“Belleza sin edad”, la muestra fotográfica online que celebra la longevidad positiva

10 fotógrafos argentinos exhiben sus obras en Amantesdelobueno.com el primer espacio digital para seniors

Compartir
Compartir articulo
Dice Gabriel Rocca que "Graciela (Borges) es muy generosa y alguna vez dijo que, haciendo fotos juntos, creábamos estados de ánimo motivadores, estimulantes… que le hacían correr adrenalina. Es cierto, eso ocurre. Pero ocurre porque Graciela se entrega y deja que las cosas fluyan… Le gusta que las fotos cuenten historias, que despierten la imaginación. Y crearlas con ella no es difícil: viajamos juntos muchas veces y compartimos montones de cosas, especialmente el humor, por lo que nos conocemos muy bien y los dos sabemos lo que podemos lograr… Foto: GABRIEL ROCCA
Dice Gabriel Rocca que "Graciela (Borges) es muy generosa y alguna vez dijo que, haciendo fotos juntos, creábamos estados de ánimo motivadores, estimulantes… que le hacían correr adrenalina. Es cierto, eso ocurre. Pero ocurre porque Graciela se entrega y deja que las cosas fluyan… Le gusta que las fotos cuenten historias, que despierten la imaginación. Y crearlas con ella no es difícil: viajamos juntos muchas veces y compartimos montones de cosas, especialmente el humor, por lo que nos conocemos muy bien y los dos sabemos lo que podemos lograr… Foto: GABRIEL ROCCA
Belleza sin edad es una muestra que se puede ver en https://amantesdelobueno.com/belleza/  También dicen que podría haberse llamado "belleza al desnudo", no porque las personas se hayan desnudado, sino porque las imágenes muestran la actitud, el estilo, la manera de vivir de cada una de ellas Foto: GABRIEL ROCCA
Belleza sin edad es una muestra que se puede ver en https://amantesdelobueno.com/belleza/ También dicen que podría haberse llamado "belleza al desnudo", no porque las personas se hayan desnudado, sino porque las imágenes muestran la actitud, el estilo, la manera de vivir de cada una de ellas Foto: GABRIEL ROCCA
Cuenta Diego Ortiz Mugica que "así me gusta mostrar a mis retratados. Y así lo hice con David Steindl-Rast, el monje benedictino que fundó la organización Vivir agradecidos, fue uno de los primeros católicos que recibió entrenamiento en Budismo Zen y es un activo participante en el diálogo budista-cristiano. David, que nació en Viena, tiene hoy 95 años, mantiene una gran lucidez y sigue viajando y compartiendo su espiritualidad. Siento que su retrato logra transmitir la belleza y serenidad de alguien que hizo del agradecimiento una filosofía y una forma de vida". Foto: DIEGO ORTIZ MUGICA
Cuenta Diego Ortiz Mugica que "así me gusta mostrar a mis retratados. Y así lo hice con David Steindl-Rast, el monje benedictino que fundó la organización Vivir agradecidos, fue uno de los primeros católicos que recibió entrenamiento en Budismo Zen y es un activo participante en el diálogo budista-cristiano. David, que nació en Viena, tiene hoy 95 años, mantiene una gran lucidez y sigue viajando y compartiendo su espiritualidad. Siento que su retrato logra transmitir la belleza y serenidad de alguien que hizo del agradecimiento una filosofía y una forma de vida". Foto: DIEGO ORTIZ MUGICA
Belleza sin edad es la primera muestra ONLINE donde 10 fotógrafos argentinos, de los más renombrados, exhiben obras que celebran la belleza que no necesariamente tiene que ver con los rasgos físicos sino con la longevidad positiva…  Foto: DIEGO ORTIZ MUGICA
