Eva Mendes cumple 50: el sueño de ser monja, su desnudo prohibido y el vuelco a la crianza de sus hijas

Se hizo conocida por sus papel en Hitch: especialista en seducción (2005). Cómo fue que se enamoró de Ryan Gosling. La verdadera razón por la que Hollywood ya no elige a la actriz

Compartir
Compartir articulo
Eva de la Caridad Méndez nació el 5 de marzo de 1974 en Miami, Florida (Christopher Polk/Getty Images for Reebok)
Eva de la Caridad Méndez nació el 5 de marzo de 1974 en Miami, Florida (Christopher Polk/Getty Images for Reebok)

“Sé que camino por una delgada línea entre ser una actriz respetada y ser lo que llaman un símbolo sexual. Es difícil caminar si quieres ser conocido como un actor real y creíble. Pero nunca me he sentido objetivada. Nada de lo que me ves hacer es un accidente. Es todo lo contrario. Soy increíblemente calculadora cuando se trata de mi carrera”, confesó a New York Post. A pesar de su belleza y elogios de la crítica, hace bastante tiempo que no se la ve a Eva Mendes en la pantalla. ¿Ya no la contratan o está ausente por decisión propia?

Nacida para ser mamá

Eva de la Caridad Méndez nació el 5 de marzo de 1974 en Miami, Florida. De padres cubanos Eva Pérez Suárez y Juan Carlos Méndez, la chica fue criada por su madre en el barrio de Silver Lake en Los Ángeles, después del divorcio. Creció como católica y en un momento incluso consideró convertirse en monja. “Yo quería tomar los hábitos. Eso fue hasta que mi hermana me dijo que no les pagan. Ahí me olvidé del tema rápidamente”, dijo Eva al Daily Mail.

Asistió a la escuela secundaria Hoover en Glendale y luego estudió marketing en la Universidad Estatal de California, Northridge, pero dejó la universidad para dedicarse a la actuación con la entrenadora Ivana Chubbuck. Mendes comenzó su carrera como actriz después de ser descubierta por un cazador de talentos. Su primera aparición cinematográfica fue en Children of the Corn V: Fields of Terror (1998). Eva quedó tan decepcionada con su actuación que contrató a un profesor para tomar clases particulares. Su gran papel se produjo cuando apareció en el thriller policial Día de entrenamiento (2001), interpretando a la novia del personaje de Denzel Washington. Luego se la comenzaron a disputar entre directores de cine y de publicidad, incluso, apareció desnuda en un anuncio impreso del perfume Secret Obsession de Calvin Klein, el cual fue prohibido en los Estados Unidos.

Una de las principales razones por las que ya no vemos mucho a Eva Mendes es que ha estado ocupada criando a las dos hijas que tiene con su pareja Ryan Gosling: Esmeralda y Amada, nacidas en 2014 y 2016
Una de las principales razones por las que ya no vemos mucho a Eva Mendes es que ha estado ocupada criando a las dos hijas que tiene con su pareja Ryan Gosling: Esmeralda y Amada, nacidas en 2014 y 2016

Una de las principales razones por las que ya no vemos mucho a Eva Mendes es que ha estado ocupada criando a las dos hijas que tiene con su pareja Ryan Gosling: Esmeralda y Amada, nacidas en 2014 y 2016, respectivamente. La actriz declaró en una entrevista a la revista InStyle: “Soy una madre muy práctica; no tengo niñera. No importa lo cansada que esté, simplemente lo hago”. Convertirse en madre hizo que Mendes se preocupe menos por llevar vestidos glamorosos y concentrarse más en lo importante. “Cuando tengo que decidir qué ponerme o si debería aceptar tal o cual proyecto, en lo único que pienso es en la cara de mi hija y en qué diría, y enseguida sé la respuesta. Supongo que ella es como mi brújula moral”, explicó a NBC News.

El sacrificio maternal de Mendes se destacó en enero de 2017 cuando Gosling aceptó el Globo de Oro por su actuación en La La Land. “Si ella no hubiera asumido todo eso para que yo pudiera tener esta experiencia, seguramente habría otra persona acá arriba”, exclamó el actor en agradecimiento a su mujer.

Sin rating

Al final del día, en Hollywood lo que cuenta es el éxito en las taquillas. Mendes no tuvo el mejor historial con sUSpelículas últimamente, y eso puede estropear la carrera de cualquiera. El lugar donde todo termina (2012) podría haber cambiado la vida personal de Mendes para siempre en cuanto al hecho de haber conocido ahí a Gosling. Pero a pesar del romance, y de las críticas positivas que generó, la película fue limitada y no tuvo un gran impacto a nivel audiencia.

