Esta es la fruta que a casi nadie le gusta, pero puede reducir los niveles de azúcar en la sangre

A pesar de que no es del agrado de muchos esta fruta ofrece un gran respaldo contra enfermedades crónicas

Compartir
Compartir articulo
Ciruela pasa foto: Cocina fácil
Ciruela pasa foto: Cocina fácil

Las ciruelas pasas, conocidas por su textura pegajosa y sabor dulce, han sido objeto de estudio debido a sus numerosos beneficios para la salud, entre los que se destaca su capacidad para ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre. Este fruto seco, proveniente de la ciruela fresca deshidratada, es una fuente rica en nutrientes, fibra dietética, antioxidantes y compuestos bioactivos que conjuntamente contribuyen a sus propiedades saludables.

Uno de los aspectos más relevantes de las ciruelas pasas en relación con el metabolismo del azúcar en el cuerpo es su bajo índice glucémico (IG), que mide la rapidez con que los alimentos elevan los niveles de glucosa en sangre. Alimentos con un IG bajo, como las ciruelas pasas, liberan glucosa de manera más gradual en el torrente sanguíneo, lo que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y evita picos de glucosa. Esta característica las hace particularmente útiles para personas con diabetes o aquellos que buscan controlar su ingesta de azúcares.

Ciruelas pasas archivo infobae
Ciruelas pasas archivo infobae

La fibra dietética en las ciruelas pasas es otro de sus componentes que favorece el control del azúcar en la sangre. La fibra desacelera el proceso de absorción de azúcares, contribuyendo a evitar aumentos abruptos en los niveles de glucosa después de comer. Además, la fibra mejora la sensibilidad a la insulina, lo que puede resultar en una mejor gestión de la diabetes y la prevención de esta condición. Las ciruelas pasas son abundantes en dos tipos de fibra: soluble e insoluble, lo que las hace efectivas en la promoción de la salud digestiva y el control del apetito.

A nivel antioxidante, las ciruelas pasas contienen altas cantidades de polifenoles, antioxidantes que protegen contra el daño de los radicales libres y pueden tener efectos beneficiosos en la regulación de la glucosa en la sangre. Los estudios sugieren que los antioxidantes pueden influir en la disminución de la resistencia a la insulina y mejorar la captación de glucosa por las células, lo que contribuye a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

Aparte de los beneficios ya mencionados, las ciruelas pasas aportan vitaminas y minerales esenciales, como potasio, vitamina K y hierro, que juegan un papel importante en la salud general del cuerpo, incluida la regulación de los procesos metabólicos. La presencia de estos nutrientes, junto con los compuestos bioactivos, hace de las ciruelas pasas un alimento integral muy recomendable para incluir en la dieta diaria.

Ciruelas pasas foto: archivo infobae
Ciruelas pasas foto: archivo infobae

Las ciruelas pasas ofrecen múltiples beneficios para la salud, especialmente en lo que respecta al control de los niveles de azúcar en la sangre. Su bajo índice glucémico, alto contenido de fibra, riqueza en antioxidantes y nutrientes esenciales, las convierten en una excelente opción para personas con diabetes, aquellos en riesgo de desarrollar esta condición, o simplemente para quienes buscan mantener una dieta equilibrada y saludable. La inclusión regular de ciruelas pasas en la dieta puede ser una estrategia efectiva y natural para mejorar el control del azúcar en la sangre y promover un bienestar general.