No sólo es BJ; vecinos de Neza advierten que el agua huele a combustible y autoridades aseguran que es normal

Autoridades presuntamente ya habían atendido las quejas de los habitantes del municipio del Estado de México, pero continúan con el problema

Guardar

Nuevo

Aunque las autoridades aseguran que ya se erradicó el problema, los lugareños aseguran que no tienen confianza en utilizar el agua que  llega a sus casas. 
Crédito: alcaldiabenitojuarez.gob.mx
Aunque las autoridades aseguran que ya se erradicó el problema, los lugareños aseguran que no tienen confianza en utilizar el agua que llega a sus casas. Crédito: alcaldiabenitojuarez.gob.mx

Los casos de agua contaminada en el Valle de México continúan afectando a miles de personas. Ahora, habitantes del municipio de Neza, en el Estado de México, denunciaron que el suministro del líquido sigue entregando agua que podría atentar contra la salud de los pobladores, pese a que las propias autoridades afirma que “es normal”.

Ante ello, las personas están temerosas de utilizar este fluido ya que, de acuerdo con sus experiencias, aún cuenta con un fuerte olor a combustible lo que no les ha permitido realizar actividades cotidianas como bañarse, lavar trastes o limpiar la casa en los últimos cuatro días y contando.

De forma preventiva, los habitantes de Nezahualcóyotl decidieron que no realizarán ninguna actividad que implique el uso de agua ya que, al estar contaminada supuestamente por combustible, buscan evitar enfermedades o intoxicaciones que les puedan provocar problemas de salud más graves.

Las personas evitan en gran medida utilizar esta agua, lo que les ha llevado a no bañarse ni lavar ropa. Foto: (Andina)
Las personas evitan en gran medida utilizar esta agua, lo que les ha llevado a no bañarse ni lavar ropa. Foto: (Andina)

¿Qué dicen las autoridades?

Los primero indicios comenzaron desde el jueves 11 de abril, cuando elementos de seguridad pública municipal, la Guardia Nacional y hasta personal de Pemex atendieron la denuncia de una toma clandestina de combustible, también conocida como huachicol, ubicada en la avenida Las Torres en el cruce con la calle 11, colonia Campestre Guadalupe.

Pese a que los oficiales de seguridad lograron dar con el lugar en donde se obtenía combustible de manera ilegal, los responsables huyeron y a la fecha se encuentran prófugos de la ley. No obstante, concluyeron que pudo haber sido esta toma la responsable de contaminar el agua de la zona afectando a por lo menos 15 viviendas a la redonda que no han podido eliminar el producto insalubre.

El delito de huachicol podría ser el causante de la contaminación. (Foto: SEDENA)
El delito de huachicol podría ser el causante de la contaminación. (Foto: SEDENA)

Y es que, aunque la ODAPAS llegó a realizar una nueva revisión, ayudó a la reparación de la supuesta toma y realizó la limpieza total de las cisternas de los diferentes domicilios, el olor a gasolina continúa siendo muy fuerte por lo que los vecinos de Neza se niegan a tocar el agua para evitar cualquier problema.

Según indicó el gobierno del Estado de México, todavía continúan los trabajos de saneamiento en la red de distribución del agua, así como la revisión de la estructura para descartar cualquier daño posible. Con estas acciones han logrado enviar el líquido de manera sesgada, pero afirman que ya no hay agentes contaminantes que pongan en riesgo la vida de las personas.