como mencionamos antes, existen remedios naturales que pueden usarse para complementar los tratamientos médicos y ayudar a disminuir los síntomas.

Tal es el caso del aloe vera y el limón, los cuales pueden ser usados juntos como un remedio natural para combatir la gastritis debido a sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y alcalinizantes. A continuación se detalla cómo preparar y consumir esta combinación.

Ingredientes:

  • 1 hoja de aloe vera fresca
  • 1 limón
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • Opcional: una cucharadita de miel para mejorar el sabor

Preparación:

  • Extracción del gel de aloe vera: Lava bien la hoja de aloe vera y corta los bordes con espinas. Luego, corta la hoja por la mitad y con la ayuda de una cuchara extrae el gel transparente del interior.
  • Preparación del jugo de limón: Exprime el limón para obtener su jugo y reserva.
  • Mezcla: En una licuadora, agrega el gel de aloe vera, el jugo de limón y el vaso de agua. Licúa hasta obtener una mezcla homogénea. Si lo prefieres, añade una cucharadita de miel para endulzar.

Consumo:

  • Se recomienda consumir este preparado una o dos veces al día, preferiblemente en ayunas y antes de ir a dormir.

Beneficios:

  • Aloe vera: Tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes que pueden ayudar a reducir la inflamación de la mucosa gástrica y promover la regeneración del tejido.
  • Limón: Aunque es ácido en su estado natural, una vez metabolizado tiene un efecto alcalinizante en el organismo, ayudando a neutralizar el exceso de ácido estomacal que puede causar gastritis.

Cabe mencionar que, aunque es un remedio natural, el uso prolongado del aloe vera puede tener efectos laxantes por lo que es recomendable no exceder las dosis y consultar con un médico antes de comenzar el tratamiento, especialmente en personas con condiciones médicas preexistentes o que estén tomando otros medicamentos.

Qué otros consejos se pueden seguir para combatir la gastritis

Este remedio puede ser una ayuda efectiva para aliviar los síntomas de la gastritis pero existen otros consejos que pueden poner en práctica

  • Evita alimentos irritantes como comidas picantes, ácidas, grasientas o fritas.
  • Consume alimentos suaves y blandos como plátano, arroz blanco, avena y puré de papas.
    Incluye frutas y verduras frescas en tu dieta, pero evita las cítricas y las que causen gases.
  • Opta por carnes magras y pescado, evitando carnes rojas y procesadas.
  • Come en horarios regulares y evita saltarte comidas. Consume varias comidas pequeñas al día en lugar de pocas pero abundantes
  • Evita el consumo de alcohol y tabaco.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer; espera al menos 2-3 horas antes de ir a la cama.
Guardar

Nuevo