Florida declaró alerta de salud por casos de sarampión en condado de Broward

En respuesta a la detección de varios contagios en una escuela, autoridades sanitarias intensifican las medidas preventivas y la vigilancia epidemiológica en esta región del sur del estado

Compartir
Compartir articulo
Autoridades sanitarias en Broward intensifican medidas tras confirmación de sarampión en escuela de Weston. (Shutterstock)
Autoridades sanitarias en Broward intensifican medidas tras confirmación de sarampión en escuela de Weston. (Shutterstock)

El Departamento de Salud de Florida emitió una alerta sanitaria en el condado de Broward tras confirmar recientemente cinco casos de sarampión en la Escuela Primaria Manatee Bay, situada en Weston. Este brote alarmante llevó a las autoridades sanitarias locales a iniciar una rigurosa investigación epidemiológica para identificar a las personas potencialmente expuestas y mitigar el riesgo de una mayor transmisión de esta enfermedad altamente contagiosa. El Departamento de Salud de Broward, en colaboración con las Escuelas Públicas del Condado de Broward y hospitales locales, ha intensificado sus esfuerzos para rastrear a individuos con riesgo de haberse contagiado, según informó CBS Miami.

El sarampión se caracteriza por ser una infección viral sumamente contagiosa que puede transmitirse fácilmente a través del aire al toser o estornudar. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que el virus del sarampión puede permanecer en el aire y en superficies por hasta dos horas, facilitando su propagación. Esta enfermedad había sido declarada eliminada en los Estados Unidos en el año 2000, sin embargo, casos importados y la disminución en las tasas de vacunación han contribuido a su reaparición en algunas áreas, incluido el sur de Florida, de acuerdo con el reporte de NBC Miami.

Medidas de control intensificadas para evitar la propagación del sarampión en el sur de Florida. (Shutterstock)
Medidas de control intensificadas para evitar la propagación del sarampión en el sur de Florida. (Shutterstock)

Los síntomas del sarampión incluyen fiebre alta, tos, secreción nasal, ojos rojos y llorosos, seguidos por una erupción distintiva. La vacunación presenta la principal medida de prevención, con la serie de inmunizaciones MMR (sarampión, paperas y rubéola) ofreciendo una efectividad del 98% contra el sarampión. No obstante, la pandemia de COVID-19 ha resultado en la postergación o ausencia de más de 61 millones de dosis de vacunas, lo que ha elevado el riesgo de brotes mayores en todo el mundo, incluido el territorio estadounidense, informó Telemundo 51.

La situación en la Escuela Primaria Manatee Bay es especialmente preocupante dado que la tasa de vacunación en este centro educativo es del 89.31%, un porcentaje que, aunque alto, sigue siendo insuficiente para asegurar la inmunidad colectiva necesaria para prevenir brotes. Datos de las Escuelas Públicas del Condado de Broward revelan que 23 escuelas en el nivel de jardín de infantes tienen menos del 80% de estudiantes completamente vacunados, lo cual puede contribuir a la propagación de enfermedades prevenibles como el sarampión, según la misma fuente.

Vacunación recomendada como medida preventiva ante aumento de casos de sarampión en escuela de Weston. (Getty Images)
Vacunación recomendada como medida preventiva ante aumento de casos de sarampión en escuela de Weston. (Getty Images)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) enfatizan que la inmunización es el método más efectivo tanto para la protección individual como colectiva contra el sarampión. En Estados Unidos, es práctica común administrar la vacuna contra este virus en un esquema de dos dosis a los niños: la primera se aplica entre los 12 y 15 meses de edad, y la segunda, entre los 4 y 6 años. Esta es una vacuna combinada que no solo protege contra el sarampión, sino que también ofrece inmunidad frente a las paperas y la rubéola, conocida como vacuna triple vírica, y en algunos casos se incluye protección contra la varicela, formando la vacuna cuádruple.

El último caso de sarampión registrado en el condado de Broward antes del actual brote se remonta a 2019, indicativo de la capacidad del sarampión para reaparecer en comunidades donde las tasas de vacunación no son óptimas. Estos recientes casos subrayan la importancia crítica de mantener y mejorar los esfuerzos de vacunación para proteger a las comunidades contra enfermedades que, aunque prevenibles, siguen siendo una amenaza significativa para la salud pública.