Diego junior, Lola, Yanina y Diego en las playas esteñas.
Diego junior, Lola, Yanina y Diego en las playas esteñas.

Hace muchos años que Diego (49) y Yanina (49) Latorre reciben el año en Punta, y ésta no fue la excepción. "Lo mejor de todo es que seguimos eligiéndonos y vamos por el mismo camino, hacia el mismo lugar", dice ella.

Es común cruzarlos juntos a sus hijos Lola (18) y Diego jr. (15) mientras hacen su rutina diaria de running por la Ruta 10 o cuando van a La Susana, uno de los espacios más trendy de José Ignacio.

Y sigue Yanina: "A esta altura de mi vida me interesa más estar bien con mi familia que asistir a los eventos que puede haber acá… Aunque este año la crisis se hizo notar y no hay tantos como antes… Además, estamos viviendo un muy buen momento. Nos levantamos temprano, salimos a correr, Diego va a comprar pescado al puerto y mi mamá después lo prepara. Nos gusta comer sano. Los chicos ya están grandes… Generalmente se levantan después del mediodía y se van solos a la playa".

Un imán para la cámara Los orgullosos padres de Lola no pararon de retratarla en las arenas de José Ignacio.
Un imán para la cámara Los orgullosos padres de Lola no pararon de retratarla en las arenas de José Ignacio.

–¿Se quedan todo el mes?

–No, en unos días nos vamos a esquiar a Aspen y, por último, a pasar una semana en Miami. A nosotros nos gusta viajar y nos relajamos mucho así.

–¿Cómo es pasar la mitad de la vida con una misma persona?

–¡Es cierto! Los dos estamos llegando a los 50 y este año vamos a celebrar nuestras Bodas de Plata con una gran fiesta. Diego es mi compañero, mi amigo y un gran padre. Casi no recuerdo mi vida sin él. En estos casi 25 años juntos aprendimos a conocernos… y demasiado.

–¿Qué más aprendieron?

–A escucharnos, a darnos tiempo, a perdonarnos y amarnos. Lo mejor de todo es que seguimos eligiéndonos y vamos por el mismo camino, hacia el mismo lugar. Porque la vida es eso: ir para adelante y no mirar hacia atrás. No somos perfectos, pero con Diego nos amamos.

–¿Cómo es tu relación con tu hija Lola?

–Nos llevamos muy bien; somos muy compinches y parecidas. A las dos nos gusta viajar, el cine, las series y comprar ropa. Lola es inteligente, sociable y muy amiguera. Por suerte es más serena. Ahora va a seguir Derecho en la Universidad Di Tella.

–¿Qué proyectos tenés para  2019?

–Seguiré en radio Mitre, haciendo Polino auténtico, con Marcelo; y en tele, integrando el panel de Los ángeles de la mañana, con Angel (de Brito). Después, no sé qué puede pasar. Me gusta trabajar y permitir sorprenderme… En lo personal, con Diego proyectamos seguir adelante con nuestra familia, educando y criando a nuestros hijos, que son lo mejor que tenemos.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Julio César Ruíz

SEGUÍ LEYENDO: