Un gran oso atrapado en un árbol provocó una operación de rescate en Pensilvania, así fue el momento

La caída controlada desde una altura de seis metros sobre una lona azul fue parte crucial del procedimiento que contó con la cooperación de varios expertos en fauna silvestre, policías y bomberos

Guardar

Nuevo

El incidente ocurrió en Camp Hill, cerca de Harrisburg. Equipos de rescate utilizaron una lona gigante para amortiguar la caída del animal sedado. (The Associated Press)

Camp Hill, un tranquilo barrio suburbano de Pensilvania cercano a Harrisburg en Estados Unidos, se transformó en el escenario de un inusual suceso el pasado martes 4 de junio. Un joven oso negro fue avistado alrededor del mediodía en una zona residencial, lo que desató una operación de rescate.

De acuerdo con la información publicada por la agencia de noticias The Associated Press, tras ser notificados de la presencia de un gran oso en un árbol, se desplegó una operación de rescate en la que fuerzas del orden utilizaron un camión con escalera para acercarse al animal y administrarle un tranquilizante.

Posterior a esto, “se esperó a que la sedación hiciera efecto para que el gran animal cayera desde una altura de aproximadamente seis metros sobre una lona sostenida por varios funcionarios de vida silvestre, policías y bomberos.

“El oso no parecía estar completamente desarrollado”, señalaron los funcionarios de vida silvestre, según Pennlive.com. Posteriormente, el animal fue sedado por segunda vez antes de ser trasladado a una trampa para osos colocada en un remolque en el que fue movilizado hasta un lugar seguro.

El oso cayó sobre una lona tras ser sedado por expertos en vida silvestre y agentes policiales. (AP)
El oso cayó sobre una lona tras ser sedado por expertos en vida silvestre y agentes policiales. (AP)

Las autoridades locales tomaron medidas inmediatas para garantizar la seguridad de la comunidad. Antes de ejecutar el operativo, se le notificó a los estudiantes y al personal de una escuela secundaria cercana que permanecieran en el interior de las instalaciones y se cerró un tramo de carretera en la zona.

Pennlive.com informó que el incidente atrajo la atención no solo de los residentes, sino también de diversos equipos de rescate y seguridad quienes se apostaron a los alrededores, aunque a una distancia prudente, para poder presenciar el momento de la caída del oso.

The Associated Press dejó un mensaje a la Comisión de Caza para obtener más detalles sobre el destino del oso. Los funcionarios indicaron que muy probablemente el animal sería trasladado a terrenos estatales en otra parte del centro de Pensilvania.

El desalojo seguro del oso incluyó su caída controlada sobre una lona azul, sostenida por varios expertos en vida silvestre, policías y bomberos. “La cooperación entre distintas agencias fue crucial para manejar esta situación”, aseguraron las autoridades locales en declaraciones recogidas por Pennlive.com.

Finalmente, se espera que el oso sea llevado a un área adecuada donde pueda ser liberado sin peligro para los habitantes ni para el propio animal. La Comisión de Caza tendrá la tarea de determinar el lugar exacto para la reubicación del oso.

Guardar

Nuevo