Estas son las armas utilizadas en la masacre de San Miguel Totolapan, Guerrero

Chocan autoridades estatales y federales por número de muertos en la masacre de San Miguel Totolapan, Guerrero, tras enfrentamiento entre La Familia Michoacana y Los Tlacos

Compartir
Compartir articulo
Este fue la advertencia de Los Tlacos a la Familia Michoacana. Foto: Captura de pantalla
Este fue la advertencia de Los Tlacos a la Familia Michoacana. Foto: Captura de pantalla

Previo a la masacre ocurrida en San Miguel Totolapan, Guerrero, un grupo antagónico a La Familia Michoacana se grabó mostrando su arsenal compuesto por armas de uso exclusivo del Ejército.

Fue el periodista Humberto Padgett quien logró infiltrarse en un grupo de pobladores que dijeron dedicarse a la siembra de maíz y que utilizaban sus rifles de asalto para defenderse de los grupos criminales de la región, específicamente de los hombres al mando de los hermanos Johnny y José Alfredo Hurtado Olascoaga.

“Nosotros no somos sicarios, somos gente que defiende al pueblo”, reconoció uno de los hombres entrevistados; ante la insistencia del periodista, también confirmó que se dedican a la siembra de amapola y marihuana, “cuando es temporada”.

Uno de los pistoleros describe a sí a “Sasha, su primer amor”: una minimi 5,56, semiautomática tiro a tiro, con una cinta de 150 tiros, lista para accionar para los p*tos FM (Familia Michoacana), para los pescadillos y los fresillos (apodos de Johnny y José Alfredo).

El segundo pistolero afirma tener una “matraca” apodada “La Bestia”: una arma larga calibre 7,62; también portan chalecos tácticos, uno de ellos con la bandera de Estados Unidos en el pecho; cargan radios de comunicación y cerca de medio centenar de balas que les cruzan en pecho.

Minimin calibre 5,56 de los AntiFamilia Michoacana
Minimin calibre 5,56 de los AntiFamilia Michoacana

Chocan autoridades por número de muertos en Guerrero

De acuerdo con la versión del periodista Humberto Padgett, el video se grabó previo al enfrentamiento entre Los Tlacos y La Familia Michoacana en San Miguel Totolapan que dejó 14 personas sin vida, según los primeros reportes.

El pasado 20 de febrero comenzaron a circular en redes sociales videos de la masacre: los cuerpos de varias personas sin vida -presuntos miembros de La Familia Michoacana- mientras sus rivales los amontonaban y les prendían fuego.

“Mira pinch*e Pescado, que p*endejos son tus guachos (...) Nomás pa’ que veas, mira, estas sí son ver*uizas”, se escucha decir a uno de los presuntos responsables de la masacre.

Para la conferencia matutina del miércoles 21 de febrero, el mandatario nacional reconoció que se encontraron los cuerpos de 12 personas sin vida en el poblado de la Tierra Caliente de Guerrero; agregó que ya se desplegó un operativo de seguridad y confirmó que se trató de un enfrentamiento entre bandas rivales.

Contrario a las palabras del Presidente, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Guerrero emitió un comunicado en el que informó sobre el hallazgo de cinco cuerpos calcinados en San Miguel Totolapan que corresponderían a las imágenes difundidas en redes sociales.

Los sicarios de Los Tlacos incendiaron los cuerpos tras la matanza. (Especial)
Los sicarios de Los Tlacos incendiaron los cuerpos tras la matanza. (Especial)

Tregua entre Tlacos y Familia Michoacana

Tras la masacre, el sacerdote Filiberto Velázquez, director del Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, confirmó que se fraguó una tregua entre Los Tlacos y La Familia Michoacana para no provocar más violencia en el estado de Guerrero.

De acuerdo con las declaraciones del clérigo, la tregua se logró en un pacto entre líderes criminales, sin la intervención del Gobierno o de grupos religiosos; el pacto de no agresión durará -dijo- mientras ambos grupos tengan la voluntad y respeten el “reparto de territorios” al que llegaron.