Estos son los extraños síntomas del colesterol y triglicéridos elevados que aparecen en manos y pies

Este padecimiento suele ser considerado como silencioso y es una de las principales causas de infartos al miocardio

Compartir
Compartir articulo
Estos síntomas del colesterol elevado son poco conocidos (Clínica La Condes)
Estos síntomas del colesterol elevado son poco conocidos (Clínica La Condes)

El colesterol es una sustancia cerosa, similar a la grasa, que se encuentra en todas las células del cuerpo. Es esencial para el funcionamiento normal del organismo, sin embargo, en cantidades elevadas puede ser muy perjudicial para la salud pues puede derivar en complicaciones cardíacas.

Y es que uno de los principales problemas de este mal es que suele ser considerado como un padecimiento silencioso, ya que muchas veces no desarrolla síntomas o bien estos son difícil de asociar con un colesterol elevado.

Dos de estos síntomas, poco conocidos, tienen que ver con manifestaciones en manos y pies que difícilmente son asociados con un exceso de colesterol en la sangre, tal como señala información de la Fundación Británica del Corazón.

Esta institución indica que existen señales en las manos y pies que son poco habituales y que, por lo tanto, suelen pasar desapercibidas pero que si se conocieran podrían ayudar a salvar vidas.

El colesterol elevado genera bloqueos en las arterias que impiden el paso de la sangre (Imagen Ilustrativa Infobae)
El colesterol elevado genera bloqueos en las arterias que impiden el paso de la sangre (Imagen Ilustrativa Infobae)

Algunos de estos síntomas son fragilidad o el lento crecimiento de las uñas de los pies, que podrían reflejar problemas de circulación vinculados a altos niveles de colesterol y que son señan de un trastorno conocido como “isquemia crítica de miembros”, un estado severo que demanda atención médica urgente para prevenir consecuencias graves, como la amputación de la extremidad comprometida.

Adicionalmente, apunta a que manifestaciones como pérdida de sensibilidad, debilidad en las extremidades inferiores, heridas que no sanan y alteraciones en el color de la piel deberían ser tomadas en serio, ya que podrían señalar la presencia de esta afección.

Por su parte, en relación con las manifestaciones físicas del colesterol alto en las manos, la institución señala éste puede derivar en una condición conocida como xantoma tendinoso la cual suele causar el desarrollo de nódulos en los nudillos de los dedos. Cabe mencionar que estos síntomas también puede aparecer en personas con los triglicéridos altos.

Estos nódulos pueden ser síntomas de exceso de colesterol en la sangre (Manual MDS)
Estos nódulos pueden ser síntomas de exceso de colesterol en la sangre (Manual MDS)

Consecuencias del colesterol y los triglicéridos elevados

Tener el colesterol elevado, especialmente el colesterol LDL o “malo”, puede llevar a severas consecuencias para la salud. Entre las principales se encuentran:

  • Enfermedad de las arterias coronarias: El exceso de colesterol puede acumularse en las paredes de las arterias, formando placas que se conocen como aterosclerosis. Esto reduce el flujo sanguíneo al corazón, pudiendo causar dolor en el pecho (angina) o un ataque al corazón.
  • Ataque al corazón: La obstrucción completa de una arteria coronaria por una placa de colesterol puede detener el flujo de sangre hacia una parte del corazón, dañando el músculo cardíaco. Esto es conocido como infarto de miocardio o ataque al corazón.
  • Accidente cerebrovascular: De manera similar a cómo afecta al corazón, la aterosclerosis puede limitar el flujo de sangre al cerebro. Si una arteria que suministra sangre al cerebro se bloquea completamente, puede ocurrir un accidente cerebrovascular.
  • Enfermedad arterial periférica: El colesterol alto también puede afectar las arterias de otras partes del cuerpo, como las piernas y los brazos, restringiendo el flujo sanguíneo y causando dolor o fatiga en las extremidades afectadas.
  • Hipertensión arterial: La acumulación de colesterol puede endurecer las arterias, haciendo que el corazón trabaje más fuerte para bombear sangre a través de ellas, lo que a su vez puede incrementar la presión arterial.

Mantener niveles saludables de colesterol mediante una dieta adecuada, ejercicio regular y, si es necesario, medicación, es clave para prevenir estas condiciones y promover una salud cardiovascular óptima.