Eva durante la pandemia de coronavirus junto a su hija Esmeralda Gosling
Eva durante la pandemia de coronavirus junto a su hija Esmeralda Gosling

Su aparición en Enemigo interno (2009), protagonizada por Nicolas Cage, fue una bomba. Educando a mamá (2012) fue el intento de Mendes de abordar algunos asuntos familiares serios. Exploró el daño que puede causar un padre que está demasiado absorto en sUSpropios asuntos, como para prestarle atención a las luchas de sUShijos. “Me atrajo el hecho de que el personaje fuera un desastre como madre. Pero hice lo mejor que pude”, comentó Eva a Collider. Sin embargo, el público no estaba tan interesado y la película terminó con una recaudación de 2,6 millones de dólares, después de sólo 6 semanas en los cines.

Su colaboración de 2015 con Gosling, Lost River, fue aún más deprimente, ya que sólo recaudó 45 mil dólares, después de estrenarse en sólo tres salas durante 21 días. El dinero habla en Hollywood, y eso también podría tener algo que ver en la razón por la que a Mendes ya casi no la contratan.

¿Se fue el glamour?

En los últimos años, Eva también intentó deshacerse de la imagen de chica glamorosa que la hizo famosa. En cambio, se focalizó en encontrar roles diferentes y más profundos que serían más desafiantes y significativos para su futuro. Así lo explicó a The Guardian: “Acabo de tomar una decisión. Cuando se trata de ser actriz, realmente me encanta ir a un lugar muy crudo. Cualquier oportunidad que tengo para no usar maquillaje en el set, la aprovecho. Realmente no me importa lucir bella en una película a menos que sea necesario para el personaje. No reviso la reproducción, ni siquiera sé nada de iluminación. Me encanta cualquier cosa que me acerque al papel. Así que necesitaba rechazar aquellas cosas que podrían encasillarme”.

No fue clara sobre si eso significaba o no que había estado rechazando activamente papeles que simplemente no se adaptaban a su nueva determinación, pero mencionó que había varios directores con quienes estaba tratando de entablar una relación de trabajo. Sucede que liberarse del encasillamiento puede ser difícil y rechazar roles podría significar desaparecer del radar de los productores de Hollywood.

Eva Mendes dejó los sets para dedicarse a su familia
Eva Mendes dejó los sets para dedicarse a su familia

Su historia de amor con Ryan Gosling

Eva Mendes siempre intentó mantener su vida privada con la mayor reserva posible. Por ejemplo, su viaje de rehabilitación en 2008, que se rumoreaba que era por abuso de cocaína, pero que su representante afirmó que en realidad fue por “cuestiones personales”. Mientras que otras celebridades podrían sentirse obligadas a realizar algún tipo de declaración pública, Mendes nunca habló oficialmente de lo sucedido, a pesar de cierto interés de l aprensa del espectáculo. Mendes y Gosling también evitan en gran medida la alfombra roja juntos. Y aunque está en las redes sociales, las cuentas de Eva Mendes están muy orientadas a los negocios, con poca o ninguna señal de Gosling o sUShijas.

No es difícil entender por qué las estrellas de Hollywood se enamoran durante los largos meses de rodaje. Ryan Gosling y Eva Mendes lo hicieron en el 2011 en el rodaje del drama indie, El lugar donde todo termina. Gosling interpreta a un doble de motocicleta que viaja con poco dinero y que se ve envuelto en un plan de robo a un banco después de enterarse de que tiene un hijo con una camarera de un pueblo pequeño, interpretada por Mendes. Una fuente anónima dijo a USWeekly que “No fue un secreto lo emocionada que está Eva por rodar con él, y siempre bromeó sobre lo guapo que es. Nunca fue tímida al decir que le gusta”.

Las estrellas eran amigas antes de comenzar el rodaje y Mendes dice que al principio intentó resistirse a mezclar los negocios con el placer, revelando en The Kelly Clarkson Show que se decía a sí misma que no estaba enamorada de él en un esfuerzo por mantenerse profesional. A pesar de ello, un reino mágico de la pasión se desarrolló durante el rodaje, ya que los dos fueron vistos tomando un enfoque muy de método en Disneylandia. Un testigo dijo a USWeekly que “estaban muy juguetones. Eva saltaba como una niña pequeña. Se inclinaba hacia él y le tomaba del brazo todo el tiempo”.

