Descubrieron 12 kilogramos de cocaína y más de 3 millones de dólares en un apartamento en Nueva York

Una intervención reveló que el inmueble funcionaba como un centro de operaciones de distribución de drogas, ocultando sustancias ilícitas y grandes cantidades de dinero en compartimientos secretos de muebles

Guardar

Nuevo

El trabajo conjunto de agentes de la DEA y una unidad canina llevó al hallazgo de sustancias ilícitas y dinero. (Fiscal Especial de Estupefacientes)
El trabajo conjunto de agentes de la DEA y una unidad canina llevó al hallazgo de sustancias ilícitas y dinero. (Fiscal Especial de Estupefacientes)

En una operación llevada a cabo por las fuerzas del orden en Nueva York, un hombre fue detenido bajo la acusación de operar una red de tráfico de drogas desde su domicilio en el Bronx. Juan Rondon, de 60 años y originario de la República Dominicana, fue arrestado en su apartamento en Norwood, donde investigadores descubrieron 12 kilogramos de cocaína y más de 3 millones de dólares en efectivo.

De acuerdo con información publicada por el New York Post, el hallazgo fue posible gracias al trabajo conjunto de agentes de la DEA y una unidad canina de la Policía del Estado de Nueva York, quienes encontraron las sustancias ilícitas y el dinero en compartimentos secretos dentro de los muebles.

“Un aparente apartamento ocultaba un multimillonario antro de drogas”, comunicó el Agente Especial a Cargo, Frank Tarentino. Los oficiales expusieron que cajoneras, mesas de noche y una mesa de centro contenían cavidades ocultas cargadas de fajos de dinero y drogas.

Juan Rondón fue detenido en Nueva York acusado de operar una red de tráfico de drogas desde el Bronx. (DEA)
Juan Rondón fue detenido en Nueva York acusado de operar una red de tráfico de drogas desde el Bronx. (DEA)

Además, descubrieron al menos diez relojes de lujo de marcas como Rolex y Cartier en una trampilla secreta en una de las mesas de noche. A pesar de la considerable cantidad de narcóticos y dinero, sorprendentemente el apartamento carecía de equipos de seguridad o fortificaciones, según difundió CNBC News.

La Fiscalía Especial de Narcóticos de Nueva York, representada por Bridget Brennan, afirmó que, “durante años, un acusado de tráfico mayor aparentemente acumuló más de 3 millones de dólares, llenando compartimentos secretos dentro de muebles hasta el tope con rústicas de efectivo, relojes de alto valor y kilogramos de cocaína”. La falta de equipo especial de seguridad o cerraduras fortificadas en el apartamento indicaría una “confianza mal orientada”, agregó Brennan.

Rondon fue visto entrando y saliendo del edificio situado en 3405 Gates Place, portando una bolsa, lo que llevó a las autoridades a interceptarlo y realizar el descubrimiento. Según las autoridades, este poseía cocaína y las llaves del apartamento 2A en el momento de su detención, lo que permitió el acceso y la inspección subsiguiente de la vivienda.

Muebles con compartimentos secretos contenían fajos de dinero y drogas. (Fiscal Especial de Estupefacientes)
Muebles con compartimentos secretos contenían fajos de dinero y drogas. (Fiscal Especial de Estupefacientes)

Juan Rondon, quien había sido deportado previamente en 2006 por razones no especificadas, enfrenta cargos por operar como traficante mayor y posesión criminal de una sustancia controlada en primer y tercer grado.

Actualmente, se encuentra detenido sin posibilidad de fianza en la cárcel de Rikers Island. Rondon tiene antecedentes de arrestos por drogas, según fuentes policiales. Su abogado designado por la corte no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios de medios locales.

Las autoridades subrayaron que las acciones de Rondon representan el más reciente esfuerzo multidepartamental de la ciudad de Nueva York para responsabilizar a aquellos supuestamente implicados en inundar nuestros vecindarios con drogas ilícitas.

El Comisionado de Policía, Edward Caban, destacó la relevancia de esta operación conjunta entre la Policía del Estado de Nueva York y el NYPD en la lucha continua contra el flujo de sustancias prohibidas en la ciudad.