Por dónde empezar a leer a Julio Cortázar

¿Lo mejor son los cuentos? ¿O conviene arrancar directo por su gran novela? Aquí una guía breve para entrar en el mundo del autor argentino que murió hace 40 años

Compartir
Compartir articulo
Julio Cortázar dibujado por  Juane Lemos.
Julio Cortázar dibujado por Juane Lemos.

Que si fue mejor cuentista que otra cosa, que si su novela Rayuela estaba un paso adelante de su época... en literatura todo es opinable y también cuál es el recorrido por el que entrar en la obra de Julio Cortázar, el escritor argentino que murió hace 40 años, un 12 de febrero de 1984, en París.

Cortázar es reconocido como uno de los innovadores de la narrativa del siglo XX, un maestro del relato corto. Su obra, que se despliega en una variedad de formatos y estilos, ofrece un vasto territorio para explorar. Pero, ¿por dónde comenzar? A continuación, se presenta una guía de cinco libros esenciales de Cortázar que sirven como puerta de entrada a su universo literario.

1. Bestiario” (1951): La primera colección de cuentos de Cortázar, Bestiario, es una excelente introducción a su estilo y temática. En estas ocho historias, lo cotidiano se entrelaza con lo extraordinario, creando mundos donde los límites de la realidad son difusos. Destaca el cuento Casa tomada, donde una presencia invisible expulsa a los protagonistas de su hogar, simbolizando, quizás, la intromisión de lo irracional en nuestras vidas. Algunos críticos y estudiosos han propuesto lecturas de este cuento que vinculan la temática de la obra con el contexto político y social de Argentina durante la aparición del peronismo en la década de 1940.

infobae

Estas interpretaciones sugieren que la progresiva invasión y pérdida del espacio doméstico en el cuento podrían simbolizar la percepción de amenaza y el deterioro de los valores tradicionales o de la clase media/alta ante el avance del peronismo, que transformó significativamente el escenario político, social y económico argentino. Bestiario no solo ofrece una muestra del talento narrativo de Cortázar sino que también plantea preguntas sobre la percepción de la realidad, tema recurrente en su obra.

2. Final del juego (1956)

Esta colección de cuentos profundiza en la exploración de lo fantástico y lo surreal. En Final del juego, Cortázar experimenta con estructuras narrativas y rompe las convenciones del lenguaje.

El cuento que da título al libro nos invita a reflexionar sobre la infancia y la pérdida de la inocencia, mientras que el célebre Continuidad de los parques ofrece una historia que se pliega sobre sí misma, desafiando nuestra concepción de la lectura y la ficción.

infobae

En este libro también está Torito, el cuento inspirado en el boxeador Justo Suárez. El relato se desarrolla durante los últimos días de vida de Suárez, conocido como el primer ídolo masivo del boxeo. Originario de una familia humilde, este luchador de origen callejero emergió desde Mataderos para alcanzar fama en Nueva York, antes de sucumbir a la tuberculosis en Córdoba.

Estos relatos no solo entretienen, sino que también invitan al lector a ser parte activa en la construcción de los múltiples significados del texto.

3. Rayuela” (1963)

Considerada una de las novelas más importantes de la literatura contemporánea, Rayuela representa un hito en la carrera de Cortázar y en la narrativa en español. Tiene una estructura no lineal que permite múltiples itinerarios de lectura y así esta obra desafía las convenciones novelísticas y propone una búsqueda constante de sentido.

infobae

La historia de Horacio Oliveira y La Maga, junto con las reflexiones sobre el amor, el arte y la existencia, convierten a Rayuela en una experiencia literaria única. La obra, en su núcleo, narra una historia de amor. No obstante, el verdadero atractivo de la narración reside en su arquitectura estructural, la diversidad de estilos y el particular manejo del lenguaje por parte de Cortázar.

Este libro no es solo una novela, sino un juego que Cortázar invita a jugar, haciendo del lector un cómplice en la creación del relato.

4. Los premios (1960)

Antes de Rayuela, Cortázar publicó Los premios, una novela que ya mostraba su interés por romper las estructuras narrativas tradicionales.

La trama sigue a un grupo de personas que ganan un misterioso premio: un viaje en barco cuyo destino y propósito son inciertos. Sin embargo, a medida que la travesía avanza, los ganadores se encuentran con una serie de restricciones y secretos: partes del barco les están vedadas sin explicación alguna, y la tripulación parece ocultar un propósito más profundo detrás del viaje.

infobae

Los premios se puede leer como una metáfora de la búsqueda de la verdad y la libertad, temáticas que Cortázar desarrollaría más profundamente en sus obras posteriores.

5. Historias de cronopios y de famas (1962)**

Esta colección de relatos y viñetas breves es una muestra del humor y la inventiva lingüística de Cortázar. Los cronopios, famas y esperanzas son seres imaginarios que protagonizan situaciones absurdas y poéticas, reflejando la complejidad y el absurdo de la condición humana.

infobae

Los cronopios son seres desorganizados, soñadores y sensibles, que viven la vida con una inocencia y una alegría que a menudo choca con la realidad convencional. Los famas, por otro lado, son todo lo contrario: prácticos, organizados y apegados a las normas y a la rutina. Los esperanzas son seres pasivos, a menudo representados como figuras que no inciden mayormente en el curso de las acciones, sirviendo más bien de contrapunto a las otras dos figuras.

La sección Instrucciones para subir una escalera es un ejemplo del estilo único de Cortázar, capaz de transformar las acciones más mundanas en experiencias llenas de frescura y originalidad.

Adentrarse en la obra de Julio Cortázar es embarcarse en un viaje por los confines de la realidad y el lenguaje. Estos cinco libros representan solo el comienzo de ese viaje