Ryan Gosling y Eva Mendes se conocieron en el 2011 en el rodaje del drama indie, El lugar donde todo termina
Ryan Gosling y Eva Mendes se conocieron en el 2011 en el rodaje del drama indie, El lugar donde todo termina

Llamado al reloj biológico

No pasó tanto tiempo desde que Eva Mendes era la sensación de Hollywood. Su comedia romántica del 2005, Hitch, con Will Smith, batió los récords en su estreno. La película recaudó 371 millones de dólares. Incluso cuando su carrera como actriz estaba casi terminada, tan solicitada era esa cara, que aún así firmó un acuerdo con la mayor marca de cosméticos del mundo, Estée Lauder, en el 2015. Aunque ella misma viene de una gran familia, Mendes dice que siempre se centró primero en su carrera. Pero la estrella esperó tanto tiempo para formar una familia que estuvo a punto de perder su oportunidad. Pero todo cambió cuando ella y Ryan Gosling se enamoraron en el 2011.

Él tenía 32 años, y ella 38, y el tiempo era esencial. Rápidamente se pusieron a trabajar. “Nunca quise tener bebés antes, hasta que me enamoré de Ryan, y de alguna manera funcionó hasta que tuve mi primer bebé a los 40 años. Creo que tenía 42 años para el segundo, así que funcionó de esa manera que tenía una carrera y luego cambié mi enfoque a mi familia”, sostuvo en una entrevista radial.

Los rumores de que Ryan Gosling y Eva Mendes iban a tener su primer hijo comenzaron de forma extraña, en el 2014, cuando el actor fue visto en un aeropuerto evitando los dispositivos de seguridad de rayos X. La estrella se rió de esos informes, afirmando que esa conducta era principalmente por modestia, y un poco por seguridad personal. Dijo en The Ellen Show, que “Básicamente te ven desnudo, ¿verdad? Y no sólo eso, sino que hay un aspecto de radiación en ello, así que siempre opto por no hacerlo”.

Sin embargo, en julio de ese año, medios como US Weekly informaron de que la actriz, que entonces tenía 40 años, estaba embarazada y esperaba un bebé pronto, afirmando que estaba de siete meses. TMZ finalmente confirmó la noticia del bebé en octubre del 2014. Así que tal vez Mendes no quiso anunciar su embarazo en Ellen, dado que era tan temprano. Sea cual sea la fecha exacta, Gosling y Mendes tuvieron una niña sana y la llamaron como uno de sUSpersonajes favoritos de la ficción literaria. “A los dos nos encanta el personaje de Esmeralda de la novela de Victor Hugo ‘El Jorobado De Notre Dame’ y simplemente pensamos que es un nombre precioso”, explicó Eva.

 “Me doy cuenta de lo afortunada que soy. He sido tan feliz de poder incubar con  mis bebés, pero ahora, estoy empezando a sentir que mi ambición está volviendo”, sostuvo la actriz
“Me doy cuenta de lo afortunada que soy. He sido tan feliz de poder incubar con mis bebés, pero ahora, estoy empezando a sentir que mi ambición está volviendo”, sostuvo la actriz

Profundamente enamorados

Gosling y Mendes tienen orígenes muy diferentes. Eva procede de una familia cubana grande y alborotada, como declaró a The Sydney Morning Herald. “Uno de mis primeros recuerdos, en torno a los 11 años, es que me llamó una amiga. Podía oír a mi familia de fondo y dijo, ‘Oh, te llamaré más tarde, parece que están peleando’. Yo le dije, ‘No, no nos estamos peleando, estamos cenando’”.

Gosling, en tanto, fue criado por una madre soltera y solo tuvo a su lado a su hermana, por lo que ser superado por las mujeres en casa no es precisamente nuevo para él. Así lo explicó a Wisconsin Gazette; “Mi forma de ver el mundo fue moldeada por una perspectiva femenina”. Ryan describió su vida familiar como “un hermoso sueño. Hay una especie de caos en ella que me encanta. Tal vez en mi vida me puse en situaciones que eran caóticas, fuera de mi vida. Y ahora lo tengo en casa, y no tengo que ir a buscarlo”.

Eva Mendes no ha hecho una película desde 2014. Obviamente, Ryan Gosling la apoya tremendamente, pero ha seguido con una agenda de estrella de cine durante la crianza de sus hijas. “Me doy cuenta de lo afortunada que soy. He sido tan feliz de poder incubar con mis bebés, pero ahora, estoy empezando a sentir que mi ambición está volviendo”, sostuvo la actriz. Ya en el 2019, Mendes estaba meditando un regreso al cine; le dijo a Oprah Daily que “sigue siendo una locura total con dos hijas, pero ahora que estamos saliendo de la fase del bebé y del niño pequeño, estoy empezando a sentirme humana de nuevo poco a poco”. Pero la maternidad, dijo, cambió los proyectos que le interesan. “La lista es cada vez más corta de cosas que haría. No quiero hacer nada violento, ni arriesgado. Creo que lo único que me queda es Disney”. ¿Por qué no imaginar que el país de las maravillas podría proponer a la primera princesa de cinco décadas?