Trámites migratorios en EEUU: entró en vigencia el aumento en las tarifas para los visados más importantes

Esta medida, destinada a agilizar ciertos procesos a cambio de un pago adicional, tiene como objetivo ajustar los costos debido al aumento de la inflación registrada desde junio de 2021 hasta junio de 2023

Compartir
Compartir articulo
La USCIS anunció nuevos costos en tarifas del Procesamiento Premium a partir del 26 de febrero. (Archivo)
La USCIS anunció nuevos costos en tarifas del Procesamiento Premium a partir del 26 de febrero. (Archivo)

Este lunes 26 de febrero entró en vigor el incremento en las tarifas del Formulario I-907, vinculado al Procesamiento Premium de trámites migratorios que fue anunciado por la Administración de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

Esta medida, orientada a acelerar determinados procesos migratorios a cambio de una tarifa adicional, responde a la necesidad de ajustar los costos al índice inflacionario acumulado desde junio de 2021 hasta junio de 2023. Con esta actualización, las nuevas tarifas oscilarán entre 1.500 dólares y 2.805 dólares, representando un incremento sustancial con respecto a los valores previos.

Este ajuste tarifario se sustenta en un análisis realizado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), basándose en el Índice de Precios al Consumidor para reflejar de manera adecuada la realidad inflacionaria del periodo mencionado. El DHS ha manifestado que esta actualización busca, además de adecuarse a la inflación, “utilizar los ingresos generados por el aumento de la tarifa de procesamiento premium para agilizar el procesamiento de solicitudes retrasadas”, con el fin último de mejorar el servicio ofrecido a la comunidad migratoria, según publicó la cadena Telemundo.

La solicitudes que no cumplan con el ajuste de precio serán rechazadas a partir del 26 de febrero de 2024. (Archivo)
La solicitudes que no cumplan con el ajuste de precio serán rechazadas a partir del 26 de febrero de 2024. (Archivo)

La ley que respalda este ajuste es la Ley de Estabilización de USCIS, la cual prevé ajustes en las tarifas de procesamiento premium cada dos años, garantizando así que los costos reflejen de manera precisa la situación económica actual y faciliten la operación efectiva del servicio. “Las solicitudes que se envíen utilizando el Formulario I-907 y que no acompañen la tarifa ajustada o el monto correcto serán rechazadas a partir del 26 de febrero de 2024″, alertó la USCIS en su comunicación oficial citado por el mismo medio.

Estas son las nuevas tarifas

Entre los cambios más significativos se encuentra el aumento de las tarifas para el Formulario I-129, vital para la petición de trabajadores no inmigrantes, y el Formulario I-140, esencial para trabajadores extranjeros que buscan convertirse en inmigrantes basados en el empleo. Según la información proporcionada por Univisión, este ajuste tarifario afectará a una amplia gama de clasificaciones y status migratorios, reflejando la necesidad de adaptación a nuevos presupuestos operativos y objetivos de servicio.

De acuerdo con los detalles específicos difundidos, el Formulario I-129, que se utiliza para la petición de un trabajador no inmigrante bajo clasificaciones tales como H-2B (trabajadores temporales no agrícolas) o R-1 (trabajadores religiosos), verá un aumento en su tarifa de 1,500 dólares a 1,685 dólares para dichas clasificaciones.

El Departamento de Seguridad Nacional justificó este aumento con el Índice de Precios al Consumidor. (Archivo)
El Departamento de Seguridad Nacional justificó este aumento con el Índice de Precios al Consumidor. (Archivo)

Para el resto de las clasificaciones disponibles en este formulario, que incluyen H-1B (trabajadores especializados), L-1A/B (traslados dentro de una empresa), O-1 (individuos con habilidades extraordinarias), entre otros, la tarifa ascenderá de 2,500 dólares a 2,805 dólares.

Por otro lado, el Formulario I-140, utilizado para la petición de inmigrantes para trabajadores extranjeros en clasificaciones basadas en el empleo (EB), experimentará también un aumento desde 2,500 dólares a 2,805 dólares para todas sus clasificaciones, incluyendo aquellas relacionadas con inversionistas y trabajadores con habilidades extraordinarias.

Además, el Formulario I-539, dirigido a solicitudes para extender o cambiar el estatus de no inmigrante para clasificaciones tales como F-1 (estudiantes), H-4 (dependientes de trabajadores H), y O-3 (dependientes de individuos con habilidades extraordinarias), verá su tarifa incrementada de 1,750 dólares a 1,965 dólares. Por último, el Formulario I-765, que se emplea en la solicitud de autorización de empleo, especialmente para ciertos estudiantes F-1 bajo las categorías C03A, C03B, y C03C, se ajustará de 1,500 dólares a 1,685 dólares.

El precio de la solicitud de ciudadanía también aumentará

El USCIS también anunció un incremento en las tarifas para la solicitud de naturalización. Esta decisión impactará directamente a quienes aspiren obtener la ciudadanía estadounidense, enfrentándose a un aumento de hasta el 19% en determinados casos, según explicó el USCIS el pasado 30 de enero. De acuerdo con cifras proporcionadas por el DHS, al inicio de 2023, alrededor de 9 millones de residentes en Estados Unidos cumplían con los requisitos de edad y duración de residencia necesarios para iniciar su proceso de naturalización.

Las tarifas de solicitud de ciudadanía aumentarán un 11% a partir de 1 de abril. (USCIS)
Las tarifas de solicitud de ciudadanía aumentarán un 11% a partir de 1 de abril. (USCIS)

De esta manera, a partir del 1 de abril de 2024, las tarifas para solicitar la ciudadanía estadounidense experimentarán los cambios anunciados. Los solicitantes de la naturalización enfrentarán una variación en los precios dependiendo de la modalidad de presentación que elijan, ya sea en línea o en formato impreso, y si requieren o no servicios biométricos.

Para aquellos que eligen la modalidad digital, la tarifa actual de 640 dólares aumentará a 710 dólares, lo que representa un incremento del 11 %. Sin embargo, para los que requieren servicios biométricos, la tarifa disminuirá un 2%, pasando de 725 a 710 dólares. La opción de presentación en papel verá un alza del 19%, de 640 a 760 dólares, mientras que la inclusión de servicios biométricos en esta modalidad implicará un costo de 760 dólares aumentando así 5 % respecto a la tarifa vigente, según cifras proporcionadas por CNN.

Adicionalmente, se ha ajustado la estructura de tarifas para aquellos solicitantes cuyos ingresos se encuentran entre el 150% y el 400% de las Guías Federales de Pobreza (FPG), buscando una tarifa más accesible. La nueva tarifa para esta categoría será de 380 dólares, representando un aumento del 19% para quienes no requieren servicios biométricos y una reducción del 6% para quienes sí los requieren, quienes anteriormente pagaban 405 dólares.

El USCIS recomienda enfáticamente la presentación en línea de la solicitud N-400 para agilizar el proceso y, además, sugiere presentar la solicitud I-942 de petición de reducción de tarifas para acceder a los costos más bajos basados en las FPG.