Dos hombres fueron acusados de asesinato tras el tiroteo mortal en la celebración del Super Bowl de Kansas City

Dominic Miller y Lyndell Mays enfrentan varios cargos luego de que muriera una persona y otras 22 resultaran heridas durante las celebraciones

Compartir
Compartir articulo
Según los fiscales, los hombres no se conocían antes del tiroteo (Europa Press/Contacto/Robert Reed)
Según los fiscales, los hombres no se conocían antes del tiroteo (Europa Press/Contacto/Robert Reed)

Dos hombres fueron acusados de asesinato en el tiroteo de la semana pasada que mató a una persona e hirió a otras 22 después del desfile del Super Bowl de los Kansas City Chiefs, dijeron fiscales de Missouri el martes.

Dominic Miller y Lyndell Mays están acusados de asesinato en segundo grado y otros cargos. Han estado hospitalizados desde el tiroteo, dijo la fiscal del condado de Jackson, Jean Peters Baker, durante una conferencia de prensa. Las autoridades se negaron a responder si los hombres estaban siendo tratados por heridas de bala u otras lesiones.

Los registros judiciales presentan una visión básica de cómo se desarrolló el tiroteo.

Según los fiscales, los hombres no se conocían antes del tiroteo. Estaban entre varias personas que discutían cuando Mays “sacó su pistola primero casi de inmediato” y varios otros hicieron lo mismo, dijo Peters Baker. La policía dice que fue el arma de Miller la que disparó el tiro que mató a una mujer.

Los registros judiciales en línea no incluían abogados que pudieran comentar en nombre de los hombres. La Oficina del Defensor Público del Estado de Missouri dijo que la oficina de Kansas City aún no había recibido las solicitudes de defensores públicos para los hombres.

Los nuevos cargos se presentan después de que dos menores fueran detenidos la semana pasada por cargos relacionados con armas y resistencia al arresto. Las autoridades dijeron que era posible que se presentaran más cargos.

“Quiero que comprendan: buscamos responsabilizar a todos los tiradores por sus acciones ese día. Cada uno de ellos”, dijo Peters Baker. “Entonces, aunque todavía no hemos llegado a ese punto en cada individuo, vamos a llegar allí”.

FOTO DE ARCHIVO: Agentes de policía detienen a una persona en el exterior de Union Station tras un tiroteo cerca de una celebración al aire libre de la victoria de los Chiefs, campeones de la NFL, en la Super Bowl, en Kansas City, Misuri, el 14 de febrero de 2024 en esta captura de pantalla obtenida de un vídeo de las redes sociales (Alyssa Contreras/via REUTERS/File Photo)
FOTO DE ARCHIVO: Agentes de policía detienen a una persona en el exterior de Union Station tras un tiroteo cerca de una celebración al aire libre de la victoria de los Chiefs, campeones de la NFL, en la Super Bowl, en Kansas City, Misuri, el 14 de febrero de 2024 en esta captura de pantalla obtenida de un vídeo de las redes sociales (Alyssa Contreras/via REUTERS/File Photo)

La policía ha dicho que una disputa entre varias personas provocó el tiroteo, que ocurrió mientras 800 agentes de policía patrullaban la celebración.

Las 22 personas heridas tienen entre 8 y 47 años, según la jefa de policía Stacey Graves. Lisa López-Galván, madre de dos hijos y presentadora de Taste of Tejano, fue asesinada.

El tiroteo fue el último en una celebración deportiva en Estados Unidos. Un tiroteo hirió a varias personas el año pasado en Denver después del campeonato de la NBA de los Nuggets.

Eso llevó al alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, a preguntarse si es hora de repensar las celebraciones del campeonato, incluso cuando prometió la semana pasada que la ciudad seguirá celebrando sus victorias. El desfile del Día de San Patricio del próximo mes se llevará a cabo según lo previsto, dijo Lucas.

El tiroteo en Kansas City ocurrió en un estado con pocas regulaciones sobre armas y una ciudad que ha luchado contra la violencia armada. En 2020, Kansas City estuvo entre las nueve ciudades elegidas por el Departamento de Justicia de EEUU en un esfuerzo por combatir los delitos violentos. En 2023, la ciudad igualó su récord con 182 homicidios, la mayoría de los cuales involucraron armas de fuego.

El lunes, la Cámara de Representantes de Missouri, liderada por los republicanos, aprobó en una votación bipartidista la prohibición de realizar disparos de celebración en las ciudades tras un debate que osciló entre las lágrimas y la ira. El año pasado se aprobó una medida similar como parte de un amplio proyecto de ley relacionado con el crimen, pero el gobernador republicano Mike Parson vetó la legislación. Citó problemas con otras disposiciones penales del proyecto de ley no relacionadas con los disparos de celebración.

(Con información de AP)