“Estoy reconciliada con mi derrota”, dice Xóchitl Gálvez tras resultados de la elección presidencial

Tras ser derrotada en las elecciones del 2 de junio, Gálvez Ruíz reconoce con serenidad el resultado y destaca la necesidad aceptar la derrota como parte del proceso democrático

Guardar

Nuevo

(EFE/Isaac Esquivel)
(EFE/Isaac Esquivel)

Xóchitl Gálvez, excandidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, ha compartido sus sentimientos y reflexiones tras las elecciones del 2 de junio, donde fue derrotada por Claudia Sheinbaum con una gran diferencia de votos.

En entrevista con Carlos Loret de Mola en Latinus, Gálvez Ruiz dijo que siempre supo que se enfrentaba a una contienda complicada, pero reconoció que no esperaba la magnitud de su derrota.

De acuerdo con los cómputos distritales del Instituto Nacional Electoral (INE), la candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum Pardo, ganó la contienda con un 59.35% de votos, en contraste con el 27.90% que obtuvo la abanderada de la alianza PRI-PAN-PRD.

“Cuesta trabajo, pero sí hay que reconocer que perdiste. Yo estoy reconciliada con mi derrota, creo que México tiene que aprender a perder en general, no buscar culpables. En mi caso, estoy tranquila y en paz. Por mi parte, hice todo lo que tenía que hacer”, afirmó la ex candidata.

En ese escenario, la exalcaldesa de la Miguel Hidalgo mencionó que pensaba que la diferencia sería de alrededor de nueve puntos, según lo que indicaban las encuestas días antes de la elección.

Imagen de archivo de la candidata presidencial opositora, Xóchitl Gálvez. EFE/ Sáshenka Gutiérrez
Imagen de archivo de la candidata presidencial opositora, Xóchitl Gálvez. EFE/ Sáshenka Gutiérrez

Su optimismo inicial se basaba en la alta participación ciudadana y en los reportes preliminares que apuntaban a victorias en varias ciudades importantes como Guanajuato, Morelia, Querétaro, Hermosillo, Zacatecas y Durango. Sin embargo, estos datos no se confirmaron más adelante, lo que aumentó la incertidumbre y finalmente resultó en una aplastante derrota.

Las predicciones del PRI, PAN y PRD parecían favorables hasta el último momento, no obstante, la realidad fue desalentadora cuando la noche del 2 de junio la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, adelantó a la Cámara de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) que Claudia Sheinbaum era la ganadora, lo que desconcertó a Gálvez.

“Yo sabía que iba a ser una elección complicada. Siempre supe contra quién estaba compitiendo, pero nunca vi venir el tamaño de la derrota”, señaló.

En una acción controvertida dentro de su coalición, Gálvez llamó personalmente a la morenista para felicitarla, un gesto que generó reclamos dentro de su equipo.

Imagen de archivo de la candidata oficialista a la presidencia de México, Claudia Sheinbaum. EFE/José Méndez
Imagen de archivo de la candidata oficialista a la presidencia de México, Claudia Sheinbaum. EFE/José Méndez

“La llamada fue a nombre de Xóchitl Gálvez, reconociendo su triunfo. Le dije: ‘Hola, Claudia, ¿cómo estás? Felicidades por tu triunfo, ojalá realmente puedas hacer un México más justo. Yo vi mucha violencia, mucho abandono, te deseo lo mejor para tu gobierno’. Fue una llamada relativamente rápida”, narró. Sin embargo, este gesto generó tensiones dentro de su coalición.

Uno de los enojados fue el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, se mostraron intransigentes y la criticaron duramente tras reconocer a Sheinbaum, considerándolo “un acto indigno”.

“No sé si a los hombres les gusta gritar, pero se puede arreglar todo hablando tranquilamente. Me gritó diciendo que era indigno de mi parte felicitar a Claudia porque había sido una elección de Estado”, recordó. Pese a estas diferencias, Gálvez defendió su decisión como un acto de respeto a la democracia. “Reconozco que hubo intromisión porque la elección ya estaba decidida cuando empezó. Pero hay que respetar a quienes votaron por Claudia, no tengo un solo reclamo”.

También se difundieron rumores infundados sobre si había factores que pudieron haberla llevado a reconocer la derrota, como por ejemplo un supuesto secuestro de su hijo, que habían encontrado más videos “peligrosos” de él, o que se había vendido.

Marko Cortés reclamó a Xóchitl Gálvez por haber felicitado a Claudia Sheinbaum por ganar la elección con una clara ventaja (Cuartoscuro)
Marko Cortés reclamó a Xóchitl Gálvez por haber felicitado a Claudia Sheinbaum por ganar la elección con una clara ventaja (Cuartoscuro)

A pesar de las tensiones, Gálvez mencionó que defendió su decisión como un acto de respeto a la democracia y subrayó la importancia de aprender a aceptar las derrotas. La excandidata presidencial expresó su visión de que en una democracia se gana y se pierde, y la importancia de respetar la voluntad de los votantes.

Aunque subrayó que sí hubo intromisiones y aspectos inequitativos en la contienda, muchos de ellos propiciados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que era fundamental reconocer la victoria de Sheinbaum en ese momento, y dejó claro que cualquier irregularidad se discutiría en los tribunales. “Que yo le escamoteara el triunfo me hubiera parecido lamentable de mi parte”, sostuvo.

Pese a todo, Xóchitl Gálvez cerró con una actitud de tranquilidad, destacando que hizo todo lo que estaba en sus manos con los recursos disponibles y que, a pesar de la derrota, se encuentra en paz y contenta con su desempeño y decisiones durante la campaña.

Guardar

Nuevo