Cálculos recientes sugieren que la trayectoria del eclipse solar podría ser más estrecha de lo esperado

Este ajuste se debe a variaciones en el cálculo del diámetro solar, lo cual podría excluir de la experiencia de oscuridad totalidad a algunas localidades que se anticipaban dentro del rango

Compartir
Compartir articulo
Ciudades al borde de la trayectoria del eclipse solar total podrían no experimentar la oscuridad total, indica portavoz de la NASA. (Shutterstock)
Ciudades al borde de la trayectoria del eclipse solar total podrían no experimentar la oscuridad total, indica portavoz de la NASA. (Shutterstock)

Ante la proximidad del eclipse solar total que cruzará los cielos de Norteamérica este lunes 8 de abril, recientes cálculos han suscitado un debate acerca de la precisión de los mapas populares de este evento astronómico.

Según especialistas, la trayectoria de la totalidad, área en la que es posible observar cómo la luna oculta completamente al sol, podría ser más estrecha de lo que se había calculado inicialmente por NASA, lo que significaría que algunas ciudades al borde de dicho camino esperando experimentar unos segundos de oscuridad total, podrían no vivir este fenómeno.

La trayectoria de la totalidad del eclipse abarcará varios estados, iniciando en Texas y continuando su curso a través de Oklahoma, Arkansas, Missouri, Illinois, Kentucky, Indiana, Ohio, Pennsylvania, Nueva York, Vermont, New Hampshire y Maine. A esto se suman pequeñas zonas de Tennessee y Michigan que también experimentarán el eclipse total, de acuerdo con datos proporcionados por la NASA.

La agencia espacial, si bien no ha modificado sus predicciones iniciales, ha reconocido la posibilidad de variaciones en la trayectoria del eclipse. (NASA)
La agencia espacial, si bien no ha modificado sus predicciones iniciales, ha reconocido la posibilidad de variaciones en la trayectoria del eclipse. (NASA)

Según la agencia espacial estadounidense, el eclipse de sol será visible a partir de las 10:55 de la mañana en la Ciudad de México y finalizará en Newfoundland, Canadá a las 5:19 p.m. hora local, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

Si bien la agencia espacial estadounidense no ha modificado sus predicciones originales, admitió que podrían existir alteraciones. “Los cálculos que utilizan un radio ligeramente mayor para el tamaño del Sol producen una trayectoria de eclipse que es ligeramente más estrecha”, explicó la portavoz de la NASA Karen Fox en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN.

“Esta diferencia sólo afectaría a las ciudades en el borde mismo de la trayectoria de la totalidad, donde las predicciones generales son difíciles de todos modos - unas pocas manzanas de la ciudad de una manera u otra podría significar 20, 10, o 0 segundos de la totalidad”, detalló.

Los eclipses solares totales ofrecen la oportunidad para observar fenómenos visuales únicos como el "efecto de anillo de diamante". (REUTERS/Brendan McDermid)
Los eclipses solares totales ofrecen la oportunidad para observar fenómenos visuales únicos como el "efecto de anillo de diamante". (REUTERS/Brendan McDermid)

John Irwin, un desarrollador de software con sede en Guildford, Inglaterra, recalculó la trayectoria prevista del eclipse solar, provocando un vivo debate sobre la precisión de las mediciones de eventos astronómicos. Según los datos publicados en una página web Besselian Elements, la preocupación principal radica en la incertidumbre sobre el tamaño exacto del sol, una variable crítica para determinar los detalles de eventos como los eclipses solares.

Según el Dr. Edward Guinan, profesor de astronomía y astrofísica en la Universidad de Villanova, “es extremadamente difícil determinar una medida exacta del tamaño del sol, debido a que su superficie es difusa”. Este desafío se complica aún más durante períodos de máxima actividad magnética del astro rey, eventos durante los cuales “el Sol podría expandirse un poco”.

A pesar de estos desafíos, los eclipses solares totales siguen ofreciendo una oportunidad única para observar fenómenos como el “efecto de anillo de diamante”, un espectáculo visualmente impactante que precede y sigue a la totalidad del eclipse: “Destellos del Sol entrando y saliendo por detrás de las montañas y atravesando los valles de la Luna”, explicó el profesor Guinan a CNN.