Quién fue la primera mujer candidata a la presidencia de México en 1982

El próximo 2024, por primera vez en la historia, el país podría tener una presidenta

Compartir
Compartir articulo
Rosario Ibarra de Piedra fue una de las mujeres más representativas de la política del siglo XX (CNDH)
Rosario Ibarra de Piedra fue una de las mujeres más representativas de la política del siglo XX (CNDH)

El proceso electoral del 2024 está a punto de ser histórico, debido a que dos de las precandidatas son mujeres, por lo cual es probable que en la Presidencia de la República por primera vez esté una persona del género femenino debido a que son las que encabezan las preferencias en diferentes encuestas; sin embargo, muchas mujeres trabajaron arduamente en la política nacional para lograr que esto fuera posible.

Previo a la Revolución Mexicana, sólo la emperatriz Carlota tuvo acceso al poder político cuando asumió las funciones de su esposo, el emperador Maximiliano; no obstante, no fue total debido a que el país contaba con dos gobiernos: el republicano y la monarquía.

Tuvo que llegar el siglo XX para que las mujeres se abrieran paso en el sistema político mexicano, especialmente después de que el Estado garantizó el derecho de éstas a votar y ser votadas en la década de los 50. Una de ésas pioneras fue Rosario Ibarra de Piedra, la primera mujer candidata a la titularidad del ejecutivo.

¿Quién fue Rosario Ibarra de Piedra?

Rosario Ibarra de Piedra también fue activista (Twitter/@Eduard__oH)
Rosario Ibarra de Piedra también fue activista (Twitter/@Eduard__oH)

La historia de las mujeres en la política mexicana no se puede entender sin Rosario Ibarra, una coahuilense que destacó por ser activista, fundadora de organizaciones en búsqueda de desaparecidos, además de una de las máximas defensoras de los derechos humanos, la paz y la democracia en el país.

Proveniente de una familia revolucionaria y anarquista, Ibarra de Piedra comenzó su carrera política en 1973 cuando uno de sus hijos, Jesús Piedra Ibarra, fue acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de septiembre; sin embargo, al año siguiente fue detenido por las autoridades tras el asesinato del policía Guillermo Villarreal Valdez, aunque otros miembros de la familia también fueron detenidos y víctimas de tortura.

Debido a que se desconocía el paradero de Jesús Piedra, fue catalogado como un preso político y ahí comenzó una de las mayores luchas de Rosario Ibarra, donde incluso increpó al entonces presidente Luis Echeverría. Durante la búsqueda se congregó con más madres y encabezaron una lucha contra el terrorismo del Estado mexicano, época conocida como la Guerra Sucia.

En este contexto es que nació el Comité Pro-Defensa de Presos Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos de México, actualmente conocido como Comité ¡Eureka!, con lo cual se luchó por la liberación de los presos. La amnistía para los presos se dio hasta 1978; no obstante, muchas de las desapariciones no se aclararon.

Candidatura presidencial

Rosario Ibarra de Piedra fue una férrea activista de derechos humanos y defensora de los desaparecidos por cuatro décadas, así como candidata presidencial y senadora de la república (X/@JesusRCuevas)
Rosario Ibarra de Piedra fue una férrea activista de derechos humanos y defensora de los desaparecidos por cuatro décadas, así como candidata presidencial y senadora de la república (X/@JesusRCuevas)

En 1982 y 1988 hizo historia al ser candidata a la Presidencia de la República con el Partido Revolucionario de los Trabajadores, instituto fundado en su mayoría por personas que participaron en los movimientos estudiantiles de 1968 y 1971, aunque perdió el registro en 1991, tras la creación del entonces Instituto Federal Electoral (IFE).

En la primera elección consiguió 416 mil 448 votos, lo que le valió quedar en quinto lugar y que el ganador fuera el militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel de la Madrid. Un sexenio más tarde consiguió 74 mil 857 votos, volviendo a repetir quinto lugar.

En las elecciones de 1994 y del 2000 dio todo su apoyo al proyecto de Cuauhtémoc Cárdenas con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), por lo que fue una de las más férreas críticas de los gobiernos de Ernesto Zedillo y Vicente Fox.

En 2006 se volvió senadora plurinominal con la coalición Por el Bien de Todos —conformada por el PRD y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano)—; no obstante, renunció a esa bancada y se integró al Partido del Trabajo (PT).

Su muerte llegó el 16 de abril de 2022; sin embargo, su legado continúa teniendo relevancia en los próximos comicios.