Una avanzada tecnología submarina permitió resolver el misterio de un barco que naufragó en aguas australianas en 1904

Una expedición de la compañía Subsea Professional Marine, que originalmente buscaba contenedores sumergidos cerca de la costa de Sydney, permitió ubicar los restos del buque a aproximadamente 525 metros bajo el agua

Compartir
Compartir articulo
Avanzada tecnología submarina resolvió el misterio del SS Nemesis desaparecido en 1904 en aguas australianas. (Biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur)
Avanzada tecnología submarina resolvió el misterio del SS Nemesis desaparecido en 1904 en aguas australianas. (Biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur)

Tras más de un siglo de misterio, el enigma del naufragio del vapor SS Nemesis y sus 32 tripulantes desaparecidos se ha resuelto gracias a la avanzada tecnología submarina. En 1904, el SS Nemesis se dirigía hacia Melbourne, Australia, con un cargamento de carbón cuando una tormenta lo hizo desaparecer.

Lo que siguió fue un misterio que persistió a través de los años, hasta ahora. Un reciente descubrimiento realizado por la compañía Subsea Professional Marine, mientras buscaba contenedores de carga sumergidos, ha permitido localizar los restos del navío a unos 525 metros bajo el agua, cerca de la costa de Sydney.

El hallazgo, que fue confirmado oficialmente en septiembre de 2023 por el CSIRO, la agencia científica nacional de Australia, ha cerrado un capítulo largamente abierto en la historia marítima de Sydney. Utilizando modernas tecnologías de sondeo multihaz y cámaras subacuáticas, el CSIRO pudo identificar características distintivas del SS Nemesis.

Las imágenes submarinas muestran el SS Nemesis casi intacto, revelando detalles clave del naufragio. (Encuesta SS Nemesis/RV Investigator)
Las imágenes submarinas muestran el SS Nemesis casi intacto, revelando detalles clave del naufragio. (Encuesta SS Nemesis/RV Investigator)

Phil Vandenbossche, hidrógrafo de CSIRO a bordo del viaje de investigación, destacó la importancia de las imágenes obtenidas que mostraron la nave casi intacta descansando erecta sobre una llanura de arena: “Nuestra inspección visual del naufragio... mostró algunas estructuras clave todavía intactas e identificables, incluyendo dos de los anclas del barco que yacen en el lecho marino” citó CBS News.

Este descubrimiento no solo aclara el destino del SS Nemesis, sino que también arroja luz sobre el trágico final de sus 32 tripulantes. Según las investigaciones del gobierno, una gran ola sobrepasó la capacidad del motor del barco cerca de la costa de Wollongong, lo que llevó a un hundimiento demasiado rápido para que se pudieran desplegar los botes salvavidas. Con tripulantes provenientes de Australia, el Reino Unido y Canadá, el impacto de este desastre resonó en múltiples continentes.

La búsqueda de familiares de los fallecidos se ha convertido en una prioridad para los funcionarios, quienes esperan que este hallazgo ofrezca algo de cierre a las familias de los tripulantes. “Alrededor de 40 niños perdieron a sus padres en este naufragio y espero que este descubrimiento brinde algo de cierre a familias y amigos conectados con el barco que nunca han conocido su destino”, expresó Penny Sharpe, ministra de Medio Ambiente y Patrimonio de Nueva Gales del Sur.

Los restos del vapor SS Nemesis fueron localizados cerca de la costa de Sydney a 525 metros de profundidad. (Encuesta SS Nemesis/RV Investigator)
Los restos del vapor SS Nemesis fueron localizados cerca de la costa de Sydney a 525 metros de profundidad. (Encuesta SS Nemesis/RV Investigator)

La tecnología ha jugado un papel crucial en la resolución de este misterio centenario. Los videos recopilados por el CSIRO se están “unificando” para crear un modelo 3D del naufragio, con el objetivo de investigar más a fondo. Este enfoque colaborativo entre CSIRO y Subsea, así como la utilización de registros históricos, ha sido clave en la resolución del caso del SS Nemesis, descrito como uno de los misterios marítimos más duraderos de Sydney e incluso llamado el “santo grial” por investigadores de naufragios.

El anuncio del descubrimiento del SS Nemesis viene poco después de que los investigadores localizaran el naufragio del MV Blythe Star, otro importante momento en la búsqueda continua de barcos desaparecidos en la costa de Nueva Gales del Sur. De los más de 200 naufragios registrados en esta área, sólo se ha localizado aproximadamente la mitad.