“No es coincidencia que en los estados que gana Morena avanza el Cártel de Sinaloa”, aseguró el periodista Ricardo Ravelo

El periodista Ricardo Ravelo apunta a un pacto político-criminal entre Morena y el Cártel de Sinaloa para lograr la pacificación del país en manos de un sólo grupo criminal dominante

Guardar

Nuevo

Investigaciones de la Sedena apuntaron un supuesto vínculo entre un senador de la bancada guinda y el crimen organizado (Infobae México / Morena)
Investigaciones de la Sedena apuntaron un supuesto vínculo entre un senador de la bancada guinda y el crimen organizado (Infobae México / Morena)

“El crimen organizado está detrás de cada paso que da cualquier personaje político”. Estas son las palabras del periodista Ricardo Ravelo -especialista en temas relacionados con el narcotráfico- y quien advierte que no podemos tomar como una “coincidencia” el ascenso del Cártel de Sinaloa en cada estado que gobierno Morena.

En entrevista para Infobae México, Ravelo recuerda que “cualquier político, de cualquier partido, si quiere sobrevivir políticamente, forzosamente se tendrá que ligar a alguna célula criminal (y) eso se está dando en todo el país. Van de la mano política y crimen”

Para comprender la hipótesis del periodista debemos remontarnos al año 2018, antes de que la victoria a la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador impulsara la ola de triunfos que hoy tienen a Morena gobernando 22 estados de la República.

Cuando Morena llegó a la presidencia, también logró el triunfo de cinco gubernaturas (Veracruz, Chiapas, Tabasco, Morelos y Ciudad de México); cinco años más tarde su dominio creció a dos terceras partes del territorio nacional, lo que a su vez permitió que el Cártel de Sinaloa avanzara en esos estados:

“Llama mucho la atención que detrás de cada triunfo de Morena en los estados, se afinca Sinaloa (Cártel); esto no lo podemos considerar una coincidencia, me parece que es parte de un proyecto, un proyecto político-criminal”: Ricardo Ravelo.

El periodista autor de libros como “En manos del narco”, “Los Capos” y “El amo de Jalisco: Un gobierno con estructura criminal”, recuerda que hay denuncias que apuntan a financiamientos de campaña a políticos de Morena por parte del Cártel de Sinaloa a cambio de concederles territorio para avanzar en sus guerras contra otros grupos criminales.

(X/@tam_codigorojo)
(X/@tam_codigorojo)

“La clase política desapareció para darle paso a la clase criminal”

De la “guerra contra el narco” del ex presidente Felipe Calderón pasamos a la “institucionalización del narco” durante el sexenio de Enrique Peña Nieto; ahora con Andrés Manuel López Obrador “la clase política desapareció para darle paso a la clase criminal”, indica Ricardo Ravelo.

Para el comunicador “es el propio gobierno federal el que le está asignando los territorios a Sinaloa. Con los triunfos políticos (de Morena) Sinaloa está arribando a entidades federativas y extendiendo su poder”.

“Se presume que cuando el Cártel de Sinaloa tenga todo el control del territorio va a poder someter al resto de los grupos que están generando violencia (...) Es un pacto político-criminal para la pacificación del país”.
"Los Rusos" se encuentran en la mira de autoridades federales y estatales al ser identificados como un brazo armado de la facción de "El Mayo" del Cártel de Sinaloa con presencia en Baja California (Infobae México / Jovani Pérez)
"Los Rusos" se encuentran en la mira de autoridades federales y estatales al ser identificados como un brazo armado de la facción de "El Mayo" del Cártel de Sinaloa con presencia en Baja California (Infobae México / Jovani Pérez)

De Chiapas a Baja California, el Cártel de Sinaloa avanza con Morena

En el contexto actual de la política mexicana, uno de los ejemplos más evidentes que sostienen las palabras de Ricardo Ravelo es la llegada al Gobierno de Chiapas de Rutilio Escandón (2018-2024) y el arribo de convoys del Cártel de Sinaloa a la entidad para disputarle el control de la frontera al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Otro ejemplo es Baja California, estado históricamente bajo el control del Cártel de Tijuana (Arellano Felix) y que en algún momento entre 2015 y 2019 pactaron con el CJNG; pero que en los últimos años el Cártel de Sinaloa ha logrado ganar terreno -incluso alianzas con los Arellano Félix- que coincide con la llegada al poder de Marina del Pilar (2021-2027), salida de las filas de Morena.

Pobladores de Chiapas aplauden llegada del Cártel de Sinaloa. Crédito: @MMocrt

Recientemente las autoridades federales y de Nuevo León capturaron a José Alberto García Vilano, alias “La Kena”, líder de las facciones Ciclones-Escorpiones del Cártel del Golfo y principal defensor de la plaza de Tamaulipas ante los embates del CJNG y del Cártel de Sinaloa por entrar a dominar la región. Desde octubre del 2022 y hasta septiembre de 2028, Tamaulipas será gobernada por otro político de Morena, Américo Villarreal Anaya.

Según la DEA, en 2018 el Cártel de Sinaloa tenía operaciones en 13 estados de la República, en ese entonces consideraron al CJNG como la organización criminal con mayor crecimiento al tener presencia en 22 entidades; cinco años más tarde los comandados por “El Mencho” operan en 28 demarcaciones, mientras las facciones del Los Chapitos y El Mayo Zambada lo hacen en 24 estados.

La expansión del Cártel de Sinaloa durante la presente administración federal es evidente, y aunque esto podría ser una “coincidencia”, Ricardo Ravelo sostiene: “El gobierno (federal) actual está apostando y dando pasos importantes para que sea un sólo grupo el que controle todo el país y esto lleve a una especie de pacificación”.