El director del FBI alertó sobre un aumento sin precedentes de ciberataques chinos contra Estados Unidos

Durante la conferencia anual de seguridad, Christopher Wray reveló que Beijing insertó un malware denominado Volt Typhoon en redes críticas estadounidenses a una escala mayor que en el pasado

Guardar

Nuevo

El director del FBI, Christopher Wray, advirtió sobre el incremento sin precedentes de ciberataques chinos contra Estados Unidos (AP/Susan Walsh)
El director del FBI, Christopher Wray, advirtió sobre el incremento sin precedentes de ciberataques chinos contra Estados Unidos (AP/Susan Walsh)

El Director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Wray, lanzó una advertencia sobre los ataques cibernéticos de China contra la infraestructura crítica de Estados Unidos, asegurando que estos alcanzaron un nivel sin precedentes. Durante la conferencia anual de seguridad, Wray señaló que hay inserción encubierta de malware ofensivo en las redes de infraestructura crítica estadounidense por parte de Beijing, asegurando que esta se ha dado a “una escala mayor a la que habíamos visto antes”.

Según una publicación de The Wall Street Journal, la operación, identificada como Volt Typhoon, fue señalada especialmente por mantenerse latente dentro de los sistemas críticos estadounidenses, esperando ser activada por orden de Beijing. “Es solo la punta del iceberg... es uno de los muchos esfuerzos de los chinos”, explicó Wray, destacando además a Beijing como un actor que busca colocar “armas ofensivas dentro de nuestra infraestructura crítica dispuestas a atacar cuando Beijing decida que es el momento adecuado”.

El director del FBI también subrayó la importancia de no dejar de lado esta amenaza, incluso frente a otros temas urgentes de seguridad global. Esta declaración resuena especialmente en un momento en que la comunidad internacional se centra en crisis como las de Ucrania y el Medio Oriente.

Volt Typhoon es la operación china que acecha infraestructuras estadounidenses, según el director del FBI (EFE/Rob Engelaar)
Volt Typhoon es la operación china que acecha infraestructuras estadounidenses, según el director del FBI (EFE/Rob Engelaar)

La cooperación internacional ha demostrado ser un factor crítico en la respuesta a la campaña de hacking chino. Wray mencionó reuniones con homólogos de la comunidad de inteligencia Five Eyes, –que incluye a Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y el Reino Unido– para compartir estrategias de defensa cibernética. Además, ha viajado a Malasia e India para discutir la campaña de hacking de China con las autoridades en ambos países.

Por otro lado, este mes, las agencias de espionaje de Países Bajos revelaron que hackers chinos utilizaron malware para acceder a una red militar holandesa durante 2023, una divulgación rara destinada a demostrar la magnitud de la amenaza y reducir el estigma de ser objetivo para que los gobiernos aliados puedan compartir mejor conocimientos y estrategias.

Por otro lado, la sofisticación y escala de los ataques cibernéticos respaldados por China ha sido motivo de preocupación para funcionarios de Estados Unidos y aliados, con ataques amplificados ahora por herramientas de inteligencia artificial, según Wray. La traducción mediante aprendizaje automático ha ayudado a los operativos de seguridad chinos a reclutar activos más plausiblemente, robar secretos y procesar rápidamente más información de la que están recopilando.

Los ataques cibernéticos apoyados por China han incrementado en sofisticación y escala, haciendo uso de herramientas de inteligencia artificial para reforzar sus operaciones (Europa Press/ Liau Chung-Ren)
Los ataques cibernéticos apoyados por China han incrementado en sofisticación y escala, haciendo uso de herramientas de inteligencia artificial para reforzar sus operaciones (Europa Press/ Liau Chung-Ren)

“Se han construido la estrategia económica y el robo de datos personales y corporativos como un pilar de su estrategia económica y están persiguiendo con entusiasmo los avances de la IA para intentar acelerar ese proceso”, señaló el director del FBI.

En respuesta a la amenaza, Estados Unidos ha tomado acciones decisivas, como la desmantelación de una botnet de routers, principalmente de Cisco y Netgear, vulnerables por encontrarse en un estado de “fin de vida” y ya no recibir actualizaciones de seguridad. Esta operación subraya la gravedad con la que Estados Unidos está tratando la amenaza cibernética china.

El incremento en la sofisticación y escala de los ciberataques respaldados por China exacerbó las tensiones entre Estados Unidos y China, en un contexto ya complicado por acusaciones mutuas de ciberataques y espionaje vinculados al estado. Beijing niega rutinariamente estas acusaciones, mientras que la evidencia de un programa de ciberespionaje respaldado por el estado chino ha ido en aumento, acusando incluso a oficiales de las unidades de ciber del Ejército de Liberación Popular de China de robar secretos.