Belleza sin edad es la primera muestra ONLINE donde 10 fotógrafos argentinos, de los más renombrados, exhiben obras que celebran la belleza que no necesariamente tiene que ver con los rasgos físicos sino con la longevidad positiva… Foto: DIEGO ORTIZ MUGICA
"Galina me esperó vestida con sus mejores galas: ella había sido bailarina, era soltera y había vivido sobre las tablas. ¡Estaba divina! Sin embargo, quise que el retrato contara su vida y le pregunté si podía cambiarse y vestirse con su ropa de bailarina… La amé cuando apareció con medias y malla rosa. Parecía una muñeca. Lo que más me gusta de su postura es que desafía la edad con mucha elegancia". Foto: GABRIELA MESSINA
"Galina me esperó vestida con sus mejores galas: ella había sido bailarina, era soltera y había vivido sobre las tablas. ¡Estaba divina! Sin embargo, quise que el retrato contara su vida y le pregunté si podía cambiarse y vestirse con su ropa de bailarina… La amé cuando apareció con medias y malla rosa. Parecía una muñeca. Lo que más me gusta de su postura es que desafía la edad con mucha elegancia". Foto: GABRIELA MESSINA
Cada fotógrafo de la muestra Belleza sin edad exhibe entre 3 y 5 fotos. Y cada una de las imágenes cuenta una historia, porque no son solo imágenes, son historias que hablan, imágenes con alma. Foto: GABRIELA MESSINA
Cada fotógrafo de la muestra Belleza sin edad exhibe entre 3 y 5 fotos. Y cada una de las imágenes cuenta una historia, porque no son solo imágenes, son historias que hablan, imágenes con alma. Foto: GABRIELA MESSINA
"Yo no armo la foto, la encuentro… o ella me encuentra a mí y me produce una emoción en la mirada. Ver la foto antes de que esté hecha, ésa es la clave… yo lo llamo encuadrar la realidad", dice Oscar Pintor. La imagen es de su padre, y define: "el pelo impecable, bien cortado. Nada fuera de lugar. Así era él: exigente, meticuloso, ordenado, detallista". Foto: OSCAR PINTOR
"Yo no armo la foto, la encuentro… o ella me encuentra a mí y me produce una emoción en la mirada. Ver la foto antes de que esté hecha, ésa es la clave… yo lo llamo encuadrar la realidad", dice Oscar Pintor. La imagen es de su padre, y define: "el pelo impecable, bien cortado. Nada fuera de lugar. Así era él: exigente, meticuloso, ordenado, detallista". Foto: OSCAR PINTOR
Con Belleza sin edad, dicen quienes organizan la muesta (Verónica Rodríguez Padilla, Miguel Daschuta, Raúl López Rossi, Pablo Barcarolo y Ana Costa Méndez), "Queremos difundir un concepto que ya está siendo tendencia en el mundo y que también debería serlo entre nosotros: darle visibilidad a un sector de la sociedad que es muy valioso… y muy bello". Foto: OSCAR PINTOR
Con Belleza sin edad, dicen quienes organizan la muesta (Verónica Rodríguez Padilla, Miguel Daschuta, Raúl López Rossi, Pablo Barcarolo y Ana Costa Méndez), "Queremos difundir un concepto que ya está siendo tendencia en el mundo y que también debería serlo entre nosotros: darle visibilidad a un sector de la sociedad que es muy valioso… y muy bello". Foto: OSCAR PINTOR
Marcela, que posó para esta foto, define: “Estar en casa... en el jardín… y volver a agarrar la palita. La cuarentena me encontró con nuevos proyectos y a pesar de la pandemia yo me siento más sana. Recuperé el gusto de estar en casa, hacer algunas tareas en familia, reírme con mis amigas vía zoom contándonos las locuras que hacíamos durante el encierro. El tiempo tomó otra dimensión, volvió a ser algo más sagrado de lo que era, de lo que lo habíamos convertido. La creatividad floreció en detalles pequeños, en recursos diarios. Somos, lentamente, otros…”. Foto: MARIA FERNANDA GOÑI
