PRI impugna la asignación de diputados en Congreso Local de Edomex

“El objetivo de dicha sobrerrepresentación para el oficialismo es garantizar a Morena y sus aliados el control de los órganos de gobierno del Congreso”, enunció el PRI

Guardar

Nuevo

Alito Moreno funge como presidente del Partido Revolucionario Institucional desde 2019
Alito Moreno funge como presidente del Partido Revolucionario Institucional desde 2019

Ante el arrollador triunfo de Morena en las pasadas elecciones del 2 de junio, el Partido Revolucionario Institucional del Estado de México presentó una impugnación en contra de la asignación de diputados de representación proporcional en el Congreso Local.

Fue por medio de un comunicado de prensa que el PRI mexiquense dio a conocer su interposición ante el Tribunal Electoral del Estado de México donde se estableció que la distribución aprobada por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) incurre en una excesiva e ilegal sobre representación de los partidos que integran la coalición oficialista en la entidad.

“El objetivo de dicha sobre representación para el oficialismo es garantizar a Morena y sus aliados el control de los órganos de gobierno del Congreso, la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, así como la distribución de las comisiones y diversas direcciones del Poder Legislativo local”, aseguró el PRI.

Dentro de la impugnación se destacó que el principio de autenticidad del voto es un pilar fundamental de la democracia que garantiza la legitimidad de los procesos electorales
Dentro de la impugnación se destacó que el principio de autenticidad del voto es un pilar fundamental de la democracia que garantiza la legitimidad de los procesos electorales

Asimismo, el partido consideró inadmisible que habiendo obtenido el 17.2% de la votación, su representación en el Congreso sea de 9 diputados. Mientras que el PVEM tenga en total 10 lugares dentro de la sala de sesiones del Pleno de la Cámara de Diputados cuando solo obtuvo el 8.8%.

De igual manera, se hizo hincapié en que los partidos de oposición están subrepresentados con una suma de 13.8 puntos porcentuales, por debajo de la proporción de votos que obtuvieron. El PRI alegó que es fundamental que cada voto sea auténtico, es decir, que refleje la verdadera intención del votante sin coacciones externas o fraudes que puedan distorsionar el resultado electoral.

Dentro de los argumentos fundamentales en la impugnación, se destacó que el principio de autenticidad del voto es un pilar fundamental de la democracia que garantiza la legitimidad de los procesos electorales y la representatividad de los gobernantes. Por lo que con dicha distribución de curules, se vulnera la voluntad ciudadana y no se da cumplimiento cabal al principio de autenticidad del voto.

La impugnación a nivel presidencial

Imagen de archivo de ciudadanos que asisten a votar.  EFE/ Antonio Ojeda
Imagen de archivo de ciudadanos que asisten a votar. EFE/ Antonio Ojeda

Así como en este caso, el PRI ha presentado una impugnación. La diferencia: la elección presidencial ante el Instituto Nacional Electoral (INE), al citar un cúmulo de irregularidades graves durante el proceso electoral.

Según el partido, estas acciones vulneraron los valores constitucionales de certeza, imparcialidad, neutralidad y equidad en la contienda. Además, agregaron que el acto reclamado incluye irregularidades no reparables en las actas de escrutinio y cómputo, afectando de manera determinante el resultado de la elección.

En el documento, también se menciona el clima de violencia, intimidación e inseguridad generalizado, el cual influyó negativamente en los resultados, cuestionando así la legitimidad del proceso electoral.

Guardar

Nuevo