Falleció el ambientalista Álvaro Arvizu días después de haber sido brutalmente atacado en el Edomex

El defensor del agua y la agroecología era integrante del colectivo Centro para la Sustentabilidad de la Sierra Nevada Incalli Ixcahuicopa (Centli)

Guardar

Nuevo

El defensor del agua había sido atacado con un hacha en días anteriores (Twitter/@@JosueCisneros)
El defensor del agua había sido atacado con un hacha en días anteriores (Twitter/@@JosueCisneros)

Álvaro Arvizu Aguiñaga falleció en las inmediaciones de la clínica 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicado en Chalco, Estado de México luego de que le resultara imposible recuperarse de las lesiones que le dejó el ataque que padeció el pasado 13 de junio.

Fue en la madrugada de aquel día cuando un grupo de personas irrumpió en las inmediaciones del Centro para la Sustentabilidad de la Sierra Nevada Incalli Ixcahuicopa (Centli) y agredieron al defensor del agua y la agroecología.

Los hechos ocurrieron en el municipio mexiquense de Tlalmanalco en donde se ubican las instalaciones del proyecto promovida por el Centro de Investigación Sierra Nevada de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el cual tiene como objetivo preservar los recursos naturales y buscar la promulgación de una nueva Ley General de Agua.

El defensor fue brutalmente atacado en Tlalmanalco, Estado de México (Twitter/@feozem)
El defensor fue brutalmente atacado en Tlalmanalco, Estado de México (Twitter/@feozem)

Aunque los motivos del ataque no fueron especificados, se presume que podrían estar relacionados al activismo que realizaba ya que con la iniciativa del colectivo se busca frenar el tráfico de agua en la región, especialmente para empresarios.

No obstante y de acuerdo con el medio La Jornada, la nueva Ley General del Agua no ha sido promulgada en la Cámara de Diputados debido al cabildero de compañías que sobreexplotan los mantos acuíferos y han pactado con legisladores pese a que existe un exhorto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para reformar el avance.

Dentro del Centro para la Sustentabilidad de la Sierra Nevada Incalli Ixcahuicopa (Centli) el ambientalista Álvaro Arvizu Aguiñaga encabezaba cursos de producción de composta, instalación de invernaderos y agricultura. Dicho proyecto del Programa de Investigación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Sierra Nevada se llevaba a cabo al pie del volcán Iztaccíhuatl.

El sensible fallecimiento del ambientalista generó gran indignación entre colectivos defensores del medio ambiente, pero también entre la comunidad estudiantil e investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quienes emitieron un comunicado en sus redes sociales para condenar los hechos.

“Esta casa de estudios reconoce su valiosa colaboración en el Programa de Investigación para la Sustentabilidad y del Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa (Centli) y condena enérgicamente el acto de violencia por el que perdió la vida. Exigimos justicia a las autoridades correspondientes”, se lee en una parte del comunicado publicado en los canales oficiales de comunicación de la universidad pública.

La comunidad estudiantil exigió justicia tras la muerte del investigador (Twitter/@lauammx)
La comunidad estudiantil exigió justicia tras la muerte del investigador (Twitter/@lauammx)

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero -quienes se dedican a la defensa de pueblos, organizaciones y personas que defienden la vida y la dignidad- también condenó el brutal ataque que provocó la muerte del ambientalista Álvaro Arvizu.

A través de un puntual comunicado emitido en sus redes sociales, el centro defensor de derechos humanos aseguró que la muerte del activista deja en evidencia el grave riesgo que corren las personas defensoras de derechos humanos en el país y particularmente en el Estado de México, el cual se consolida como una de las entidades más peligrosas para dicha labor.

“Por lo anteriormente narrado, el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero condena el asesinato al defensor del agua y agroecología y hace el más enérgico llamado a las autoridades mexicanas en todos los niveles, especialmente al Gobierno del Estado de México, para que, con fundamento en los artículos 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se investigue y sancione a los responsables, así como que se garanticen la vida, integridad personal y reparación del daño para las familias de los defensores”, se lee en el comunicado del centro defensor Zeferino Ladrillero.

Cabe recordar que el 12 de junio -un día antes del ataque a Álvaro Arvizu- poco después de las 21:00 horas el apicultor y doctor de la Benemérita Autónoma Universidad de Puebla, Cuauhtémoc Márquez Fernández, sufrió un atentado en su casa y murió después en el Hospital Zentlalpan en el municipio de Amecameca, también en el Estado de México.

Guardar

Nuevo