Marcela, que posó para esta foto, define: “Estar en casa... en el jardín… y volver a agarrar la palita. La cuarentena me encontró con nuevos proyectos y a pesar de la pandemia yo me siento más sana. Recuperé el gusto de estar en casa, hacer algunas tareas en familia, reírme con mis amigas vía zoom contándonos las locuras que hacíamos durante el encierro. El tiempo tomó otra dimensión, volvió a ser algo más sagrado de lo que era, de lo que lo habíamos convertido. La creatividad floreció en detalles pequeños, en recursos diarios. Somos, lentamente, otros…”. Foto: MARIA FERNANDA GOÑI
Marcelo Zappoli indica que "soy un entusiasta. Tengo muchas fotos que podrían haber encuadrado dentro del concepto de la muestra, pero en cuanto me invitaron a participar lo primero que hice fue preparar mi cámara y alistarla para hacer nuevos retratos. Mi primera invitada fue un lujo: la modelo top de toda una era. La cara del glamour y tal vez la primera influencer cuando la palabra ni siquiera se había inventado: Claudia Sánchez. Claudia llegó al estudio como si el tiempo no hubiera pasado. Espléndida, divertida, súper profesional. Trajo ropa para hacer varios cambios, se entregó con total confianza a nuestra maquilladora y en cuanto estuvo lista desplegó todo su oficio, revelándonos una belleza sin cirugías… a las que dice no oponerse, pero que no practica". Foto: MARCELO ZAPPOLI
Marcelo Zappoli indica que "soy un entusiasta. Tengo muchas fotos que podrían haber encuadrado dentro del concepto de la muestra, pero en cuanto me invitaron a participar lo primero que hice fue preparar mi cámara y alistarla para hacer nuevos retratos. Mi primera invitada fue un lujo: la modelo top de toda una era. La cara del glamour y tal vez la primera influencer cuando la palabra ni siquiera se había inventado: Claudia Sánchez. Claudia llegó al estudio como si el tiempo no hubiera pasado. Espléndida, divertida, súper profesional. Trajo ropa para hacer varios cambios, se entregó con total confianza a nuestra maquilladora y en cuanto estuvo lista desplegó todo su oficio, revelándonos una belleza sin cirugías… a las que dice no oponerse, pero que no practica". Foto: MARCELO ZAPPOLI
La muestra cuenta con el apoyo académico del CIS, Centro de Innovación social de la Universidad de San Andrés, y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Banco Santander para su difusión. Foto:  MARCELO ZAPPOLI
La muestra cuenta con el apoyo académico del CIS, Centro de Innovación social de la Universidad de San Andrés, y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Banco Santander para su difusión. Foto: MARCELO ZAPPOLI
Cuenta Julie Weisz: "Con esa cara tan porteña, Osvaldo “Chacho” Dragún nació en una colonia agrícola entrerriana, de esas que hizo famosas Gerchunoff en Los gauchos judíos. En 1984, año en el que le tomé este retrato, Chacho era un autor consagrado y ya hacía 3 años que, junto con otros talentosos artistas, había impulsado Teatro Abierto, el movimiento cultural que enfrentó valientemente a la última dictadura argentina. En el momento de la foto mi amigo tenía 55 años… todavía era una persona relativamente joven… pero sus preocupaciones intelectuales, su compromiso social (y su pelo blanco), le otorgaban una belleza, una madurez sin edad… que, aunque no daban el piné, valían la pena sumar a esta muestra". Foto: JULIE WEISZ
