Así fue el ataque al consulado estadounidense adjudicado al CJNG y sus repercusiones

En el marco de las celebraciones por la llegada de AMLO a la presidencia, el CJNG lanzó dos granadas de fragmentación al Consulado de EEUU en Guadalajara

Compartir
Compartir articulo
Un estudio señaló los puntos por los que el CJNG creció en la administración del presidente AMLO. IMAGEN: Infobae México
Un estudio señaló los puntos por los que el CJNG creció en la administración del presidente AMLO. IMAGEN: Infobae México

La noche previa a la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, dos fuertes explosiones pusieron en alerta a los habitantes de Guadalajara, Jalisco; la razón un atentado presuntamente orquestado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra las instalaciones del Consulado de Estados Unidos en la ciudad.

Cámaras de vigilancia lograron captar a un hombre que se acercó al edificio y lanzó dos granadas de fragmentación ocasionando daños al jardín y un orificio de 16 pulgadas en una de las paredes del Consulado; eran cerca de las 11 de la noche del 30 de noviembre de 2018.

A pesar de que ninguna persona resultó herida -el edificio estaba vacío-, las autoridades de México y Estados Unidos iniciaron una investigación binacional que, curiosamente, arrancó ocho días previos al ataque.

En un video que circuló en redes sociales desde la tarde del 22 de noviembre apareció un hombre con golpes y sangre en la cara, las manos atadas a la espalda y una venda alrededor de la cabeza que le cubría un ojo; en la grabación aseguró pertenecer al CJNG y que por orden de Nemesio Oseguera Cervantes tenía que poner una bomba en las instalaciones del Consulado de EEUU.

El mensaje de “El Mencho” estaba dirigido a ambos gobiernos y pedía una sola cosa, que lo “dejarán en paz”.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias 'El Mencho'
Crédito: Univisión | DEA
Nemesio Oseguera Cervantes, alias 'El Mencho' Crédito: Univisión | DEA

La respuesta de EEUU y del CJNG al ataque al consulado

Cuando más de 30 millones de mexicanos se preparaban para celebrar la victoria del presidente López Obrador al menos cinco narcomantas aparecieron en distintos puntos de Guadalajara bajo la firma del CJNG para deslindarse del ataque al Consulado.

“Nuestro Cártel se deslinda total y completamente de lo sucedido en la Embajada de los Estados Unidos, nosotros no somos responsables de esos hechos ni hemos dado la orden de ningún tipo de ataque en contra de esa institución. Ustedes Gobierno saben perfectamente bien quien está haciendo las cosas con el fin de ensuciar nuestra imagen como organización”: Attre. CJNG”

La respuesta de EEUU vino de manera inmediata y a principios de diciembre en Buró Federal de Investigaciones (FBI) lanzó una jugosa recompensa de hasta 20 mil dólares a cambio de información relacionada con el ataque.

La investigación del lado mexicano estuvo a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR) con el apoyo del FBI; las instalaciones permanecieron cerradas por varios días hasta que se descartó algún riesgo para los trabajadores.

La advertencia de dejar en paz a “El Mencho” no surtió efecto pues años más tarde (2022) su hermano y mano derecha Antonio Oseguera Cervantes “Tony Montana” fue detenido por la Guardia Nacional y agentes de la Fiscalía General de la República (FGR).

"Tony Montana" fue asegurado con varias armas, según la Sedena
(Foto: Archivo)
"Tony Montana" fue asegurado con varias armas, según la Sedena (Foto: Archivo)

Atacan Consulado de EEUU en Monterrey y Tamaulipas

El ataque al Consulado de Guadalajara se produjo en el marco de la visita de Ivanka Trump, hija de Donald, y del vicepresidente Mike Pence a México para participar en el arranque oficial de la 4T, pero no fue la única agresión de los cárteles mexicanos a los edificios de EEUU en el país.

En octubre de 2008 Héctor Lula Luna, alias “El Tory” atacó instalaciones norteamericanas en Monterrey, Nuevo León; en ese entonces era lugarteniente de Los Zetas aunque años más tarde, después de su paso por la cárcel, se convertiría en el sanguinario líder de “La Tropa del Infierno” del Cártel del Noreste.

Más de 10 años después del ataque de “El Tory” se produjo la caída de Juan Gerardo Treviño Chávez, alias “El Huevo”, conocido por ser el último líder de Los Zetas; era marzo de 2022 cuando civiles armados provocaron bloqueos en carreteras de Nuevo Laredo, Tamaulipas, quemaron vehículos y desataron intensas balaceras como presión para que soltaran al líder criminal. El pánico que desataron esa tarde también incluyó los ataques a las instalaciones de la Sedena y al Consulado de EEUU.