Estados Unidos aumenta su ayuda militar a Guyana ante las amenazas de la dictadura venezolana

El gobierno de Joe Biden se comprometió asistir al país sudamericano con la compra de nuevos aviones, helicópteros, una flota de aviones militares no tripulados y tecnología de radar

Compartir
Compartir articulo
La dictadura venezolana continúa sus amenazas contra Guyana por el Esequibo
La dictadura venezolana continúa sus amenazas contra Guyana por el Esequibo

Estados Unidos está aumentando su ayuda militar a Guyana, según confirmaron funcionarios este lunes, mientras la dictadura venezolana amenaza con apoderarse de una gran parte del territorio del país que ha reclamado durante mucho tiempo.

El gobierno de Joe Biden se ha comprometido a ayudar a Guyana a comprar nuevos aviones, helicópteros, una flota de aviones militares no tripulados y, por primera vez, tecnología de radar. Los funcionarios guyaneses no brindaron mayores detalles y declinaron decir cuánto esperan pagar.

La confirmación del plan se produjo un día después de que el viceconsejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jon Finer, y el director general para el Hemisferio Occidental, Juan González, se reunieron con las autoridades de Guyana para tratar la mejora de las capacidades de defensa.

Su visita fue el último compromiso de altos funcionarios de defensa y de la administración, incluido el Secretario de Estado Antony Blinken, para mejorar la capacidad de Guyana de defenderse de amenazas externas.

“Esta cooperación es fundamentalmente de naturaleza defensiva y se basa en nuestro deseo de que Guyana pueda defender su integridad territorial frente a cualquier posible amenaza”, declaró Finer a los periodistas a última hora del domingo.

El dictador Maduro realizó un polémico referéndum sobre el Esequibo (AP Foto/Matías Delacroix)
El dictador Maduro realizó un polémico referéndum sobre el Esequibo (AP Foto/Matías Delacroix)

Añadió que “no creemos que sea apropiado que los países hagan amenazas o contemplen públicamente el uso de la fuerza contra otro país”. Era una referencia velada a Venezuela, que acumuló un pequeño número de tropas a lo largo de su frontera oriental a finales del año pasado y amenazó con anexionarse la región de Esequibo, rica en minerales, de Guyana, tras celebrar un referéndum para aprobar la anexión.

Las tensiones entre ambos países se han enfriado tras las conversaciones mantenidas en diciembre con la mediación de Brasil y líderes caribeños. A finales de enero se celebró en Brasil una segunda ronda de conversaciones en la que participaron ministros de Asuntos Exteriores para preparar una próxima cumbre entre el dictador venezolano, Nicolás Maduro, y el presidente guyanés, Irfaan Ali.

En el punto álgido de las tensiones, el ejército estadounidense asistió a Guyana con vuelos de vigilancia, y asesores militares estuvieron presentes para ayudar al ejército guyanés, que está mal equipado y cuenta con menos de 5.000 efectivos para un país de unos 800.000 habitantes.

El presidente de Guyana dijo que su administración comprará pronto una flota de al menos cuatro helicópteros estadounidenses junto con drones, aviones de ala fija y otros equipos.

El jefe del Estado Mayor, el general de brigada Omar Khan, dijo a la agencia AP el lunes que las autoridades también comprarían sistemas de radar para mejorar el conocimiento y las capacidades de dominio aéreo y marítimo.

“Al igual que las instituciones, una capacidad no se puede comprar. Hay que construirla”, declaró.

Fotografía de un cuadro con un mapa de Venezuela al que se le añade al Esequibo, el territorio por el que Guyana y Venezuela mantienen una disputa (EFE/ Miguel Gutiérrez)
Fotografía de un cuadro con un mapa de Venezuela al que se le añade al Esequibo, el territorio por el que Guyana y Venezuela mantienen una disputa (EFE/ Miguel Gutiérrez)

Venezuela sostiene que el Esequibo, una región de 160.000 km2 rica en recursos naturales y minerales, forma parte de su territorio desde que era colonia de España y apela al acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, antes de la independencia de Guyana del Reino Unido, que sentaba bases para una solución negociada y anulaba un laudo de 1899, el cual fijó las fronteras que Georgetown pide a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ratifique.

Aunque se trata de un litigio centenario, la disputa se recrudeció en 2015 luego de que la petrolera estadounidense ExxonMobil descubriera grandes yacimientos de crudo en la zona en reclamación.

Y las tensiones se acentuaron tras la celebración de un referéndum sobre la soberanía del Esequibo el 3 de diciembre en Venezuela, que impulsó la creación de un estado formal en ese territorio, y luego con la llegada de un buque de guerra británico a aguas guyanesas, a la que Venezuela respondió movilizando más de 5.600 hombres en ejercicios militares cerca del límite en disputa.

(Con información de AP y AFP)