Cuál es la papel de los cárteles mexicanos en la ruptura de las relaciones entre México y Ecuador

Cárteles mexicanos participaron en el incremento de la violencia en Ecuador para controlar una de las industrias más grandes del mundo por donde se trafican toneladas de cocaína

Guardar

Nuevo

infobae

Todo se remonta a los primeros años del nuevo milenio y a las conexiones que el Cártel de Sinaloa tejió con un grupo criminal denominado “Los Choneros”; eran los tiempos en que Joaquín El Chapo Guzmán acababa de fugarse de la cárcel para formar La Federación, un aglomerado de cárteles que necesitaban extender sus ramas criminales para traficar cocaína desde Colombia, Ecuador y Bolivia con destino a México y Estados Unidos.

Para expertos como Daniel Pontón, decano de la Escuela de Seguridad y Defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador, esta alianza permitió no sólo que el Cártel de Sinaloa tuviera en el país sudamericano una “bodega” donde almacenar cocaína, también se forjaron presuntos lazos de corrupción y se desató una ola de violencia al estilo mexicano.

Para este último punto debemos avanzar varios años en el tiempo, en específico a 2020, año en que según la “Evaluación situacional del entorno estratégico del narcotráfico en Ecuador” hizo su aparición el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) con una serie de alianzas con los grupos locales de Los Lobos, Los Pipos, Los Tiguerones y Los Chone Killers, quienes se hicieron llamar “Nueva Generación”.

Respecto al Cártel de Sinaloa, hay documentos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hackeados por Guacamaya Leaks que confirman su presencia en Ecuador desde 2021, sin embargo, el reporte antes citado afirma que el grupo criminal mexicano cobró relevancia en el país cuando en 2009 se produjo el arresto del excapitán de inteligencia del Ejército, Telmo Remigio Castro, acusado de pactar con El Chapo Guzmán para facilitar el transporte de cocaína a México.

El Mencho y El Pipo Imagen: Infobae México
El Mencho y El Pipo Imagen: Infobae México

¿Cárteles mexicanos detrás de asesinato de candidato de Ecuador?

Ecuador es un territorio estratégico para los cárteles de la droga -no sólo mexicanos, también brasileños e italianos-, principalmente por la industria bananera que exporta más de 7 millones de toneladas al año a diferentes partes del mundo y en cuyos contenedores suelen esconderse cargamentos millonarios de cocaína.

El control de esta industria generó disputas entre los grupos rivales apoyados por los cárteles mexicanos y provocó un incremento en la tasa de homicidios al pasar de 5 por cada 100 mil habitantes en 2017 a más de 40 en 2023, el año más violento de su historia.

Fue justamente en 2023 cuando la prensa internacional se paralizó por el asesinato de Fernando Villavicencio al término de un mitin en el que pedía el apoyo de la población para convertirse en el próximo presidente de Ecuador.

Tras el magnicidio circuló un video en el que presuntos integrantes de “Los Lobos” -aliados del CJNG- se atribuyeron el crimen aunque la información no fue confirmada; sin embargo, de lo que sí se tiene conocimiento es de las denuncias que el propio Villavicencio realizó por recibir amenazas de muerte presuntamente emanadas de “Los Choneros”.

“Nuestra patria es la mayor víctima de las operaciones criminales de las mayores mafias de narcotraficantes del mundo, pero esas mafias y esos cárteles no son ecuatorianos (...) Las mafias de México: Cártel de Sinaloa, CJNG y ahora la mafia albanesa (...) Ni la coca es nuestra, ni las mafias son nuestras. Que el señor López Obrador encare su problema con las mafias, allá en ese país donde gran parte de la clase política ha sido financiada por el narcotráfico”, lanzó Villavicencio.
infobae

México, Ecuador y AMLO

Vicente Albornoz, decano de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad de las Américas de Quito, afirmó en una entrevista con la cadena TN, que Ecuador se “mexicanizó”, esto en relación a las matanzas y balaceras al estilo de la guerra entre cárteles mexicanos; y es que los homicidios en el país sudamericano pasaron de 2 mil 496 en 2021 (cuando llegó el CJNG), a 4 mil 859 en 2022 y finalmente a 7 mil 592 en 2023.

Albornoz precisó que los cárteles mexicanos encontraron un “Estado débil” y dolarizado, lo que les facilitó el lavado de dinero y permitió la presencia de “más manos en un negocio más pequeño”.

En este contexto de incremento de la violencia ocurrió el magnicidio de Fernando Villavicencio y meses más tarde las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador que sugirieron una manipulación política detrás del crimen para hacer caer a la candidata correísta Luisa González y que catapultó al sustituto y actual presidente del Daniel Noboa a la victoria.

La respuesta no sólo vino de parte del Gobierno de Ecuador al declarar persona non grata a la embajadora mexicana, Raquel Serur; Amanda Villavicencio se lanzó contra el presidente López Obrador: “Lávate la boca antes de hablar de mi padre”.

En medio de estas declaraciones se presentó la solicitud de asilo político de Jorge Glas a la embajada de México y la irrupción de la policía de Ecuador que detonó la ruptura de las relaciones entre ambos países.

Guardar

Nuevo