Quiénes son Los Rodolfos y cuál es su relación con La Unión Tepito

Esta semana cayó en Xochimilco “El Michelín”, presunto líder de Los Rodolfos, el grupo criminal que dominó las extorsiones, narcomenudeo y la tala ilegal al sur de la CDMX

Guardar

Nuevo

(Mapa: Infobae México)
(Mapa: Infobae México)

En el mapa del narco chilango elaborado en 2022 por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se observan 13 cárteles y grupos criminales afincados a lo largo de las 16 alcaldías de la Ciudad de México; la lista está encabezada por La Unión Tepito, el cártel capitalino que logró poner bajo su mando a otros grupos criminales como Los Canchola, el Cártel de Tláhuac y Juan Balta, pero hacer frente a otras organizaciones que les querían pelear el territorio.

En una reunión de narcos chilangos celebrada en Azcapotzalco -posiblemente en 2017-, José Alberto Maldonado López, alias “El Betito” convocó a los líderes de algunas históricas familias en el mundo criminal chilango; entre los asistentes estaban “El Felipillo” (hijo de “El Ojos”, del Cártel de Tláhuac), “El Lunares” y “El Negro Aguas”; de parte de los ausentes se contabilizaron a los cabecillas de Los Rodolfos, Los Perros de Coyoacán, Los Patines de Venustiano Carranza y “El Tortas”, extorsionador de la Plaza de Garibaldi y exlíder de la Anti Unión Tepito.

La reunión está plasmada en el libro “El Cártel Chilango” del periodista Antonio Nieto, en el que se destaca el liderazgo de “El Betito” para lograr que algunos grupos criminales lograran “alinearse” a La Unión Tepito y aceptar las condiciones que Maldonado López les impuso para dotarlos de la droga y protección con la que contaba su cártel.

La vez que 'El Betito' fue confundido con un narcomenudista de La Unión Tepito (Infobae)
La vez que 'El Betito' fue confundido con un narcomenudista de La Unión Tepito (Infobae)

¿Quiénes son Los Rodolfos?

En la mañana del 20 de julio de 2017 cinco minutos fueron suficientes para cambiar la dinámica del narco chilango. Agentes de la Secretaría de Marina se desplegaron con sigilo por calles de la colonia Conchita Zapotitlán, alcaldía Tláhuac, para intentar desmantelar a la cúpula del cártel que tomó el nombre de la demarcación. Algo salió mal pues los criminales respondieron al operativo con una intensa balacera que culminó con ocho delincuentes muertos, entre ellos un hombre identificado como Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”.

“El Ojos” era el fundador y líder del Cártel de Tláhuac y su muerte le abrió las puertas de la alcaldía a Los Rodolfos; así fue como pasaron de operar en Xochimilco y Tlalpan a extender su presencia en Tláhuac, Milpa Alta, Coyoacán, Tláhuac e Iztapalapa.

Con la expansión también llegó la persecución de las autoridades a sus líderes y en agosto de 2020 las autoridades capitalinas detuvieron a Héctor Rodolfo Rodríguez Morales Morales, alias “La Gorda”, quien obtuvo su libertad después de 13 meses encarcelado, pero semanas después lo asesinaron mientras se dirigía a una plaza de Tlalpan para hacer las compras navideñas.

'El Ojos', líder del Cártel de Tláhuac (Infobae)
'El Ojos', líder del Cártel de Tláhuac (Infobae)

Los Rodolfos pasaron a manos de otros líderes como Gerardo Moya Corona “El Yayo”, David Castillo “El Gnomo” y Luis Alberto Medina Díaz “El Michelín”; bajo sus mandos se posicionaron como responsables de delitos relacionados con secuestros, homicidios, extorsiones, tala ilegal y venta de drogas.

Algunos reportes periodísticos dan cuenta de alianzas entre Los Rodolfos y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, para incrementar su poder y poder competir contra los grupos que les disputan las plazas.

Sin embargo, con la detención de sus líderes -la tarde del viernes se informó sobre la captura de “El Michelín”- el poder de Los Rodolfos se fue debilitando al punto de sólo operar en Xochimilco y Coyoacán, según información de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Respecto a la reunión convocada por “El Betito”, se supo que Los Rodolfos fueron uno de los cárteles que no quisieron obedecer al “Cártel Chilango” y decidieron resistir y pelearles el poder en las alcaldías de la Ciudad de México y los municipios mexiquenses de Ecatepec y Nezahualcóyotl el control de las extorsiones y narcomenudeo.