Estos son los mejores tips para acelerar la pérdida de peso en una semana

Algunos profesionales de la salud, recomiendan que lo más sano es perder un kilo por semana para no sufrir de un rebote en caso de que la actividad física pueda dejarse

Compartir
Compartir articulo
Mujer perdida de peso (Imagen ilustrativa Infobae)
Mujer perdida de peso (Imagen ilustrativa Infobae)

Iniciar a tener una vida saludable es complicado cuando una persona está acostumbrada a ser sedentaria, lo principal es hacerse a la idea de que las costumbres de la vida cotidiana van a cambiar, no eliminando lo malo de un día para otro sino haciéndolo paulatinamente y sí esto se hace de la mano de un profesional de la salud, podremos ver un potencial cambio que beneficiará a la salud y al bienestar personal.

Un hombre se ejercita en un gimnasio usando una kettlebell, como parte de su rutina de crossfit. El ejercicio regular contribuye a una vida saludable y mantenerse en forma. (Imagen ilustrativa Infobae)
Un hombre se ejercita en un gimnasio usando una kettlebell, como parte de su rutina de crossfit. El ejercicio regular contribuye a una vida saludable y mantenerse en forma. (Imagen ilustrativa Infobae)

Algunos profesionales de la salud, recomiendan que lo más sano es perder un kilo por semana para no sufrir de un rebote en caso de que la actividad física pueda dejarse.

No obstante nosotros mostramos alternativas que son sugeridas en revistas especializadas por expertos en nutrición para recomendar hábitos de perdida de peso que involucren hacer en exceso ejercicios que involucren al cardio o por consiguiente el dejar de comer.

Perdida de peso. foto: archivo infobae
Perdida de peso. foto: archivo infobae

Tips para bajar de peso adecuadamente:

  • Quitar 1000 calorías de lo que se come diariamente: Reducir 1000 calorías diarias de la alimentación puede tener efectos significativos en la salud y el peso corporal, pero es importante considerar los aspectos individuales de cada persona, como su metabolismo, nivel de actividad física y estado de salud general. Una reducción tan drástica puede no ser adecuada o saludable para todos. Generalmente, los expertos en nutrición recomiendan una pérdida de peso gradual, apuntando a una reducción calórica más moderada, acompañada de actividad física regular para evitar el riesgo de deficiencias nutricionales y asegurar una pérdida de peso sostenible a largo plazo. Es aconsejable consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en la dieta.
  • Ayuno intermitente: El ayuno intermitente es una práctica que alterna períodos de ayuno con períodos de ingesta de alimentos. Se ha estudiado su relación con la pérdida de peso y el manejo del metabolismo. Este método puede ayudar a la pérdida de peso por varias vías:
  • Reducción de la ingesta calórica: Limitando las horas durante las cuales se permite comer, muchas personas terminan consumiendo menos calorías, lo que puede llevar a la pérdida de peso.
  • Mejoras en la regulación hormonal: El ayuno puede influir en niveles hormonales que facilitan la pérdida de grasa. Por ejemplo, aumenta los niveles de hormona del crecimiento y reduce los de insulina, favoreciendo la utilización de la grasa corporal como fuente de energía.
  • Aumento del metabolismo: Algunos estudios sugieren que el ayuno intermitente puede aumentar la tasa metabólica, ayudando así a quemar más calorías.
alimentos nutritivos (Imagen Ilustrativa Infobae)
alimentos nutritivos (Imagen Ilustrativa Infobae)

Es importante considerar que el ayuno intermitente no es adecuado para todos y sus efectos pueden variar de una persona a otra. Su práctica debe ser supervisada por profesionales de la salud, especialmente en personas con condiciones médicas preexistentes, mujeres embarazadas o en período de lactancia, y en aquellos que tienen trastornos de la alimentación

  • Buena hidratación: Mantener una hidratación adecuada es fundamental en el proceso de pérdida de peso por varios motivos. En primer lugar, el agua puede ayudar a incrementar el metabolismo, facilitando así la quema de calorías. Además, beber agua antes de las comidas puede contribuir a una sensación de saciedad, lo que ayuda a reducir la ingesta de alimentos y, por consiguiente, la ingesta de calorías. El agua también es esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo, incluido el proceso de digestión y la eliminación de residuos, factores que pueden influir en la pérdida de peso. Es importante recordar que las necesidades de hidratación pueden variar según la persona, su nivel de actividad física y las condiciones ambientales.
  • Caminar 10.000 pasos al día: Caminar más de 10,000 pasos al día es una meta que muchas personas se establecen para incrementar su actividad física. Realizar esta cantidad de pasos al día puede contribuir a la pérdida de peso de varias maneras:
  1. Incremento del gasto calórico: Caminar aumenta el número de calorías que el cuerpo quema para obtener energía, contribuyendo así a crear un déficit calórico necesario para la pérdida de peso. La cantidad de calorías quemadas dependerá del peso de la persona y de la intensidad con la que camine.
  2. Mejora del metabolismo: La actividad física regular, como caminar, puede ayudar a acelerar el metabolismo, lo que facilita la quema de calorías incluso en estado de reposo.
  3. Reducción del apetito: La actividad física moderada puede tener un efecto regulador sobre las hormonas del apetito, ayudando a reducir la sensación de hambre y evitando el consumo excesivo de alimentos.
  4. Beneficios para la salud a largo plazo: Caminar no solo ayuda en la pérdida de peso, sino que también mejora la salud cardiovascular, la resistencia muscular y el bienestar mental, factores que pueden contribuir a un estilo de vida más activo y saludable.
Hidratación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Hidratación - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Para aquellos que buscan perder peso, es importante combinar la actividad física con una alimentación saludable y balanceada, y consultar a un profesional de la salud para recibir orientación adaptada a sus necesidades individuales.