Mexicanos afirman que la SCJN es el mayor contrapeso del gobierno de AMLO

Norma Piña asumió la Presidencia de la SCJN en enero de 2023 en sustitución de Arturo Zaldívar, quien hoy es investigado por el CJF

Compartir
Compartir articulo
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene una pugna en contra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) principalmente después de la llegada a la Presidencia de este Alto Tribunal de la ministra Norma Piña Hernández, en sustitución de Arturo Zaldívar.

Fue a principios de enero de 2023 que Norma Piña asumió la Presidencia de la Suprema Corte y el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), con lo que el presidente de la República comenzó su embestida contra el Poder Judicial.

López Obrador primero inició con la exhibición de los salarios de los ministros de la Suprema Corte y señaló la existencia de 13 fideicomisos con 15 mil millones de pesos, un hecho que concretó con la publicación del decreto en octubre del año pasado.

Todo ello, luego de una batalla en el Congreso de la Unión en donde la mayoría parlamentaria de Morena y sus aliados dieron trámite a la iniciativa para eliminar estos fondos y que estos sean reintegrados a la Tesorería de la Federación, mientras trabajadores del Poder Judicial realizaron marchas señalando que la erradicación de estos fideicomisos lastimaba algunos de sus derechos.

Arturo Zaldívar renunció a la SCJN (Cuartoscuro)
Arturo Zaldívar renunció a la SCJN (Cuartoscuro)

El caso finalmente fue impugnado y se encuentra enlistado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para su resolución, con la cual se determinará si es constitucional eliminar estos fideicomisos. El caso fue turnado al ministro Javier Laynez Potisek, quien al admitir la impugnación suspendió la extinción de estos fondos.

López Obrador una vez más mostró su descontento ante esta situación y acusó a la Corte de ser “juez y parte” en el caso. No obstante, este no ha sido el primer asunto de interés para el gobierno del presidente y que ha sido frenado en la Suprema Corte.

Como este hay diversos casos, como lo es el Padrón de Usuarios de Telefonía Móvil, la Ley de la Industria Eléctrica, la reforma electoral - incluyendo el llamado Plan B -, el traspaso de la Guardia Nacional a manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como el decreto con el que se señalaba como de seguridad nacional todas las obras de infraestructura del gobierno federal.

Arturo Zaldívar renunció a la Suprema Corte en noviembre del año pasado para sumarse a la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum. Sin embargo, recientemente fue señalado por presuntamente vulnerar la autonomía de independencia de titulares del Poder Judicial.

El ministro dedicó un mensaje de Año Nuevo (Cuartoscuro)
El ministro dedicó un mensaje de Año Nuevo (Cuartoscuro)

Como parte de la denuncia, se señaló que el ministro en retiro supuestamente ejerció presión sobre titulares para tener resoluciones a favor a cambio de beneficios económicos o políticos. Por este tema, el Consejo de la Judicatura Federal abrió una investigación, pero el caso no es nuevo.

Ya en febrero pasado el presidente López Obrador reveló en su mañanera del 21 de febrero que pidió a Arturo Zaldívar influir en jueces para tener resoluciones ‘a modo’. En ese momento, el presidente reconoció que Norma Piña Hernández sí se anteponía la autonomía de los juzgadores.

¿Es la SCJN el mayor contrapeso al gobierno de AMLO?

Ante esta disputa entre el presidente López Obrador y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una encuesta realizada por México Elige reveló que más de la mitad de los mexicanos considera que este órgano es considerado el mayor contrapeso del gobierno de la llamada Cuarta Transformación.

De acuerdo con este levantamiento de datos, el 65.2% de la población considera que la Suprema Corte, bajo el cargo de Norma Piña, es la mayor afrenta al gobierno federal.

Mientras que otro 22.1% consideró que este órgano compuesto por 11 ministros y ministras - entre ellas tres afines al presidente, Lenia Batres, Yasmín Esquivel y Loretta Ortiz - no es el principal contrapeso del gobierno. El resto de la población encuestada se limitó a señalar “no sé” en este ejercicio.