Mujer no alcanzó a llegar al hospital y policías la ayudaron a tener a la bebé en su casa

La madre tenía 39 semanas de gestación y su domicilio es en la alcaldía Magdalena Contreras

Guardar

Nuevo

La bebé nació en su casa  (Imagen Ilustrativa Infobae)
La bebé nació en su casa (Imagen Ilustrativa Infobae)

Una mujer de 39 semanas de gestación comenzó la labor de parto en su casa, un domicilio ubicado en El Ocotal, en la alcaldía Magdalena Contreras, Ciudad de México.

Ella llamó a los servicios de emergencia y quienes acudieron a auxiliarla fueron elementos policiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), originalmente ellos estaban patrullando la zona como parte de su rutina.

Al escuchar la alerta por radio, los policías se trasladaron a la vivienda ubicada en la intersección de las calles Coconetla y Cahuazala. La mujer presentaba fuertes contracciones, así que los elementos de seguridad tuvieron que prepararse para el parto.

(X/@SSC_CDMX)
(X/@SSC_CDMX)

Aplicando sus conocimientos en primeros auxilios, los policías iniciaron la atención médica, una oficial recibió a la recién nacida, la bebé fue entregada a su mamá después de que lloró.

Algunos minutos después, los Paramédicos de Protección Civil (PC) acudieron al lugar y trasladaron tanto a la madre comoa la bebé a un hospital cercano para una evaluación médica más detallada, según la SSC. Un familiar de la mujer expresó su gratitud por el apoyo brindado por los agentes.

Posteriormente, la agente que recibió a la bebé acudió a visitar a la mujer en el hospital y se sacó una foto cargándola.

Recomendaciones para un parto en casa

Aunque en esta ocasión se trató de una emergencia y un alumbramiento improvisado, el parto en casa es una opción que algunas mujeres eligen por diversas razones, como buscar un entorno más cómodo, sus creencias religiosas o alejarse de las enfermeras para preferir una partera y la cercanía con su pareja u otros familiares; sin embargo, es crucial seguir ciertas recomendaciones para garantizar la seguridad de la madre y el bebé:

 (Imagen Ilustrativa Infobae)
(Imagen Ilustrativa Infobae)
  1. Consulta previa con profesionales: Es fundamental discutir la opción de un parto en casa con un ginecólogo o una partera certificada para evaluar si es una opción segura según la salud de la madre y del bebé.
  2. Contar con un equipo calificado: Asegurarse de que haya una partera o un profesional de la salud presente con experiencia en partos en casa y equipados con los suministros necesarios para emergencias.
  3. Preparación del espacio: Crear un ambiente limpio y cómodo en el hogar, con acceso a agua caliente y espacio suficiente para el equipo médico.
  4. Plan de traslado: Tener un plan detallado para un traslado rápido a un hospital en caso de complicaciones durante el parto. Esto incluye conocer la ruta más rápida al hospital y tener un vehículo disponible.
  5. Control constante: Durante el trabajo de parto, realizar monitoreos frecuentes tanto de la madre como del bebé para detectar cualquier señal de complicaciones.
  6. Postparto inmediato: Asegurarse de que se realicen las evaluaciones necesarias del recién nacido inmediatamente después del parto y que la madre reciba la atención postparto adecuada.
  7. Documentación y planificación: Preparar la documentación requerida por las leyes locales sobre nacimientos y disponer de un registro detallado de los cuidados y procedimientos llevados a cabo.
  8. Apoyo emocional: Contar con apoyo emocional de familiares y amigos puede ayudar a crear un entorno positivo y disminuir el estrés durante el proceso de parto.

Es importante recordar que, aunque el parto en casa puede ser una experiencia satisfactoria, siempre debe priorizarse la seguridad de la madre y el bebé, en ocasiones los profesionales de la salud no recomiendan esta práctica para embarazos de alto riesgo o bebés prematuros.

Guardar

Nuevo