20 monos bebés fueron rescatados con signos de deshidratación y estrés, eran traficados en Chiapas

El aseguramiento se concretó después de que la autoridad recibiera una llamada por parte del personal de la aduana Dos Bocas en Catazajá

Compartir
Compartir articulo
Aseguraron a monos araña en Chiapas
Créditos: (X/PROFEPA_Mx)
Aseguraron a monos araña en Chiapas Créditos: (X/PROFEPA_Mx)

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer que logró asegurar a 20 monos araña que estaban siendo transportados en malas condiciones y de manera ilegal en Chiapas.

Fue a través de su cuenta de X -antes Twitter- que la autoridad ambiental reveló sobre el rescate de los ejemplares del espacio, los cuales ya recibieron atención médica.

El aseguramiento lo consiguió la Profepa al trabajar en coordinación con la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), al lograr impedir que continuaran transportando de manera ilegal a 20 monos araña, de los cuales 10 son juveniles y el resto son lactantes.

“La Profepa en Chiapas, en coordinación con la Guardia Nacional y Sedena, aseguró 20 monos araña que eran transportados en condiciones precarias. Fueron identificados 10 ejemplares juveniles y 10 lactantes”, destacó la dependencia por medio de sus redes sociales.

En el video que se compartió por X, se puede ver a los ejemplares dentro de lo que parece ser una caja, al cual contenía una gran cantidad de hoyos para que pudieran respirar; sin embargo, se les puede ver muy atemorizados, pues tratan de ocultarse entre ellos.

La especie presentaba signos de deshidratación y estrés
Créditos: (X/PROFEPA_Mx)
La especie presentaba signos de deshidratación y estrés Créditos: (X/PROFEPA_Mx)

Se trata de la especie “Ateles geoffroyi”, la cual, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana (NOM) número 59, se considera como en amenaza, por lo que su comercialización está prohibida por la Ley General de Vida Silvestre.

Según lo destacado por la autoridad, el aseguramiento se logró efectuar en atención a una llamada por parte del personal de la aduana Dos Bocas en Catazajá, ubicada en Chiapas, por lo que la Profepa se acercó a un autobús que se dirigía a Tabasco, en donde se realizó el hallazgo. Una vez que las autoridades se acercaron a la unidad encontraron de inmediato dos cajas plásticas que contenían en total 20 monos araña.

Los ejemplares se encontraban con signos de deshidratación y estrés, por lo que de manera inmediata fueron trasladados al lugar adecuado para que recibieran atención médica y de esa manera se puedan recuperar de la situación a la que se enfrentaron.

20 monos bebés fueron rescatados cuando eran traficados en Chiapas en un operativo coordinado por la Guardia Nacional, Sedena y Profepa Crédito: @PROFEPA_Mx

Protección del mono araña en México

De acuerdo con el portal del Gobierno de México, el mono araña es considerado como uno de los primates más grandes del nuevo mundo, con un peso que va de los cuatro a los siete kilogramos, además de que posee un cuerpo muy peculiar debido a su alargado cuerpo. Su pelaje suele ser muy largo, cabeza pequeña y un hocico prominente.

Como parte de la protección que México le ha ofrecido a esta especie se destaca:

- Delimitar zonas importantes para la conservación del hábitat dentro de las áreas de distribución confirmada.

El mono araña esta protegido en México (Imagen ilustrativa Infobae)"
El mono araña esta protegido en México (Imagen ilustrativa Infobae)"

- Mantener y maximizar la conectividad estructural y funcional entre las poblaciones silvestres de primates y sus hábitats, facilitando sus movimientos y permitiendo la recolonización y ampliación de sus áreas de distribución.

- Promover mecanismos de conservación de primates en áreas que estén sin protección.

- Impulsar mecanismos de apoyo para comunidades que colaboran en la conservación de primates.

Sanción por el tráfico ilegal de especies silvestres

El tráfico ilegal de ejemplares, partes y derivados de flora y fauna silvestre, es un delito de conformidad con el artículo 420 fracciones IV y V del Código Penal Federal, que se castiga con pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 300 a 3 mil días de multa, además de que suele aplicarse una pena adicional hasta de tres años de prisión más y hasta mil días de multa adicionales.