Bill Gates planteó un “gobierno global” para controlar los riesgos potenciales de la Inteligencia Artificial

Ante los retos que implica el desarrollo acelerado de la IA, el cofundador de Microsoft sugirió la creación de un ente que garantice su uso ético y seguro

Compartir
Compartir articulo
Un conocimiento legislativo actualizado es crucial para el manejo adecuado de la IA, sugiere Gates, quien discutió al respecto con Sam Altman, CEO de OpenAi. (REUTERS/Stephanie Lecocq)
Un conocimiento legislativo actualizado es crucial para el manejo adecuado de la IA, sugiere Gates, quien discutió al respecto con Sam Altman, CEO de OpenAi. (REUTERS/Stephanie Lecocq)

En una conversación reciente entre dos figuras claves del mundo tecnológico, Bill Gates y Sam Altman, el cofundador de Microsoft planteó la idea de un “gobierno global” como posible solución para regular el avance imparable de la inteligencia artificial (IA). Durante el podcast Unconfuse Me de Gates, se discutió acerca de la necesidad inminente de un ente regulatorio global capaz de evitar posibles abusos de la IA.

El magnate tecnológico, al dialogar con Altman, CEO de OpenAI, señaló el desafío de detener prácticas peligrosas a nivel mundial e insinuó la posibilidad de un gobierno global que aborde esta problemática.

Ambos reconocieron que los funcionarios gubernamentales de Estados Unidos han mostrado anteriormente una comprensión deficiente sobre cómo regular tecnologías emergentes como las redes sociales, por lo que subrayaron la importancia de mejorar esta educación y colaboración para prevenir que la IA se salga de control.

La experiencia con las redes sociales, según Gates, demuestra que es fundamental incluir a los políticos en esta discusión para manejar adecuadamente los efectos negativos como la polarización. A pesar de los esfuerzos pasados, expresó incertidumbre acerca de cómo actuar ante tales problemas.

Altman, en respuesta, se preguntó sobre qué nuevas regulaciones podrían ser necesarias para la IA, sugiriendo la posibilidad de que se implante un organismo global regulatorio. Comparó este planteamiento con el modelo utilizado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), argumentando que la tecnología de IA, dada su capacidad de impacto global, podría requerir una supervisión similar.

Fox Business remarcó que Bill Gates se mostró esperanzado en la idea de un gobierno global que haga frente a los peligros potenciales de la IA y destacó que, aunque cooperar en temas como el clima y el terrorismo ha demostrado ser desafiante para los gobiernos actuales, un esfuerzo conjunto podría ser crucial para la gestión de esta tecnología emergente.

El visionario tecnológico predice que la inteligencia artificial simplificará significativamente nuestras vidas en un lapso de cinco años, incidiendo positivamente en áreas como la medicina y la educación (REUTERS/Denis Balibouse)
El visionario tecnológico predice que la inteligencia artificial simplificará significativamente nuestras vidas en un lapso de cinco años, incidiendo positivamente en áreas como la medicina y la educación (REUTERS/Denis Balibouse)

Gates y su predicción sobre la inteligencia artificial

El líder tecnológico es optimista ante el futuro de la IA, pues ha previsto que esta tecnología será transformadora para todos en los próximos cinco años. En su entrevista con Fareed Zakaria de CNN, sugirió que la inteligencia artificial hará que la vida de todos sea más fácil; por ejemplo, ayudando a los médicos con su papeleo, una parte de su trabajo que por lo general no disfrutan.

Gates también enfatizó que no se necesitará mucha nueva infraestructura de hardware para acceder a la IA, ya que se podrá utilizar a través de los teléfonos o computadoras ya existentes conectadas a internet.

La promesa de mejorar sectores como la educación y la medicina con la tecnología de IA es “fantástica”, de acuerdo con Gates. Él aludió a avances como los de ChatGPT-4 de OpenAI, destacando su capacidad para leer y escribir, lo cual lo hace funcionalmente similar a un trabajador de oficina.

CNN recordó la advertencia del Fondo Monetario Internacional, que indicó que alrededor del 40% de los trabajos podrían verse afectados por el desarrollo de la IA. Sin embargo, Gates asemejó esta transición a la automatización agrícola de 1900, subrayando que a menudo el miedo inicial a la nueva tecnología se sustituye por la creación de nuevas oportunidades de empleo y un mejoramiento general de las condiciones de vida.

Estas discusiones y proyecciones subrayan la importancia crítica de un gobierno informado y actualizado en términos de regulaciones así como invertir en la comprensión y adecuada implementación de la IA para utilizarla en beneficio de la sociedad global y minimizar las disparidades que esta revolución tecnológica podría profundizar sin la intervención política adecuada.