Cuenta Julie Weisz: "Con esa cara tan porteña, Osvaldo “Chacho” Dragún nació en una colonia agrícola entrerriana, de esas que hizo famosas Gerchunoff en Los gauchos judíos. En 1984, año en el que le tomé este retrato, Chacho era un autor consagrado y ya hacía 3 años que, junto con otros talentosos artistas, había impulsado Teatro Abierto, el movimiento cultural que enfrentó valientemente a la última dictadura argentina. En el momento de la foto mi amigo tenía 55 años… todavía era una persona relativamente joven… pero sus preocupaciones intelectuales, su compromiso social (y su pelo blanco), le otorgaban una belleza, una madurez sin edad… que, aunque no daban el piné, valían la pena sumar a esta muestra". Foto: JULIE WEISZ
Dijo Sara Facio: “Una opinión no te la pueden censurar, te la tienen que rebatir. Un intelectual sin sentido crítico no es un intelectual. Es un adulador“. Añade la fotógrafa Julie Weisz: "Así es Sara. Discreta, calladita, pero cuando tiene que hablar, habla. O dice lo que piensa con la contundencia de sus imágenes. En 2003, preparando una muestra para exhibir en la Alianza Francesa, me crucé con ella y le pregunté si podía fotografiarla. Felizmente accedió. El resultado es este retrato donde todo le pertenece: su delicadeza, su amabilidad y por supuesto su mirada. Como siempre, atenta". Foto: JULIE WEISZ
Dijo Sara Facio: “Una opinión no te la pueden censurar, te la tienen que rebatir. Un intelectual sin sentido crítico no es un intelectual. Es un adulador“. Añade la fotógrafa Julie Weisz: "Así es Sara. Discreta, calladita, pero cuando tiene que hablar, habla. O dice lo que piensa con la contundencia de sus imágenes. En 2003, preparando una muestra para exhibir en la Alianza Francesa, me crucé con ella y le pregunté si podía fotografiarla. Felizmente accedió. El resultado es este retrato donde todo le pertenece: su delicadeza, su amabilidad y por supuesto su mirada. Como siempre, atenta". Foto: JULIE WEISZ
"La abuela de Sergio", se llama esta fotografía. Su autor, Carlos Fadigati, cuenta que "sostenía por primera vez una Rolleiflex del año 53. Con esa reliquia voy a visitar a un vecino, de pronto veo a su abuela y empiezo a disparar… ella no para de reírse. Para distraerla le pregunto por su tierra… Y dice: '...soy de Calabria, de un pueblo llamado Lecce, justo en el taco de la bota. Cuando era joven juntábamos naranjas para venderlas en el pueblo y ayudar a la familia. Llegó la guerra y murió mi marido, era partisano… Después vinimos para acá… allá era difícil vivir, pero ya no me acuerdo, fue hace tanto tiempo…'  Poco a poco su mirada comienza a perderse… parece haberse ido muy lejos… hasta que el suave click de mi cámara la vuelve a la realidad. Me mira, sonríe y susurra: 'Grazie, Carlo… grazie per il viaggio'”. Foto: CARLOS FADIGATI
"La abuela de Sergio", se llama esta fotografía. Su autor, Carlos Fadigati, cuenta que "sostenía por primera vez una Rolleiflex del año 53. Con esa reliquia voy a visitar a un vecino, de pronto veo a su abuela y empiezo a disparar… ella no para de reírse. Para distraerla le pregunto por su tierra… Y dice: '...soy de Calabria, de un pueblo llamado Lecce, justo en el taco de la bota. Cuando era joven juntábamos naranjas para venderlas en el pueblo y ayudar a la familia. Llegó la guerra y murió mi marido, era partisano… Después vinimos para acá… allá era difícil vivir, pero ya no me acuerdo, fue hace tanto tiempo…'  Poco a poco su mirada comienza a perderse… parece haberse ido muy lejos… hasta que el suave click de mi cámara la vuelve a la realidad. Me mira, sonríe y susurra: 'Grazie, Carlo… grazie per il viaggio'”. Foto: CARLOS FADIGATI
