¿Dónde y cuánto cuestan? Mayela Laguna vende tostadas tras separarse de la familia Pinal

El problema con la dinastía inició cuando el hijo de la ‘Diva de cine de Oro Mexicano’ desconoció a Apolo

Guardar

Nuevo

(Jovani Pérez/Infobae)
(Jovani Pérez/Infobae)

Mayela Laguna ha tenido serios problemas en los últimos meses después de que Luis Enrique Guzmán desconoció a su hijo en común Apolo. Ante esta separación rotunda no solo con su pareja, sino con toda la familia Pinal y una disputa por la pizzería en la que trabajaba, la mujer tuvo que buscar otras opciones para generar dinero.

Fue en este sentido que recientemente dio a conocer que decidió emprender un negocio de tostadas y se dijo agradecida de poder ganar dinero de forma honrada.

Todo sobre el puesto de tostadas de Mayela Laguna

Fue durante una entrevista para Sale el Sol donde la mujer explicó las razones por las que inició este nuevo negocio y también habló de la prueba de paternidad que se hará su expareja con su hijo.

“A mí me gusta muchísimo trabajar, he trabajado desde los 16 años. Me gustan las tostadas porque es muy fácil”, comentó.

(Captura de pantalla/Sale el sol)
(Captura de pantalla/Sale el sol)

El lugar se llama Fish & Chips y está ubicado en Avenida Revolución 1341, local C, de la Ciudad de México.

En este sentido, hace un par de días, Mayela compartió desde su cuenta de Instagram que el sitio ya está en funcionamiento.

Aquí te compartimos el menú y los precios de los productos que la mamá de Apolo ofrece:

  • Tostadas de ceviche: 40 pesos
  • Tostadas de camarón: 50 pesos
  • Aguachile: 50 pesos
  • Orden de pescado con papas: 70 pesos
  • Orden de camarón empanizado con papas: 90 pesos
La mamá del pequeño Apolo busca otras formas de ganar ingresos

Foto: TV Azteca
La mamá del pequeño Apolo busca otras formas de ganar ingresos Foto: TV Azteca

El lugar también cuenta con aguas frescas y refrescos. Además, la mujer detalló que próximamente la marca tendrá cuenta de Instagram.

Cabe recordar que durante el tiempo en que Mayela estuvo con Luis Enrique Guzmán ella manejaba una pizzería que estaba a nombre del hijo de La última diva del cine de oro.

No obstante, después de los conflictos, Laguna denunció que se le prohibió seguir trabajando en el sitio y, por tanto, tuvo que buscar otras opciones.