“Fui gay toda mi vida”: la emotiva confesión post mortem de un condecorado coronel estadounidense

Mediante su obituario, Edward Thomas Ryan reveló su orientación sexual escondida por miedo al rechazo y la discriminación

Guardar

Nuevo

El veterano confesó una relación amorosa de 25 años con Paul Cavagnaro, fallecido en 1994, destacando el dolor de vivir en secreto. (HANS FUNERAL HOME)
El veterano confesó una relación amorosa de 25 años con Paul Cavagnaro, fallecido en 1994, destacando el dolor de vivir en secreto. (HANS FUNERAL HOME)

El coronel Edward Thomas Ryan, un veterano del ejército estadounidense que residió toda su vida en Rensselaer, Nueva York, reveló un secreto que guardó celosamente durante sus 85 años de vida. En su obituario, publicado el 8 de junio por el periódico Times Union de Albany, el militar decidió finalmente compartir su verdadera identidad sexual: “Debo decir una cosa más. Fui gay toda mi vida: durante la escuela primaria, secundaria, universidad y a lo largo de mi vida”.

Este anuncio ha conmovido a muchos, pero no fue la única revelación de Ryan. En su mensaje, también confesó haber estado en una relación amorosa de 25 años con un hombre al que llamó “el amor de mi vida”, Paul Cavagnaro, quien falleció en 1994 debido a una complicación médica.

“Me disculpo por no haber tenido el valor de salir del armario como gay. Tenía miedo de caer en el ostracismo dentro de mi familia, amigos y compañeros de trabajo. No podía hacerlo viendo cómo se trataba a personas como yo”, escribió Ryan.

New York Post destacó que el fallecido sirvió para el Ejército en la 10ª Brigada, donde recibió múltiples condecoraciones, incluyendo la Medalla del Servicio de Defensa Nacional y la Medalla de Defensa de la Libertad por su participación en la respuesta estatal tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Además, Ryan tenía una carrera diversa fuera del ejército; trabajó como bombero en Rensselaer, fue chef en la Legión Americana de East Greenbush Post #1231 y cofundador de la estación de radio WHRL-FM en Albany.

People señaló que, a pesar de su destacada carrera y sus múltiples logros, Ryan vivió con temor de ser expulsado del ejército debido a su orientación sexual. Su sobrino, Joseph Ryan, explicó al medio que la relación de su tío y Cavagnaro era algo conocido en la familia, pero nunca se discutía abiertamente. “Él era una persona privada. Ellos se iban de vacaciones, y cuando se jubiló, tomaba un mes de descanso y viajaban por todo el mundo”, explicó el familiar.

La política de “no preguntes, no digas”, implementada durante la administración de Bill Clinton, mantuvo a muchos militares como Ryan en silencio. “Tenía miedo de ser marginado por mis colegas del ejército”, confesó.

Miami Herald informó que el veterano donó su cuerpo al Programa de Donación Anatómica del Colegio Médico de Albany, como era su deseo. Después de que los estudiantes terminen de usar su cadáver, sus restos será cremado y sus cenizas serán enterradas junto a las de Cavagnaro en Kinderhook, Nueva York.

 En el contexto del Mes del Orgullo, la conmovedora confesión de Ryan resuena con fuerza, subrayando el valor de su vida y servicio (Imagen Ilustrativa Infobae)
En el contexto del Mes del Orgullo, la conmovedora confesión de Ryan resuena con fuerza, subrayando el valor de su vida y servicio (Imagen Ilustrativa Infobae)

Su servicio militar le valió numerosos elogios, pero para su familia, su vida siempre estuvo marcada por su generosidad y amabilidad. “Siempre estaba alegre. Siempre asistía a los eventos familiares y llevaba bandejas de comida para alimentar a todos. Nunca olvidaba los cumpleaños de nadie”, recordó Joseph Ryan.

Entre los comentarios dejados en su obituario en línea, muchos elogiaron a Ryan por su valentía al compartir su verdad. “Coronel Ryan, estoy honrado de que finalmente se haya sentido lo suficientemente seguro como para compartir su verdad más íntima”, escribió una persona.

Otro comentario añadió: “Es un héroe, ¡en términos simples! Gracias por todo lo que hizo para proporcionar ayuda, cuidado y amor a las personas necesitadas. Si más personas entendieran, ¡qué mundo tan increíble sería! Gracias por contar tu verdad. Descansa en paz, señor”.

Este acto final de valentía de Ryan resonó profundamente en el contexto del Mes del Orgullo y la evolución de los derechos LGBTQ+. “Ahora que mi secreto es conocido, descansaré en paz para siempre”, finalizó el coronel en su obituario.

Guardar

Nuevo