Belleza sin edad -cuentan desde la organización de la muestra online- existe "porque es el momento de hacer visible lo que parecía invisible. De mirar atentamente a las personas mayores, o a los seniors como preferimos llamarlos nosotros, y darnos cuenta de que en cada arruga, en cada mirada, en cada porción de piel hay miles de historias que vale la pena conocer". Foto: CARLOS FADIGATI
Belleza sin edad -cuentan desde la organización de la muestra online- existe "porque es el momento de hacer visible lo que parecía invisible. De mirar atentamente a las personas mayores, o a los seniors como preferimos llamarlos nosotros, y darnos cuenta de que en cada arruga, en cada mirada, en cada porción de piel hay miles de historias que vale la pena conocer". Foto: CARLOS FADIGATI
Ángela Copello señala: "en esta foto mi madre salió como lo que es: una mujer hermosa, fuerte, que fue sostén de familia, copa, tronco y raíz. Una copa frondosa para que nazcan las flores, fresca para que aniden los pájaros… refugio de hijos y de nietos, maraña de pensamientos que tal vez nunca conozcamos. Un tronco fuerte que sostiene. Unas raíces por las que viaja la savia del saber de los ancestros. Así la veo a mi madre, así es: una madre árbol. Foto: ÁNGELA COPELLO
Ángela Copello señala: "en esta foto mi madre salió como lo que es: una mujer hermosa, fuerte, que fue sostén de familia, copa, tronco y raíz. Una copa frondosa para que nazcan las flores, fresca para que aniden los pájaros… refugio de hijos y de nietos, maraña de pensamientos que tal vez nunca conozcamos. Un tronco fuerte que sostiene. Unas raíces por las que viaja la savia del saber de los ancestros. Así la veo a mi madre, así es: una madre árbol. Foto: ÁNGELA COPELLO
"Cuando me hablaron de Belleza sin edad lo primero que pensé fue en bailarines -dice Alicia Sanguinetti-. Tal vez porque tuve la suerte de fotografiar a varios. Tal vez porque siento que los bailarines realmente poseen una belleza que trasciende al tiempo. Maia Plisétskaya, por ejemplo, bailó hasta los 70 y a ninguno se nos ocurrió pensar cuántos años tenía cuando nos deslumbraba desde los escenarios. O la misma Alicia Alonso, a quien tuve el privilegio de fotografiar en diferentes oportunidades, que bailó hasta sus 75 y siempre pareció vivir fuera del tiempo. La foto de Alicia que elegí para esta exhibición la muestra tal como la recuerdo: bella, concentrada, infinita…". Foto: ALICIA SANGUINETTI
"Cuando me hablaron de Belleza sin edad lo primero que pensé fue en bailarines -dice Alicia Sanguinetti-. Tal vez porque tuve la suerte de fotografiar a varios. Tal vez porque siento que los bailarines realmente poseen una belleza que trasciende al tiempo. Maia Plisétskaya, por ejemplo, bailó hasta los 70 y a ninguno se nos ocurrió pensar cuántos años tenía cuando nos deslumbraba desde los escenarios. O la misma Alicia Alonso, a quien tuve el privilegio de fotografiar en diferentes oportunidades, que bailó hasta sus 75 y siempre pareció vivir fuera del tiempo. La foto de Alicia que elegí para esta exhibición la muestra tal como la recuerdo: bella, concentrada, infinita…". Foto: ALICIA SANGUINETTI
Cada uno de los 10 fotógrafos argentinos que sumaron sus obras, (preexistentes o producidas especialmente para esta muestra) construyeron un relato fotográfico protagonizado por famosos y desconocidos, que intenta ser una celebración de los años. Foto: ALICIA SANGUINETTI
Cada uno de los 10 fotógrafos argentinos que sumaron sus obras, (preexistentes o producidas especialmente para esta muestra) construyeron un relato fotográfico protagonizado por famosos y desconocidos, que intenta ser una celebración de los años. Foto: ALICIA SANGUINETTI

SEGUIR LEYENDO: