Miami se encuentra entre las ciudades más congestionadas del mundo

Ante un incremento significativo del volumen vehicular reciente, autoridades locales buscan alternativas en el transporte público para aliviar la saturación vial

Compartir
Compartir articulo
Análisis de INRIX revela que la ciudad de Miami se posiciona como la octava urbe más congestionada a nivel mundial. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Análisis de INRIX revela que la ciudad de Miami se posiciona como la octava urbe más congestionada a nivel mundial. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La ciudad de Miami, conocida internacionalmente por sus atractivos turísticos como playas y una vida nocturna, enfrenta un desafío de dimensiones urbanas: la congestión de tráfico. Según un estudio realizado por la empresa INRIX, especializada en análisis de movilidad, Miami se ubica como la octava ciudad más congestionada del mundo. Esta investigación pone de manifiesto un incremento del 30% en el volumen de tráfico entre 2021 y 2022, lo que se traduce en que los conductores en Miami pierden 105 horas al año en atascos. Estas cifras no solo suponen un coste económico relevante para los afectados sino también se asocian a un impacto ambiental negativo.

El análisis también revela que, a pesar del notable descenso en el tráfico vehicular durante 2020, de un 57% debido a la pandemia del coronavirus, Miami no logró salir de la lista de las ciudades más congestionadas a nivel global. Entre las principales razones detrás de este persistente problema se encuentran el aumento de la población, la infraestructura vial insuficiente y una oferta de transporte público limitada.

El aumento sostenido de la congestión vial en Miami resalta la urgencia de soluciones innovadoras y sostenibles para mejorar la movilidad urbana y la calidad de vida de sus residentes. (Opy Morales)
El aumento sostenido de la congestión vial en Miami resalta la urgencia de soluciones innovadoras y sostenibles para mejorar la movilidad urbana y la calidad de vida de sus residentes. (Opy Morales)

Ante este panorama, Daniella Levine Cava, alcaldesa del condado de Miami-Dade, ha declarado en varias ocasiones que la expansión y mejora del transporte público representa una solución clave frente a la congestión vehicular. La administración de Levine Cava se encuentra trabajando activamente en la ampliación de las opciones de movilidad para tanto residentes como visitantes, lo que se presenta como un “esfuerzo por mitigar los efectos negativos del tráfico intenso”.

La preocupación por el estado del tráfico en Miami no es exclusiva del gobierno local. Entes gubernamentales han expresado su inquietud respecto a cómo la congestión vial podría estar impactando el tiempo de respuesta ante emergencias, poniendo en riesgo la seguridad y bienestar de la población.

Continúa el desafío de la congestión vehicular en Miami a pesar de la reducción del tráfico vehicular vinculada a la pandemia en 2020. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Continúa el desafío de la congestión vehicular en Miami a pesar de la reducción del tráfico vehicular vinculada a la pandemia en 2020. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Para combatir esta situación, algunas compañías están implementando soluciones tecnológicas basadas en inteligencia artificial, con el fin de mejorar la gestión del tráfico. Una de estas soluciones viene de la mano de Rekor Systems, contratada por el Departamento de Transporte de Florida. Esta empresa utiliza una red de sensores y cámaras para monitorear las condiciones del tráfico en tiempo real, logrando detectar un 49% más incidentes viales que los métodos tradicionales, lo que representa un avance significativo en el manejo de la congestión vial.

No obstante, el desafío de la congestión en Miami no es solo un asunto de interés local, sino también estatal. Florida, siendo el tercer estado más poblado de Estados Unidos, se enfrenta a un crecimiento demográfico constante, lo que añade presión a su infraestructura vial y sistemas de transporte público. La necesidad de encontrar soluciones efectivas y sostenibles para la congestión del tráfico se hace cada vez más evidente en aras de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y el desarrollo sostenible de la región.