Qué son los empleos verdes y qué tan bien pagados estarán en México

En EEUU este tipo de trabajos ya ofrecen un salario por encima del promedio nacional y se espera que México transite a una economía más verde

Compartir
Compartir articulo
El sector de las manufacturas será uno de los más propicios para la transición a una economía verde. REUTERS/José Luis González
El sector de las manufacturas será uno de los más propicios para la transición a una economía verde. REUTERS/José Luis González

A casi dos semanas de terminar el periodo ordinario de sesiones en la Cámara de Diputados, Movimiento Ciudadano propuso reformar la Ley General de Cambio Climático para incorporar en ella la definición de empleos verdes, así como impulsar y fomentar su creación.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los empleos verdes son aquellos que contribuyen a preservar y restaurar el medio ambiente ya sea en los sectores tradicionales como la manufactura, la construcción, el transporte o en nuevos sectores emergentes como las energías renovables y la eficiencia energética.

Algunos ejemplos de los empleos verdes más populares, hasta ahora, son los de ingeniería enfocada al sector eléctrico, reciclador, técnico en calidad de agua, científico ambiental, constructor de edificios verdes, agricultor urbano, técnico en paneles solares, en energía eólica y en energía proveniente de las olas.

Cabe destacar que México estableció, a través de la Ley General de Cambio Climático, el compromiso de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% para el año 2050, además, de tener una deforestación en tasa 0 para el 2030.

De acuerdo con los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, en ese país los empleos verdes ya ofrecen un salario por encima del promedio nacional y se proyecta que para 2029 la diferencia con los trabajos tradicionales sea del 51%.

Organismos internacionales esperan que gradualmente la mayor parte de los empleos en el mundo se vayan adaptando a la economía verde, es decir en un modelo basado en la sustentabilidad ecológica.

Se espera que los empleos verdes sean los que ofrezcan los mejores salarios. REUTERS/Edgard Garrido/Ilustración
Se espera que los empleos verdes sean los que ofrezcan los mejores salarios. REUTERS/Edgard Garrido/Ilustración

La iniciativa de la diputada Julieta Mejía Ibáñez busca adicionar una fracción XVII al artículo 3º que los “empleos verdes son puestos de trabajo que contribuyen a la conservación, restauración y mejora de la calidad del medio ambiente en cualquier sector económico, reduciendo el impacto ambiental de las empresas y de los sectores económicos”.

De acuerdo con estudios de la OIT la transición hacia una economía más verde tiene potencial para crear millones de puestos de trabajo, sin embargo, es posible que también conduzca a la reducción de personal en industrias con alta tasa de emisiones.

La disponibilidad de trabajadores y empresas con capacidades adecuadas para empleos verdes no sólo juega un papel crítico en el inicio de la transición hacia una economía verde sino que también permite una transición justa que garantice la inclusión social y el trabajo decente.

La legisladora de Movimiento Ciudadano expuso que este tipo de empleos “aumentan la eficiencia del consumo de energía, materias primas y agua, descarbonizan la economía y reducen la emisión de gases de efecto invernadero, minimizando o evitando cualquier forma de residuo y contaminación; restauran los ecosistemas y la biodiversidad, y permiten adaptarse al cambio climático”.

Los trabajadores de la construcción deberán adquirir nuevas habilidades y técnicas.  REUTERS/Adrees Latif/
Los trabajadores de la construcción deberán adquirir nuevas habilidades y técnicas. REUTERS/Adrees Latif/

Además, la iniciativa agrega la fracción XXI Bis al artículo 7° para estipular entre las atribuciones de la Federación está la de “impulsar la creación y el fomento de empleos verdes”.

Los empleos verdes son cruciales para responder a los desafíos mundiales de protección del medio ambiente, del desarrollo económico y la inclusión social, ya que están alineados a los objetivos de trabajo decente y de ciudades resilientes.

Mejía Ibáñez observa que es indispensable consolidar una política pública de empleos verdes para generar nuevas oportunidades de inversión, desarrollo y creación de trabajo sustentables.

Considera que los desafíos ambiental y social están estrechamente relacionados y no podría abordarse uno sin el otro, pues hay una relación causal del cambio climático sobre el bienestar. Advirtió que, de no actuar oportunamente, será cada vez más difícil hablar de justicia social; por ello, impulsar una política de empleos verdes permitirá analizar estos retos de forma simultánea.

Recuerda que en los acuerdos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) se establece la sugerencia de una transición a una economía más verde.