¿Cómo certificar tus billetes de colección?

Así como existen ventajas, también existen una serie de desventajas a la hora de certificar tus billetes de colección. Conoce los dos lados de la moneda

Guardar

Nuevo

Eneas Mares es coleccionista de billetes y monedas. (Jovani Pérez/ Infobae)
Eneas Mares es coleccionista de billetes y monedas. (Jovani Pérez/ Infobae)

Para mi hija Elean Yunuen, por su ajolotito

Ahora es el turno de saber cómo y con qué empresas certificar tus billetes de colección, banknotes o papel moneda. Como vimos en nuestra pasada colaboración en este espacio de Infobae, certificar una moneda o billete es determinante para darle un valor monetario. La escala empleada para clasificarlos también es la escala Sheldom, reconocida a nivel mundial y una buena calificación en dicha escala es un atractivo para todo coleccionista.

Un billete graduado o certificado suele venderse por un quince a cien por ciento más que uno no certificado. La certificación brinda a los coleccionistas seguridad en el conocimiento de cuál es la graduación aproximada de su billete o que está considerando comprar, lo que los pone en una mejor posición para negociar tanto los precios de compra como los de venta. Si eres comerciante, cuando vendes tus billetes, ya sea de manera privada o en cualquier red social o plataforma, obtendrás un precio más alto por tus billetes si tienes una calificación 70, que un billete con graduación 25.

Las compañías cobran una tarifa de procesamiento según el grado y una tarifa de envío basada en el valor de tu pieza. Otra ventaja de la certificación es que garantiza el buen estado del billete, protegido en un blíster de alta tecnología.

Sin embargo, también existen desventajas de certificar tu billete: a los coleccionistas les gusta tocar los ejemplares. Además, graduar billetes supone una fuerte inversión, tiempo de espera mientras se gradúa, pero, sobre todo, se corre un riesgo terrible en el envío.

Dónde certificar mis billetes de colección

La meticulosa selección de personajes para los nuevos billetes refleja el compromiso del BCRP con la historia y la biodiversidad peruana, con elementos de seguridad actualizados para prevenir la falsificación. (Crédito Infobae / Paula Elizalde)
La meticulosa selección de personajes para los nuevos billetes refleja el compromiso del BCRP con la historia y la biodiversidad peruana, con elementos de seguridad actualizados para prevenir la falsificación. (Crédito Infobae / Paula Elizalde)

Ahora, veamos en orden de peor a mejor, las empresas con las que puedes certificar tus billetes:

Banknotes Graduation (BNG): La empresa ya desapareció (afortunadamente), pero si ves algún billete rondando en alguna convención o casa numismática con este blíster, mejor ni lo compres.

NCV Grading: No hay mucha información de esta empresa española. Sus precios son altos pues varían de los 14 a los 300 euros. Mejor ni te arriesgues pues cumplen la doble función de certificar y vender.

World Banking Grading (WBG): Inició operaciones a finales de 2013. Sus precios son elevados, pues varían desde los US$25 a los US$250 dólares, de acuerdo si son individuales o si quieres certificar varios de tus billetes.

Legacy Currency Grading (LCG): La empresa dice que cada billete es revisado por Jason Bradford, o por alguien entrenado directamente por él, “asegurando calificaciones más consistentes”. Sin embargo, Jason Bradford tiene antecedentes criminales: Fue expulsado del Gremio de Numismáticos Profesionales y de la Asociación de Comerciantes Profesionales de Divisas por su participación en un caso de fraude e incumplimiento de contrato cuando estaba al frente de PCGS Money. En mayo de 2019, el Tribunal Superior de Los Ángeles ordenó a Bradford pagar daños generales por un total de 150.000 dólares. Pero al mismo estilo que la película “Atrápame si puedes”, Bradford suele ser contratado con regularidad por el Servicio Secreto de Estados Unidos para detectar falsas certificaciones. Sus tarifas van desde los 30 a los 250 dólares por billete.

Currency Grading and Authentication (CGA): el primer servicio de calificación de papel moneda en Estados Unidos, fundado en 1998. A diferencia de otras empresas, tienen un blíster y etiqueta de “Próxima Generación”. El blíster es un 30 % más grueso que los blísters antiguos e igual de transparente y hermético. Su estándar de propiedad está diferenciado por una estrella o un diamante (a partir de 2014). Si un billete CGA certificado no cuenta con una estrella o un diamante no tiene la garantía de calificación CGA y seguramente es falso. Sus servicios van desde US$25 hasta US$50 dependiendo del valor de la pieza y de la rapidez con la que quieras tu billete graduado.

Paper Money Guaranty (PMG): Es el servicio de graduación de billetes más grande del mundo, con más de 10,000,000 de billetes certificados. La American Numismatic Association (ANA), la única organización numismática autorizada por el Congreso de los EEUU., y la Professional Numismatists Guild (PNG) han nombrado a PMG como su servicio oficial de calificación de billetes. Sus valores van desde 15 a 300 dólares por pieza, más un seguro de 10 dólares. Sin embargo, tienes que pagar una membresía con precios que van desde $0 pesos, hasta US$299 dólares anuales.

Professional Coin Grading Services (PCGS Banknote): Esta empresa utiliza blísters de plástico de última generación y a prueba de manipulaciones que sellan todos los billetes certificados encapsulado dentro de un contenedor seguro, inerte y de calidad “que protegerá el billete por generaciones”. Todos los billetes graduados y encapsulados por PCGS cuentan con tecnología revolucionaria de comunicación de campo cercano (NFC) contra la falsificación, que permite a coleccionistas y comerciantes verificar instantáneamente cada contenedor y el billete. El costo es de US$65 dólares por pieza, más envío.

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio

*Coleccionista y conductor del canal de YouTube “Monedas Mexicanas y del Mundo”

Twitter @eneasmares

Guardar

Nuevo